Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 16 de noviembre de 2019 | Suscribite
POLITICA / Conmemoración
lunes 21 octubre, 2019

Abuelas y nietos en busca del derecho a la identidad

Este 22 de octubre se celebra el Día Nacional del Derecho a la Identidad. La lucha de Madres y Abuelas y los testimonios de nietos recuperados.

Galería de imágenes

Clara Fernández Tasende y Eugenia Trubbo Faugas.


Fotogalería
Abuelas de Plaza de Mayo Foto: Cedoc

“Pasaron más de 40 años y todavía no hemos podido encontrar a ninguno de nuestros hijos. Pensamos que ya no están, que los mataron”, dijo a PERFIL Buscarita Roa, tesorera de la Asociación Civil Abuelas de Plaza de Mayo, quien recuperó a su nieta Claudia Poblete Hlaczik en el año 2000, pero continúa en la búsqueda de su hijo José Poblete y su nuera Gertrudis Hlaczik.

Su lucha, como de las tantas otras madres y abuelas de Plaza de Mayo quedó registrada hace 15 años cuando se determinó que el 22 de octubre fuera fijado como el "Día Nacional del Derecho a la Identidad".

Buscarita Roa, aún habiendo vivido dos golpes de Estado (en Chile y Argentina), explicó que “el caso de Argentina es único, dado que aquí los niños nacían en cautiverio para luego ser regalados como si fueran ´perritos o gatitos´”. También, habló sobre el momento en que su nieta recobró su identidad: “Hicimos un archivo biográfico que es básicamente una caja donde cada madre guardó recuerdos de sus hijos, imágenes y objetos personales, para que cuando los nietos llegaran a esta vida nueva, pudieran ver cómo vivieron sus padres” y agregó: “Cuando se les entrega la caja se ponen a llorar y se la guardan para siempre. Ahí se nota el amor de la sangre”.

Abuelas de Plaza de Mayo
Buscarita Roa

En cuanto a su nieta Claudia, quien recobró su verdadera identidad a los 21 años, Buscarita afirmó que actualmente tienen una relación muy cercana, pero que no siempre fue así: “Para ella fue muy traumático. Al principio no quiso saber nada porque no estaba preparada para escuchar una cosa así. La esperé para que pudiera procesar todo”, declaró Roa.

A lo largo de todos estos años, el trabajo de las Abuelas ha sido notable. Hasta el día de hoy, pudieron devolverles su verdadera identidad a 128 nietos, aunque todavía quedan más de 300 que están desaparecidos que fueron apropiados entre 1976 y 1983.  

Cómo se formaliza un encuentro si se duda del origen de la identidad

La Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad, junto con la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, se crearon para quienes deseen acercarse si dudan del origen de su propia identidad, o para proporcionar información en forma de denuncia anónima sobre otras personas.

“Una persona puede concurrir a CONADI o a Abuelas si tiene dudas o certezas acerca de su identidad , y ese es motivo suficiente para que tomemos el caso, se abra un legajo y recopilemos información sobre esa persona”, explica Manuel Gonçalves Granada, integrante de la comisión directiva de CONADI y nieto restituido en 1997.

Es importante saber que, al ser un organismo del Estado Nacional, esta ayuda no representa ningún costo económico para quien busca información, y tampoco es necesario acudir con cita previa.

“Una vez que la persona se presentó, comenzamos a investigar, pedimos documentación a otros organismos públicos, privados, municipales y provinciales, como el libro de parto del lugar donde dice que nació, para que nos ayuden a corroborar si hay pruebas claras o indicios de haber sufrido sustitución de identidad”, aseveró.

Cuenta además que, si con esa documentación obtenida llegasen a quedar dudas de confirmación, tendrán que ordenarle al Banco Nacional de Datos Genéticos que se le tome una muestra de sangre al denunciante para que se analice y poder chequear si efectivamente tiene relación o no con las familias que están esperando encontrar a un familiar.

El Banco Nacional de Datos Genéticos, que realiza análisis a aproximadamente 100 jóvenes por mes, toma muestras de personas enviadas tanto por la CONADI, como por la Justicia. “Estadísticamente es muy bajo el número de los que dan positivo. Este año se identificaron dos personas, pero ha habido años en los que fueron 9 o 10”, aseguró Mariana Herrera Piñero, Directora General Técnica del BNDG.

Investigar con identidad propia

Historias de vida

“Me dieron la noticia a mis 20 años. La confirmación de tu origen biológico es algo muy movilizante porque no conoces a tu verdadera familia ni el lugar donde te tendrías que haber criado”, expresó y agregó: “Aunque sea dolorosa, siempre es mejor la verdad porque sentís que como persona por primera vez estás eligiendo, por tu nombre, tu identidad. Antes no decidía nada”, cuenta Manuel Gonçalves Granada.

Abuelas de Plaza de Mayo
Manuel Gonçalves Granada.

“Mi heroína fue mi abuela Matilde Pérez de Gonçalves, la primera persona de la familia a quien conocí. Ese día, fui hasta su departamento en Caballito, vivía en el 4B. Me quedé expectante mientras esperaba a que la puerta del ascensor se abriera y yo mismo decía ´no quiero olvidarme nunca de este momento´. Me acuerdo de todos los detalles como si hubiese sido ayer. Tenía todo, peticita, gordita, con pecas, pelo blanco y cuando nos saludamos, me tocó la cara con las dos manos, nos dimos un beso y un abrazo muy largo”. “Toda mi vida está basada en la lucha de las mujeres, mi abuela me buscó incansablemente durante 20 años, y mi mamá que me cuidó hasta el último momento y me parió en las peores condiciones antes de que la asesinaran. No concibo la discusión sobre qué rol o lugar deben tener las mujeres, porque son quienes sostienen este mundo y en mi caso, los pilares fundamentales que hicieron que hoy pueda tener esta vida”, concluyó.

Hoy siento que estoy más cerca de quien debería haber sido, dijo Manuel Gonçalves Granada

Guillermo Pérez Roisinblit es nieto de la vicepresidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Rosa Roisinblit, y padre de tres pequeños. Su hija del medio, confesó Guillermo, cuando crezca quiere “buscar nietos como las Abuelas”.

“En el momento en que me enteré tenía 21 años y, desde lo político, social, cultural y económico, Argentina era un país totalmente distinto. No había un pilar de políticas de Estado en cuanto a los derechos humanos, las penas no se habían modificado, es por eso que a mi apropiador le dieron tan pocos años”, recordó.

Guillermo Perez Roisinblit
Guillermo Pérez Roisinblit

No olvida el día que su apropiador le confesó que era hijo de militantes montoneros y que había sido partícipe del secuestro de sus padres. “Después no quería festejar mi cumpleaños, porque para mí significaba como una sentencia de muerte para mi mamá. Hoy estoy a 19 años de distancia del momento cero, pero no es fácil enterarte que tus padres te mintieron”

“Hoy siento que estoy más cerca de quien debería haber sido y cuento mi historia porque quiero que se difunda y si alguno tiene dudas que se acerque, el fin justifica los miedos. Una vez fui a un asado con mis primos y en un momento dicen ´tenes la misma risa que tu papá´ y sin saberlo, me regalaron algo muy importante y ahora cada vez que río, mi papá se ríe conmigo”, finalizó.

*Si naciste entre 1975 y 1980, y tenes dudas sobre tu origen, comunicarse con https://www.argentina.gob.ar/derechoshumanos/conadi o dirigirse a la Asociación Civil Abuelas de Plaza de Mayo (Virrey Cevallos 592 – PB1 / Capital Federal).

FeL

 


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4815

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.