martes 22 de junio de 2021
POLITICA Vuelta a las aulas
28-01-2021 19:10

Clases: en Provincia no hay quejas gremiales y vuelven el 1° de marzo

A diferencia de la Ciudad, los sindicatos docentes bonaerenses no critican la iniciativa de Kicillof y aceptan el regreso a la presencialidad con protocolos.

28-01-2021 19:10

A diferencia de la resistencia a la vuelta a clases presenciales que ponen los gremios docentes en la Ciudad de Buenos Aires, en la provincia bonaerense los sindicatos no plantean mayores objeciones y apoyan la decisión del gobernador Axel Kicillof de volver a las escuelas el lunes 1° de marzo.

Desde el gremio que lidera Roberto Baradel, el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), afirmaron que "mientras se cumplan los protocolos, las clases comenzarán el 1 de marzo" en la provincia de Buenos Aires.

Así lo afirmó la secretaria general adjunta del Suteba, María Laura Torre, en diálogo con radio La Red. De todas maneras, anticipó que en las aulas "no será como a comienzos de 2020" ya que "no habrá presencialidad masiva".

Torre detalló que "este plan tiene ocho protocolos", entre ellos la situación de limpieza en las aulas, la ventilación, la dotación de docentes y auxiliares y la situación del transporte. "Gracias a esos protocolos se pudo volver a la presencialidad el año pasado en aquellos lugares donde la circulación del virus era nula o de baja intensidad", precisó.

Cómo será el regreso a clases presenciales en provincia de Buenos Aires

Indicó finalmente que con el regreso a las aulas, el 1 de marzo, "desde cada escuela se va a ir informando cómo es la modalidad, cuándo se empieza y seguramente va a ser escalonado".

El Plan Jurisdiccional para el Regreso Seguro a Clases Presenciales de la Provincia contempla que desde el 17 de febrero -mismo día que comienza el ciclo lectivo en la Ciudad- comiencen a intensificar las actividades solo los alumnos que deben reforzar contenidos

La modalidad sería similar al sistema de presencialidad que se puso en marcha en noviembre en algunos distritos de la provincia para un número acotado de alumnos. Se estima que ahora la presencialidad sería mayor, pero por el momento no total.

Las clases se organizarán a través de esquemas duales que combinen actividades presenciales y no presenciales. El programa contempla que si una sección cuenta con 30 estudiantes se podrá subdividir en dos grupos de 15 que concurran a la escuela dos veces por semana y realicen actividades no presenciales otros dos días, mientras que el quinto día se destinaría al seguimiento de las actividades remotas.

Será obligatorio el uso de tapabocas para estudiantes, docentes y auxiliares. Además, se deberá mantener la distancia social, de al menos de 1,5 metro entre alumnos y dos metros del maestro en el aula, y de 2 metros en espacios comunes. Las medidas también contemplan la higiene frecuente de manos (al menos cada 90 minutos), el control de temperatura al ingreso del establecimiento (máximo 37,4º C), la ventilación de los ambientes (al menos cada 90 minutos) y el mantenimiento de las puertas y ventanas siempre abiertas. En cuento a los ingresos y egresos de la escuela, está prevista en horarios escalonados que eviten la concentración de personas.

Clases en provincia de Buenos Aires: "Somos los primeros que queremos un regreso seguro, pautado y claro"

Por último, el Gobierno provincial tenía pensado iniciar en febrero el proceso de vacunación contra el coronavirus a docentes. Sin embargo, la demora en la entrega de vacunas Sputnik V por parte de Rusia, dificulta el plan de vacunación.

De todas maneras, Axel Kicillof aseguró que "el regreso a las clases no está supeditado a la vacunación" y destacó que el primer paso será "vacunar a población de riesgo de las escuelas". "No está modificado el plan. Puede cambiar el ritmo", dijo entrevista por La Nación.

En esa línea, agregó que trabajan con los gremios docentes en los protocolos para el regreso a las aulas, siempre en base a alcanzar "consensos". "Es lógico y razonable trabajar los protocolos con los docentes. En este caso, para ellos, nosotros somos la patronal. Siempre hay que trabajar para llegar a un consenso", dijo.

Asimismo, opinó que "mucho se habla del diálogo y el consenso pero hay un trabajo que no se hizo con los gremios ahí en algunos lugares", en lo que pareció ser una mención a la situación entre el Gobierno porteño y los gremios docentes de su jurisdicción, que mantienen una puja por la fecha de regreso a clases presenciales, que Horacio Rodriguez Larreta fijó para el 17 de febrero.

"No tenemos un acuerdo particular, es el que acordamos en octubre. Hubo una reunión la semana pasada. Si yo anuncio algo sin hablarlo, genera rechazo. Creo que hay algo de política partidaria en el tema. No me quiero meter en política partidaria en este asunto, venimos haciendo un trabajado muy serio y en base a la experiencia internacional", señaló.

EuDr