lunes 18 de octubre de 2021
POLITICA Deuda con el FMI
01-03-2021 22:04
01-03-2021 22:04

Prat-Gay, Sandleris y Lacunza se defendieron de las acusaciones de Alberto Fernández

Los exfuncionarios macristas aseguraron que "el ritmo de endeudamiento actual" es mayor que en el Gobierno de Cambiemos.

01-03-2021 22:04

El anuncio del presidente Alberto Fernández en la Asamblea Legislativa de que iniciarán una querella criminal por la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) contraída por el gobierno de Mauricio Macri generó indignación en los exfuncionarios de Cambiemos que salieron al cruce de la denuncia.

Tras las acusaciones del mandatario nacional, tres importantes exfuncionarios del área económica del gobierno anterior salieron a defenderse. Se trata de los ex ministros de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, que estuvo en los primeros dos años de gobierno, y Hernán Lacunza, que condujo la cartera en los últimos meses, y el ex presidente del Banco Central durante el último año y medio del mandato macrista, Guido Sandleris. Los economistas aseguraron que el ritmo de endeudamiento en el primer año de Alberto Fernández es mayor que en el Gobierno de Cambiemos.

En diálogo con TN, Alfonso Prat-Gay manifestó: "Es extraordinario que Alberto haya hablado del gobierno endeudador de Macri al lado de Cristina Kirchner". "Esta querella hay que ponerla en términos de lo que está pasando ahora.. la deuda del Banco Central aumentó 17 mil millones de dólares.. podría empezar por casa. El ritmo de endeudamiento en mayor que el anterior", dijo.

Alberto Fernández denunciará en la Justicia a Mauricio Macri y los que tomaron la deuda con el FMI

"Fernández sabe que las cosas que dice no son ciertas. Al final la verdad termina ganando. Es un discurso que ahuyenta la inversión. Habló del proyecto de cannabis, litio y Vaca muerta... se quedaron sin ideas", comentó el ex ministro de Hacienda.

En esa línea, agregó: "Hoy, escuché echarle la culpa a otro, a la gestión anterior y a los jueces. No escuché un programa de cómo vamos a salir de esto. Era la oportunidad que tenía el Presidente para explicarnos cómo será el programa de vacunación para volver a la normalidad y para que la economía se recupere".

"Es muy grande el escándalo de haberle dado las vacunas a los que estaban fuera del protocolo. La mejor gestión económica es vacunar de manera eficiente, justa, equitativa y lo mas rápido posible, y en eso el gobierno ha fracasadoEl Presidente repetía que el 10% de los países se lleva el 90% de las vacunas pero no explica que ese 10% tiene el 60% de la población mundial", comentó.

Por su lado, a través de Twitter, el ex ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, quien reemplazó a Nicolás Dujovne tras la dura derrota en las PASO de 2019 y la fuerte crisis económica con una impresionante suba del dólar, manifestó: “En 2020 la deuda aumentó más que en el promedio 2016-19: USD 21.000 millones (6,75% interanual a septiembre, último dato oficial), versus USD 17.800 millones promedio en cuatrienio anterior (6,72% promedio anual sept-19 vs sept-15)”.

 

Con esos datos, remarcó que el crecimiento de deuda del Gobierno actual es “lógico”. "Volvió el déficit fiscal (porque "deuda hija, déficit padre"): 0,4% déficit primario 2019 vs. 6,5% en 2020 (2,5% sin Covid). Que había costado mucho bajarlo en cuatrienio anterior. Ojo que tiene inercia (deuda futura)", afirmó.

También mediante un extenso hilo de Twtter, Guido Sandleris manifestó que las declaraciones de Alberto Fernández “contienen algunas imprecisiones” y que “omiten aspectos importantes”. "La deuda no sale de un repollo. Cuando un gobierno aumenta su deuda es porque tiene déficit fiscal (sus gastos exceden sus ingresos) y necesita que le presten para financiarlo. Así de simple, no hay misterio", expresó.

“Los gobiernos que reducen el déficit fiscal van reduciendo primero la velocidad a la que se endeudan (cada año la deuda crece menos) y luego, cuando pasan a tener superávit, su deuda comienza a bajar. No hay desendeudamiento genuino sin superávit fiscal. El gobierno de Macri recibió un déficit fiscal primario grande (-3,8% del PBI en 2015). A partir de 2018 la fuerte corrección del déficit fiscal permitió reducir la velocidad de endeudamiento y entregar un gobierno con un presupuesto casi equilibrado (-0,4% del PBI)”, agregó.

En esa línea, manifestó: "2 de cada 3 dólares de deuda que se tomaron durante el gobierno de Macri se usaron para pagar deudas heredadas (la deuda pública al inicio del gobierno de Macri ya ascendía a USD 241 mil millones)".

"La comparación con los gobiernos de CFK y con el gobierno actual en cuanto a la responsabilidad fiscal es contundente. Durante los gobiernos de CFK el resultado fiscal empeoró todos los años (recibió un superávit cercano a +3% del PBI y entregó un déficit de -3,8%). Durante 2020, 1er año de la presidencia de Alberto Fernández, el déficit fiscal primario, impulsado por la pandemia y las decisiones de política sanitaria y económica del gobierno, volvió a empeorar alcanzando niveles récord en casi medio siglo (-6,5% del PBI)", comentó.

Asimismo, recordó: "El Presidente enfatizó también el rol del préstamo del FMI en el aumento del endeudamiento. Esto es incorrecto. El préstamo con el FMI casi no aumentó la deuda pública. El acuerdo con el FMI se firmó en 2018 y los desembolsos (aprox USD 44 mil millones) ocurrieron ese año y el siguiente. Sin embargo, la deuda pública a fines de 2019 era casi idéntica a la de fines de 2017 (USD 323 mil millones contra USD 320 mil millones)".

La deuda con el FMI ya tenía denuncia penal: en la causa participan dos jueces acusados por Fernández

"¿Cómo se explica que el préstamo con el FMI no haya aumentado la deuda pública? Muy sencillo, el préstamo se usó casi todo para pagar vencimientos de otras deudas. Es decir, el préstamo con el FMI básicamente reemplazó una fuente de financiamiento con otra. Otro punto que hizo el Presidente tiene que ver con la forma en que se tomó la deuda “entre gallos y media noche (…), a espaldas del Congreso”. Esta afirmación es incorrecta", aseguró.

En ese sentido, concluyó: "En primer lugar, el Presupuesto Nacional se sometió a consideración del Congreso todos los años durante el gobierno de Macri (algo que Alberto Fernández no hizo en su primer año de gobierno). Así, el Congreso aprobó todos los gastos a realizar y su financiamiento. En segundo lugar, el acuerdo con el FMI cumplió con la legislación vigente y siguió similares procedimientos que los acuerdos previos firmados por gobiernos peronistas y no peronistas los cuales en ningún caso requirieron la intervención previa del Congreso.

EuDr