lunes 17 de febrero de 2020 | Suscribite
POLITICA / pacto social
sábado 28 diciembre, 2019

Alberto busca un blindaje para negociar la deuda sin conflictos

El Presidente firmó este viernes un compromiso con empresarios, sindicalistas y movimientos sociales. El hambre volvió a estar en el centro del discurso.

por Rosario Ayerdi

El Presidente firmó ayer un compromiso con empresarios, sindicalistas y movimientos sociales. El hambre volvió a estar en el centro del discurso. Foto: Presidencia
sábado 28 diciembre, 2019

Con una foto en la Casa Rosada y la firma de un documento, Alberto Fernández busca que sindicalistas, empresarios y referentes de movimientos sociales queden inmortalizados y sean garantes de los meses difíciles que, el Presidente asegura, vendrán y una renegociación de la deuda que vislumbra y advierte dura.

Diez días atrás, las centrales sindicales habían llegado al Gobierno por primera vez desde la asunción de Alberto Fernández. “Después de ese encuentro trascendió que habíamos acordado el aumento de una suma fija para privados, pero la discusión y el anuncio que nos hicieron días atrás es que así como estaba la deuda no la íbamos a pagar, nos dijeron que iban a armar un documento y necesitaban que los apoyemos. Hoy se rubricó eso, el apoyo a una renegociación de la deuda”, dijo uno de los sindicalistas presentes ayer en el encuentro al salir de Balcarce 50. Alberto busca un blindaje para lo que vendrá.

“La voluntad de pago requiere condiciones compatibles con la atención de la deuda social y el crecimiento de la economía, en el marco de una ética pública de las prioridades que ponga a la dignidad humana por encima de cualquier otro interés. Sin ello, sería imposible cumplir con las obligaciones que asuma el país”, dice el texto sobre la deuda y detalla: “Expresamos nuestra confianza y respaldo a la gestión que ante los acreedores privados y organismos internacionales realizará el nuevo gobierno argentino”.

Aval empresario acotado a pymes y con un G6 diluido

En la mesa, por el lado empresario estuvieron Miguel Acevedo (Unión Industrial Argentina) y Alberto Grimoldi (Cámara de Comercio), entre otros. Entre los sindicalistas presentes estuvieron Héctor Daer y Carlos Acuña (CGT), Hugo Moyano (Camioneros), Antonio Caló (UOM), Sergio Palazzo (Bancarios), Hugo Yasky (CTA de los Trabajadores), Ricardo Peidró y Hugo Godoy (CTA Autónoma). Por parte de los movimientos sociales asistieron Esteban “Gringo” Castro y Gildo Onorato, en representación de los Trabajadores de la Economía Popular; Silvia Saravia (de Barrios de Pie) y Dina Sánchez (Frente Darío Santillán).

Para muchos de ellos fue la primera vez en la Casa Rosada. “Yo valoro mucho esta mesa porque en ella están sentados los actores de la Argentina, los que trabajan, los que invierten y producen y los que gobernamos. Y así van a ser los cuatro años que vienen, trabajando juntos y decidiendo juntos”, les dijo Fernández en el salón “Eva Perón”.

Antes de cederles la palabra a los invitados, el Presidente agregó: “Estamos en un país que lleva dos años consecutivos de caída del consumo y más de veinte meses de caída de la actividad industrial, y esto hay que revertirlo rápidamente”. Más de veinte dirigentes quisieron hablar. Los primeros fueron Daer, Acevedo y Yasky. También hizo un breve discurso Hugo Moyano.

Pese a la ausencia del campo, Fernández agradeció a Coninagro y la Federación Agraria por emitir comunicados en apoyo.

Consejo Económico. El documento que firmaron ayer los distintos sectores pide fijar “consensos de largo plazo, que vayan más allá de un período presidencial con instrumentos precisos, factibles y coordinados para el logro de metas definidas”. Y agrega: “Por ello, coincidimos en la necesidad de poner en marcha un Consejo Económico y Social, que procese esos acuerdos en debates multisectoriales e informados, con tiempos de maduración acordes a su complejidad”. El objetivo del Gobierno es tratar su creación en el Congreso en sesiones extraordinarias.

Alberto Fernández: "Si ajustar es ordenar las cuentas públicas, estamos haciendo un ajuste"

“Somos conscientes del efecto devastador de la inflación sobre el salario, la inversión productiva y, en general, la tranquilidad de nuestros hogares”, señala el texto de cuatro páginas y por ello “el reordenamiento fiscal y monetario que el Estado se ha comprometido a llevar adelante, se debe reforzar en su efectividad con el curso de conductas sectoriales responsables, en especial en lograr la estabilidad de precios”.

Asimismo, se coincidió en “la importancia de crear más empleos de calidad y erradicar la precariedad, alentar la inversión productiva y las exportaciones de valor agregado, facilitar el acceso al crédito bancario para la vivienda y la producción, promover a las Pymes, mejorar la competitividad de la economía, alentar una integración con el Mercosur y el mundo, y vincular la ciencia con la creación de valor”, entre otras metas.

Al finalizar el encuentro, a Fernández le costó tanto dejar el salón como en algunos actos de campaña. Hubo pedidos de selfies de empresarios, sindicalistas y referentes de movimientos sociales, abrazos y hasta lágrimas de quienes le pidieron que ésta sea la primera de muchas reuniones. “Las decisiones se toman escuchando y eso es lo que voy a hacer”, prometió Fernández.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4908

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.