Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 15 de octubre de 2019 | Suscribite
POLICIA / Paraguay
miércoles 5 junio, 2019

Patricia Bullrich viajó a la capital narco sudamericana y cortó plantas de marihuana a machetazos

PERFIL pasó 48 horas con la ministra de seguridad de la Nación, en una travesía que incluyó un viaje en lancha por la triple frontera. Galería de fotos.

Galería de imágenes

por Cecilia Di Lodovico


Fotogalería
Patrcia Bullrich y el Presidente de Paraguay recorren plantaciones de marihuana en la ciudad de Pedro Juan caballero Foto: Pablo Cuarterolo
miércoles 5 junio, 2019

La mesa de madera brillaba. Patricia Bullrich, sentada casi al borde, se lamentaba. “¡Qué bronca!”, exclamó decepcionada cuando, desde Paraguay, confirmaban que el Fokker F-28 de la Fuerza Aérea Argentina no podría descender en la base de Pedro Juan Caballero, conocida como la capital narco de Sudamérica, debido a una intensa niebla que cubría la zona.

La espera se había extendido por varias horas en el aeropuerto de Puerto Iguazú. Y la ministra de Seguridad de Mauricio Macri no quería dar el brazo a torcer por una razón importante: era la primera vez que Argentina presenciaba un operativo de erradicación de marihuana en el país vecino, golpeado por las luchas de poder entre organizaciones crimales y la extensión hacia su territorio del temible Primeiro Comando da Capital (PCC) y del Comando Vermelho, que controlan las rutas y la producción de droga.

20190605 plantaciones de marihuana en paraguay-g pablo Cuarterolo
Bullrich en el avión, rumbo a Paraguay.

El destino elegido para inaugurar la cooperación argentina en Paraguay es área más fértil para el cultivo de marihuana. Pedro Juan Caballero está ubicada en el departamento de Amambay. Es la zona más alta del país, conocida como “la terraza”, donde el sol puede dar calor a las cientos de hectáreas sembradas.

“Es la zona de mayor homicidios de Paraguay. Eleva la tasa de 3 a 7 cada 100 mil habitantes”, destacó Bullirch durante una entrevista que dio en pleno vuelo en el trayecto desde Buenos Aires a Misiones, antes de que la misión se viera comprometida por el mal clima.

Es la zona de mayor homicidios de Paraguay. Eleva la tasa de 3 a 7 cada 100 mil habitantes, destacó Bullirch

En ese mano a mano, de unos 15 minutos, la funcionaria contó que Gendarmería fue la fuerza elegida para colaborar con la Secretaría Nacional Antidrogas (SENAD) en suelo paraguayo; y que al trabajo conjunto, en el que también participa Brasil, se sumará el Inta (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria), para estudiar qué tipo de cultivo podría reemplazar a la marihuana; y la Conae (Comisión Nacional de Actividades Espaciales), para determinar con exactitud cuál el número de zonas cultivadas a través de imágenes satelitales.

Bullrich, además, aprovechó para anunciar otro operativo en octubre en la zona frente a la frontera con Formosa y Corrientes, un nuevo sector explotado por los narcos paraguayos y brasileros.

Para la ministra es importante que  Argentina pueda preservar la fortaleza de las instituciones en las ciudades fronterizas para evitar la propagación de la violencia. "En nuestro país, funcionan", asegura. También cree que es vital que las organizaciones se corten desde la raíz: allí donde se cultiva, de allí la importancia del viaje a Paraguay.

“Los capitalistas están del otro lado de la frontera”, aseguró, a la vez que destaca la impronta regional de los procedimientos llevado a cabo por las tres naciones (Argentina, Brasil y Paraguay) sin la intervención de otros organismos extranjeros como la DEA, que sí participa en investigaciones del GOC (Grupo Operativo Conjunto) NOA y NEA, el cuerpo especial que reúne a fuerzas de seguridad federales, provinciales y la agencia antridrogas norteamericana, con la articulación de la justicia federal y provincial.

