martes 24 de mayo de 2022
POLITICA discusión interna
12-03-2022 00:33

Alberto F pedía un gesto de Máximo K y ahora ninguno de los dos cree en una reconciliación

El Presidente esperó hasta último momento que el diputado se abstenga o se ausente, pero finalmente votó en contra. El vínculo está deteriorado y en el kirchnerismo también apuntan al ministro de Economía, Martín Guzmán.

12-03-2022 00:33

Alberto Fernández siguió la sesión de la Cámara de Diputados durante toda la madrugada desde la Quinta de Olivos. Admite que el desenlace era previsible, pero esperó hasta el final un gesto distinto. Ese guiño nunca llegó y Máximo Kirchner finalmente votó en contra del proyecto que contiene el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. El vínculo entre el Presidente y el diputado viene deteriorado desde hace tiempo y parece ya no haber punto de retorno.

Las conversaciones existieron y los pocos dirigentes que llegaron a hablar con Máximo Kirchner en los últimos días aseguraban que el legislador había aceptado una negociación que significara posibles abstenciones y ausencias de La Cámpora. Incluso, la diputada por la Ciudad, Paula Penacca (responde a la agrupación juvenil) era parte del reducido grupo oficialista que se ocupó de juntar y contar votos. Cumplió con su tarea y se la fue transmitiendo a Sergio Massa, pero al momento de votar, ella también lo hizo en contra.

En la hoja de cálculo que manejaron en el oficialismo y contenía los votos de los 257 diputados nunca rellenaron los casilleros de los camporistas. Iban a ser los últimos en ser completados y dependía de los votos que necesitarían para aprobar el acuerdo. El apoyo de la oposición le liberó el camino al presidente del PJ bonaerense, quien finalmente no debió prestar su fuerza.

No hubo ningún gesto, ni de Máximo Kirchner ni de sus dirigentes. Los diputados estuvieron presentes durante la votación y, al igual que su líder, rechazaron el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo.

Alberto Fernández y Sergio Massa celebraron los 202 votos conseguidos aunque solo 77 respondieron al oficialismo. “Massa le sacó la ley más importante al gobierno de Alberto”, decían casi sin dormir desde el Frente Renovador. Ahora la alianza deberá reconfigurarse.

“Aunque después de la renuncia de Máximo Kirchner a la presidencia del bloque era previsible el desenlace, hasta el final se esperó un gesto distinto”, fue la evaluación que se hizo en el avión que trasladó al Presidente a Chile para la asunción de Gabriel Boric.

El diputado se muestra molesto porque nunca vio el plan detallado de Guzmán

El Presidente entiende que el vínculo está deteriorado, pero esperaba “un compromiso mayor con los desafíos que tenemos como país y gobierno”.

Una vez más, Fernández usó las redes sociales para marcar su descontento. Esta vez, compartió en Twitter un mensaje  del periodista Bruno Bimbi en el que criticó a quienes votaron en contra. “De algo no tengo dudas: si Néstor Kirchner estuviera vivo y fuera diputado, anoche habría votado sí”, fue la frase que el Jefe de Estado resaltó.

Fernández no llega a entender los últimos movimientos de Máximo K, quien en los primeros meses de Gobierno se había mostrado moderado y hasta conciliador cuando el vínculo con la vicepresidenta se alteraba. Varias veces el diputado se tuvo que trasladar desde Olivos a Recoleta y desde Recoleta a Olivos para mediar entre la fórmula que llegó a la presidencia en 2019.

El diputado no cree que su posición haya sido inesperada. Planteó su rechazo en la carta de renuncia al titular del bloque y, desde entonces se mantuvo en silencio. El diputado habló varias veces con el ministro de Economía, pero asegura que nunca le había mostrado el verdadero acuerdo que estaba cerrando. Máximo y Cristina Kirchner coinciden en que nunca vieron el plan en detalle hasta que se hizo público.

Acá entra el juego el Presidente: “Alberto Fernández nunca llamó a Cristina para consultarla sobre el acuerdo”, repiten en el despacho de la vicepresidenta. Las críticas a la negociación también tienen que ver con que Guzmán “nunca pidió formalmente al Fondo lo que nosotros pedíamos”.  

El ministro de Economía sabe que ya no cuenta con el aval del kirchnerismo en el Gobierno. Fue uno de los pocos que llegó a hablar a solas con la vicepresidenta. No son muchos los funcionarios que Cristina Kirchner recibe en su casa y Guzmán fue uno de ellos. Pero hay más: el funcionario cree que el otro socio de la alianza también lo mira con desconfianza. Se trata de Sergio Massa, quien le puso sus tiempos al proyecto y fue el encargado de avanzar en los cambios. En cambio, Alberto Fernández lo sostiene y elogia.

Recinto. Máximo Kirchner no negoció su voto, pero acordó con Sergio Massa que esta vez no habría discursos en el recinto. Ni él ni ninguno de sus diputados apuntarían a la oposición que horas antes había comprometido sus votos a cambio de modificaciones al proyecto, pero tampoco podría haber discursos en contra del proyecto. Sin embargo, minutos después de la votación, los legisladores que votaron en contra emitieron un duro comunicado.

En un documento de 15 páginas, los legisladores apuntaron a la gestión de Mauricio Macri y a la actual negociación. “Resulta completamente desatinado aplicar un plan de ajuste en las actuales circunstancias del país”, es una de las duras conclusiones contra el programa que presentó el Ejecutivo en las planillas anexas.

Sobre los próximos dos años de gobierno y la negociación con el FMI, los diputados advierten que “la aplicación de las políticas del presente acuerdo no solo no van a solucionar ninguno de los problemas estructurales de la economía bimonetaria argentina, (sino que) los van a agravar”.

El Presidente usó las redes sociales para expresar su molestia por el voto en contra

Los diputados dejan en claro que no estaban dispuestos a ir al default y aclaran que “el problema no es firmar con el FMI” porque: “Está claro que si tenemos una deuda con el Fondo Monetario Internacional, tenemos que firmar un acuerdo con ese organismo”. “El problema, entonces, no es firmar. El problema es qué se firma”, resaltan.

Sobre quién va a pagar la deuda también detallan: “el reconocimiento de deuda obliga a abordar el tema más importante: quién va a pagar esta deuda contraída en forma tan irregular cuando, además, buena parte de la misma, fue fugada del país”.