7th de March de 2021
POLICIA El prontuario delictivo
12-05-2020 17:30

Salió del penal de Devoto por el coronavirus y 15 días después cayó en un tiroteo

Tiene 41 años y estaba cumpliendo una condena por “robo agravado”.  Dos días después del motín salió de la cárcel con arresto domiciliario y este lunes lo detuvieron en Villa Fiorito.

12-05-2020 17:30

Fue uno de los primeros detenidos que consiguió salir de la cárcel de Villa Devoto después del violento motín del viernes 24 de abril. Pero también el primero en volver a caer. Es que 15 días después de haber sido beneficiado con arresto domiciliario volvieron a detenerlo en una persecución por un robo en Lomas de Zamora en la que terminó herido de tres disparos.

Cristian Gustavo Gatti (41) figuraba en el listado de los 320 detenidos que habían conseguido salir de las cárceles federales hasta el 30 de abril pasado. En su caso, porque tiene hepatitis C y formaba parte de los grupos de riesgo. Sin embargo, no respetó las condiciones impuestas para no regresar a prisión.

Según fuentes policiales, Gatti dejó el penal el domingo 26 de abril para continuar el proceso bajo "sistema electrónico" en el marco de la causa 12584/10, que está a cargo del Juzgado de Ejecución Penal Nº1 de la ciudad de Buenos Aires.

Devoto y Corrientes, las cárceles con más casos de Covid-19 en todo el país

El recluso que participó del motín cuenta con un extenso prontuario que solo una situación excepcional, como la que se generó a partir de la pandemia del coronavirus, le permitió obtener una salida anticipada.

Su primera detención se remonta a enero de 2001, cuando tenía 22 años. Siete años después vuelve a caer por "portación de arma de fuego" y en julio del año siguiente lo arrestan nuevamente por "desobediencia".

En 2010 llega a juicio por el delito de "robo agravado", en complicidad con otro delincuente. En el debate, Gatti niega los cargos y asegura haber sido víctima de una persecución policial. "Me sacaron fotos y pidieron dinero, y por no tener plata es que ahora estoy imputado en esta causa", declara.

Su abogado alega que "nunca le secuestraron nada y que las únicas pruebas que existen son reconocimientos positivos y dichos de los damnificados". Sin embargo, lo terminan condenando a seis años de prisión como "coautor". En el medio sumó otro proceso. 

Los voceros dijeron que hace 15 días el acusado regresó a su casa de Villa Fiorito. Allí debía permanecer hasta que terminara la emergencia sanitaria. Pero este lunes no solo violó la norma impuesta, sino que además participó de un robo que derivó en una persecución y un enfrentamiento armado.

Un violador que tenía domiciliaria está preso de nuevo, pero por "su propia seguridad"

Gatti, con la ayuda de un cómplice, habría intervenido en el robo a una casa del centro de Lomas de Zamora. Con la ayuda de las cámaras de seguridad del municipio, los investigadores lograron identificar el auto en el que escaparon los autores: era un Renault Clio color azul.  

Un grupo de efectivos que participaba de un operativo de rastrillaje por la zona logró ubicar el coche. Pero apenas le dieron la voz de alto, uno de los ocupantes comenzó a disparar.

Cuando estaban a seis cuadras del domicilio de Gatti, chocaron con un poste y fueron interceptados por los móviles del Comando de Patrullas de Lomas de Zamora. 

En las calles Ayolas y Francisco de Morazán, de Villa Fiorito, se produjo un fuerte tiroteo. Gatti terminó en el piso con tres impactos de bala: uno en el abdomen, otro en el glúteo y el tercero en la pierna.

Las fuentes precisaron que fue trasladado de urgencia al Hospital Gandolfo, donde se encuentra alojado fuera de peligro. Su próximo destino volverá a ser la cárcel.

En esta Nota