Cómo es el trabajo de los jornaleros de la droga en el centro narco de Sudamérica

Para los funcionarios paraguayos, incluso para quienes erradican con sus manos las plantas, el acercamiento es fundamental y una señal política fuerte.

La misión cumpliría otro anhelo: reforzar los lazos entre países en el Mercosur. El vinculo con Paraguay había quedado dañado cuando Argentina votó por expulsar a ese país de la entidad. Cuando Bullrich asumió en el Ministerio la cooperación en materia de seguridad entre ambas naciones era nula, no sólo por ese sino también por otros motivos relacionados a problemas de confianza en el interior de la Policía Nacional y el SENAD que parecen haberse despejado.

20190605 plantaciones de marihuana en paraguay-g pablo Cuarterolo
La Ministra regresó a la Triple Frontera.

Con la convicción de que la actividad se había suspendido, la comitiva oficial regresó al avión que esperaba en la pista para la vuelta a Buenos Aires. Pero a Bullrich le había quedado una frase retumbando en la cabeza: “Estamos a su disposición”, había afirmado el hombre que había cancelado el operativo. Con el motor de la aeronave encendido, la funcionaria exclamó: “Nos quedamos”.

Del otro lado, aunque sin el ministro brasilero Sergio Moro en la cumbre, el presidente paraguayo Mario Abdo Benitez, se entusiasmaba con la visita de la argentina, quien estaba acompañada por el Secretario de Seguridad Eugenio Burzaco y el jefe de gabinete del Ministerio de la Seguridad Interior Gerardo Milman.

Bullrich apuntó contra "peruanos, paraguayos y bolivianos" por el narcotráfico

Vía conversaciones con el Director de Cooperación Internacional, Gastón Schulmeister, las autoridades paraguayas aceptaron la propuesta de la jefa de la cartera de seguridad argentina. No eran las cuatro de la tarde del lunes 3 de junio, cuando la comitiva era trasladada a un hotel de Puerto Iguazú. Bullrich no perdió el tiempo. Dio 30 minutos para dejar pertenencias y alistarse hacia nuevo destino: la triple frontera.

Una lancha de Prefectura la esperaban en el Paraná. Navegando por el curso de agua que divide a las tres naciones, explicó que la zona frente a Ciudad del Este era la más peligrosa, en ese lugar los prefectos se enfrentaron a tiros con contrabandistas. También señaló los rastros de “los piques” en la vegetación. Se trata de una modalidad en la que los contrabandistas, con la carga al hombro, descienden de los botes (calculan que tardan 1 minutos 20 segundos en cruzar de orilla a orilla) y emprenden una carrera corta por las colinas de la costa argentina.

Al dejar la embarcación, el próximo paso ya estaba previsto: la garganta del Diablo. El Parque Nacional, ya cerrado, se abrió para la ministra, que caminó por las pasarelas hasta llegar al torrente de agua, con mayor caudal que de costumbre. De noche, el espectáculo sigue siendo único. El cielo estrellado anunciaba el buen clima del día siguiente.

Cómo es el cruce masivo de bagayeros con mercadería ilegal en la frontera

Finalmente, el avión de la Fuerza Aérea despegó rumbo a Pedro Juan Caballero cerca de las 11 de la mañana. En la plataforma, un impresionante despliegue del gobierno paraguayo —que incluyó helicópteros de Gendarmería, la fuerza comandada por Gerardo Otero— recibió a Bullrich. El operativo “Nueva alianza” estaba en marcha.

En tierra, el Ministro de la SENAD y ex fiscal anticorrupción Arnaldo Giuzzo le obsequió una campera de la institución que Bullrich no se sacó desde ese momento. Luego, llegó Abdo y su ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor.

Los funcionarios sobrevolaron sobre plantaciones de 90 hectáreas, ubicada a unos ocho kilómetros de la ruta, que efectivos de la SENAD ya arrancaban a machetazos desde el domingo pasado.

