viernes 17 de septiembre de 2021
POLITICA Desde Twitter
26-08-2020 10:00

Alberto Fernández le respondió a Duhalde a través de Vilma Ibarra: "El Gobierno está firme y atento"

El presidente replicó así a las declaraciones del exmandatario sobre la posibilidad de que no haya elecciones en 2021 por un "golpe de Estado".

26-08-2020 10:00

Las declaraciones de Eduardo Duhalde sobre el posible "golpe de Estado" sumó repudios y rechazos de todo el arco político aunque, hasta el momento, faltaba la palabra de Alberto Fernández. Si bien el Presidente no respondió de manera directa, utilizó sus redes sociales para compartir un mensaje de la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, quien resaltó: "El Gobierno está firme y atento".

"'Esto va a estallar'. 'Vamos a una guerra civil'. 'Habrá golpe de Estado'. Sólo quieren condicionarnos, arrancar concesiones y reducir derechos. El Gobierno, junto a los argentinos y las argentinas, está firme y atento para impedir que achiquen nuestra democracia", publicó en su cuenta de Twitter Ibarra, quien recibió el retuit del Presidente.

Durante una entrevista en el programa Animales Sueltos, Duhalde advirtió que Argentina va rumbo "a un escenario peor al de 2001" y que podría no haber comicios. "Es ridículo pensar que el año que viene va haber elecciones, porque Argentina es la campeona de la dictaduras militares. Nadie puede ignorar que el militarismo se está poniendo de pie nuevamente en América Latina", agregó el exmandatario y referente peronista. 

Rogelio Frigerio: "Estamos cerca del 'que se vayan todos'"

"Tengo una convicción que no va haber elecciones. Cuántas veces se cayó el sistema. Por supuesto se puede caer el sistema y por supuesto que Argentina puede tener un golpe. No digo que Alberto Fernández tenga un golpe, no personalicemos", insistió y agregó: "Argentina corre ese riesgo porque esto es un desastre tan grande que la gente se va a revelar con todo esto. Esta es la más compleja de las presidencia que tuvimos. Se puede generar un peor clima al que se vayan todos".

Luego de que sus dichos fueran repudiados por el oficialismo y la oposición, y de que incluso periodistas y dirigentes cuestionaran su estado de salud, el exmandatario ratificó sus dichos y advirtió que, de mantenerse la crisis económica y social podría llegar "una anarquía con olor a sangre". Luego reconoció que "en medio de la pandemia nuestra psiquis está alterada. Los dirigentes en general hacen declaraciones que nunca las hicieron". Y afirmó que "uno habla y después naturalmente y razonablemente toman de lo que uno habló un pedacito".

 

DR/FF