miércoles 04 de agosto de 2021
POLICIA Los jovenes presos en dolores pidieron declarar
01-02-2020 01:10

"Me lo voy a llevar de trofeo", la frase de un rugbier que escuchó una testigo

La joven dijo ayer a la fiscal que uno de los imputados reventó la cabeza de Fernando contra el cordón. Nueva marcha por justicia.

01-02-2020 01:10

A medida que se conocen más detalles de la brutal agresión que sufrió Fernando Báez Sosa (18) en la puerta del boliche Le Brique de Villa Gesell el 18 de enero, más se complica la situación de los 11 rugbiers detenidos por el crimen. Ayer declaró la adolescente que intentó reanimar al joven, y aseguró que uno de los deportistas gritaba “me lo voy a llevar de trofeo”, y que después “le reventó la cabeza contra el cordón”.

T. le contó a la fiscal Verónica Zamboni que ella estaba en la puerta de la discoteca y de repente vio a dos jóvenes “enormes” que golpeaban a la víctima y a un amigo. “Se creían sarpados por pegarle a otro que no tenía reacción, sin importarles nada”, dijo, y añadió que si bien no puede dar nombres, sí puede identificarlos.

Después relató que “eran cinco o seis pegándole en el piso, diciéndole ‘negro de mierda’, ‘villero’, y luego uno gritó ‘dale, matalo’”. Fue entonces que quien estaba pateando a Fernando dice “me lo voy a llevar como trofeo, quedate tranquilo”, y “lo puso contra el cordón de la calle y le reventó la cabeza”. Agregó que ella quiso meterse pero no pudo porque “no podía pararlos, eran una máquina de golpear”.  

Crimen de Fernando Báez Sosa: cronología del caso que sacudió a Villa Gesell

Por otra parte, y tal como este medio anticipó la semana pasada, finalmente los diez detenidos por el delito de homicidio agravado por la participación de dos o más personas romperán el silencio y declararán ante Zamboni, en un importante giro que podrá responder algunos de los interrogantes que perduran, como la participación de cada uno en el episodio.

El abogado defensor de todos ellos, Hugo Tomei, confirmó que la decisión de romper el silencio está tomada y que se materializará una vez que en la causa empiecen a quedar definidas las pruebas que involucran a cada uno de ellos. Admitió que los videos comprometen a varios de sus clientes, al igual que los testimonios de los testigos que vieron el ataque, aunque a la vez pretende desacreditar los dichos de algunos de ellos. Por ejemplo, el pasado lunes se presentó de manera espontánea a la UFI Nº 6 un muchacho, denominado “testigo T”, y relató con lujo de detalles el hecho. “Brindó demasiados pormenores, es muy difícil que pueda haber visto y recordado tanto”, señaló una fuente judicial. Sin embargo, el hombre al día siguiente identificó en la rueda de reconocimiento a siete de los implicados, con los roles que tuvieron antes y después de la golpiza.

La médica que atendió a Fernando Báez Sosa: "Llegamos y había fallecido"

Lo cierto es que el pacto de silencio, definitivamente, podría verse afectado ya que no todos los rugbiers, de acuerdo con los testigos, tuvieron la misma responsabilidad. Máximo Thomsen (20) es, sin duda, el más implicado, al haber sido señalado por casi una decena de testigos como el autor de la patada mortal, y además se sumó en las últimas horas una filmación dentro de la discoteca, donde está siendo expulsado por los patovicas y, apuntando a Fernando, se pasa la mano por el cuello, en un claro gesto de muerte y venganza. Por su parte, Alejo Milanesi (20) no fue reconocido en ninguna de las ruedas, y él siempre dijo que tras ser echado del boliche fue a un local de comidas.

En tanto, el jueves los familiares de los imputados los visitaron por primera vez en la Unidad Penal 6 de Dolores, donde continuarán alojados, mientras que ayer se llevó a cabo en Capital Federal y en diferentes ciudades del país una marcha para exigir justicia.