Cuando las fuerzas de seguridad llegan a pie, generalmente tras la denuncia de los dueños de las estancias-reservas naturales, ya no encuentran a “los marihuaneros”, campesinos que ganan 20 dólares por día y viven de manera muy precaria en las plantaciones hasta que terminan el proceso de prensado para entregar la producción a los financistas del terreno.

20190605 plantaciones de marihuana en paraguay-g pablo Cuarterolo
Los helicópteros sobrevolaron sobre las plantaciones de marihuana.

Los campesinos que cultivan la droga no están armados, generalmente, y abandonan todas sus pertenencias en los campamentos para escapar de una condena de entre 10 y 25 años de prisión, la misma cantidad que se le da a los líderes de los grupos narcos. Se estima que se produce tres toneladas de droga por hectárea. El 80 por ciento de esa producción va a Brasil, el resto baja hacia Argentina.

Uno por uno, los helicópteros descendieron sobre claros de las plantaciones. Bullrich caminó sobre el suelo rojo y fértil de la cordillera de Amambay, donde los marihuaneros desmalezan y cortan árboles en “zonas inaccesibles” —aunque no lo son tanto— para cultivar la droga. El jefe del procedimiento y ministro de la SENAD, Oscar Chamorro, le mostró el proceso del cultivo y cómo llevan a cabo la erradicación. El fuego no es necesario, una vez que la planta cae al piso, muere.

Tras la demostración, las aeronaves regresaron para llevar a la argentina y su comitiva a la plataforma donde esperaba el comandante del Fokker.

Se estima que se produce tres toneladas de droga por hectárea. El 80 por ciento de esa producción va a Brasil, el resto baja hacia Argentina.

Durante la travesía, la ministra se mostró más relajada que de costumbre. Recomendó “Leal”, una serie documental de Netflix sobre la transformación de la SENAD, y reveló que comenzó a ver Chernobyl, el nuevo tanque de HBO.

“Se siguen riendo de los pantalones. Me los dio prefectura”, recuerda con gracia la ministra sobre esa primera incursión a la triple frontera en la que estuvo presente PERFIL, tres años atrás, cuando comenzaba su gestión en un territorio desconocido por los ministros que la antecedieron.

La ministra no esquivó preguntas: mantiene su postura ante las críticas por la “doctrina Chocobar” y no le molesta la comparación con Jair Bolsonaro. “Nosotros llegamos dos años antes”, dice. Sobre el vínculo con falso espía Marcelo D´Alessio también se mantiene firme: lo niega.

20190605 plantaciones de marihuana en paraguay-g pablo Cuarterolo

Bullrich cree que la mejor campaña no son los discursos, sino la gestión. Una semana atrás, presenció junto a Sergio Moro, ministro de Justicia y Seguridad brasilero, la consagración de River en el Monumental. Quería mostrar in situ el funcionamiento de Tribuna Segura. Pese a que el brasilero es hincha de Athletico Paranaense, se quedaron hasta el final del encuentro.

Al día siguiente, lo llevó a la villa Carlos Gardel, donde el ex juez se interesó por “Barrios Seguros”, otro dispositivo del Ministerio que entusiasmó al brasilero, incluso, sacó fotos de la experiencia con su propio celular y pidió detalles del programa. Ese mediodía, habían firmado un convenido por la seguridad en la Copa América, que tiene un trasfondo de cooperación más ambicioso.

La Ministra no para: mientras esta nota era publicada, viajó a Tucumán donde la esperaba el secretario del Gestión Federal de la Seguridad, Enrique Thomas. Aunque asegura que nadie en la Casa Rosada le ofreció la vicepresidencia, su nombre es medido por las encuestadoras como compañera de fórmula presidencial.

Aunque el escenario es incierto para Cambiemos, el nombre de Bulrrich está en danza. Y ella, baila: su foto con el presidente de Paraguay, durante una incursión contra el narcotráfico, una de las banderas de la gestión, le llegó a Macri.

CD/FF


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4783

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.