jueves 06 de octubre de 2022
POLICIA Cocaína envenenada

El Paisa se negó a declarar, en tanto que Migraciones dispuso su expulsión del país

Joaquín Aquino, presunto sucesor de Mameluco Villalba, se negó a declarar en la causa en que se lo investiga por tráfico y comercialización de estupefacientes. Migraciones ayer le notificó que será expulsado del país.

05-02-2022 04:41

Joaquín “el Paisa” Aquino, señalado como el sucesor del narco Miguel Ángel “Mameluco” Villalba, e investigado por la procedencia de la droga adulterada que mató a 23 personas e intoxicó a más de 80 en la zona noroeste del conurbano bonaerense, ayer a la tarde se negó a declarar ante la Justicia Federal y seguirá detenido, según informaron fuentes judiciales.

El sospechoso fue indagado por el juez federal de Tres de Febrero, Juan Manuel Culotta, quien lo imputó por los delitos de “tráfico de estupefacientes, en la modalidad de comercio y tenencia con fines de comercialización, agravado por la intervención de tres o más personas organizadas para cometerlo, y tenencia ilegítima de arma de guerra”. Mientras tanto, Aquino está siendo investigado en la causa que lo involucra en la muerte de 23 personas y decenas de intoxicaciones provocadas por la ingesta de cocaína adulterada. En este caso, el expediente judicial se tramita en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 16 de San Martín. 

Por otra parte, la Dirección Nacional de Migraciones, dependiente del Ministerio del Interior que conduce Eduardo de Pedro, dispuso la expulsión del país de Aquino, quien además no podrá reingresar a la Argentina. La medida también se hizo efectiva ayer por la tarde, cuando personal de la DNM le entregó la notificación al Paisa con la que se dispuso su expulsión mientras se encontraba en la sede de la DDI La Matanza. La misma deberá ser elevada al juez de la causa.

Como se sabe, Aquino permanece detenido a disposición del juez federal de Tres de Febrero Juan Manuel Culotta, ante quien se negó a declarar ayer cuando se lo acusó de “tráfico de estupefacientes, en la modalidad de comercio y tenencia con fines de comercialización, agravado por la intervención de tres o más personas organizadas para cometerlo, y tenencia ilegítima de arma de guerra”. El acusado, que cuenta con la defensa particular del abogado Ezequiel Briceño, seguirá detenido a disposición del magistrado que interviene en la causa, mientras se resuelve su situación procesal.

Por este expediente, que se inició antes de las muertes por cocaína adulterada, también aparecen otros seis detenidos, entre ellos Aldana Benítez, la pareja de Aquino. También figuran Alberto Medina y su mujer, Mónica Altamirano, quienes serán indagados.

Todos los acusados afrontaron los mismos cargos, pero con distintos grados de responsabilidad. En el caso particular de Aquino, fue sindicado como el presunto “organizador” de la banda, según informaron fuentes cercanas a la investigación. 

En este expediente, a su vez, figura una imputada más que no quedó detenida, pero a la cual se le notificó de la formación de la causa en función de que en el allanamiento a su domicilio se encontró solo un teléfono celular. En este caso, y de acuerdo a las fuentes judiciales, los pesquisas procuraban reunir más pruebas.

En tanto, las fuentes judiciales aclararon que, más allá de las conexiones entre esta causa y la que se tramita en la Justicia ordinaria por las muertes e intoxicaciones con la cocaína adulterada, por el momento ambos expedientes seguirán por separado. Uno en el fuero federal, mientras que el otro seguirá su derrotero en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 16 de San Martín, donde se investigan las muertes de las 23 personas que consumieron la cocaína adulterada y la intoxicación masiva de más de 80.

Extradición. Una vez que Aquino fue anoticiado de su expulsión de la Argentina, la titular de Migraciones, Florencia Carignano, aseguró que desde ese organismo nacional “ya se había negado la residencia de Aquino en el país, y se lo había expulsado con la prohibición de reingresar por ocho años, aunque la medida no pudo hacerse efectiva ya que se encontraba prófugo de la Justicia”.

“La decisión del organismo migratorio se debió a que Aquino tenía condenas por tenencia ilegal de arma de guerra y por tráfico de estupefacientes en su modalidad de tenencia con fines de comercialización”, explicó la funcionaria nacional. 

Asimismo, Carignano precisó que “la Dirección Nacional de Migraciones dictó la expulsión del país y prohibió el reingreso a Joaquín Aquino, ahora de forma permanente, decisión que se hará efectiva cuando cese el interés de la Justicia sobre la persona”.

En esta Nota