POLICIA
Llamó al 911 y confesó el crimen

Una mujer de 33 años fue asesinada de 24 puñaladas en Berazategui: por el femicidio detuvieron a su expareja

María Luisa Belén Muñoz tenía 34 años y cuatro hijos. El imputado ya tenía una restricción de acercamiento hacia su familia dado que había sido denunciado por violencia doméstica por su propia madre.

María Luisa Belén Muñoz fue asesinada de 24 puñaladas por su pareja en Berazategui.
María Luisa Belén Muñoz fue asesinada de 24 puñaladas por su pareja en Berazategui. | CEDOC

Una mujer de 34 años y madre de cuatro hijos fue asesinada de 24 puñaladas en su casa del partido bonaerense de Berazategui. Por el femicidio detuvieron a su concubino, quien llamó él mismo a la policía para alertar sobre lo ocurrido.

El hecho se produjo este domingo por la madrugada en una vivienda situada en calles 115 y 12, donde la víctima, identificada como María Luisa Belén Muñoz, residía junto al ahora imputado, Alejandro Albornoz, de 34 años, y sus cuatro hijos. Esa casa está ubicada en la parte de atrás de un terreno, en el que también vive una de las hermanas de la víctima, en el frente.

María Luisa Belén Muñoz (33), residía junto al ahora imputado, Alejandro Albornoz (34), y sus cuatro hijos.@desaparecidaorg


Los familiares de la mujer escucharon gritos alrededor de las 4 de la madrugada, cuando la víctima regresó de la casa de su hermana.

De inmediato, fueron hasta la casa del fondo para ver qué pasaba. Al no poder entrar, intentaron comunicarse con María Luisa por teléfono. Ante la no respuesta, decidieron ubicar a su cuñado. “Ahora no puedo atenderte, se me acabó el tiempo”, escribió Albornoz quien, finalmente, terminó llamando al 911 para confesar el crimen.

 

La escena del crimen 

Cuando los policías arribaron al lugar hallaron a Muñoz muerta en la bañera, con múltiples heridas de arma blanca. En la misma casa se encontraba la hija de 12 años de la mujer.

Albornoz expresó que se había cambiado la ropa ensangrentada y la había arrojado, junto a la navaja utilizada para agredir a la mujer, en un cuarto del fondo, donde acumulaba distintos objetos. Ante esta situación, en el hombre quedó detenido, mientras que los agentes hallaron en el sitio indicado las prendas de vestir manchadas con sangre y el arma homicida.

"Un calvario constante": la trama de violencia previa al femicidio de Nancy en Parque Leloir

Los familiares de la joven asesinada refirieron que Albornoz era violento con Muñoz, pero que ella nunca lo había denunciado. De hecho, el imputado ya tenía una restricción de acercamiento hacia su propia familia, a raíz de la denuncia efectuada por su madre.

Incluso, hace tres meses, Muñoz le había pedido a su concubino que se fuera de la casa que compartían. Albornoz le pidió un tiempo: como había sido denunciado por violencia doméstica por su propia madre, el hombre no tenía adónde ir. “Aunque él la ‘psicopateaba’ con eso, ella estaba convencida de que podía manejarlo y que, tarde o temprano, se iba a terminar yendo”, explicó uno de los investigadores a Infobae.

La autopsia realizada al cuerpo de la víctima determinó que presentaba 24 heridas de arma blanca, la mayoría en la zona del tórax e, incluso, defensivas, en los miembros superiores.

Albornoz quedó alojado en una sede policial y este lunes será indagado por el fiscal Daniel Ichazo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada 1 de Berazategui, quien ya les tomó testimonial a varios de los familiares directos de la mujer, presentes al momento del crimen.