viernes 01 de julio de 2022
POLITICA Economía

Claudio Lozano criticó el “ajuste” de Guzmán y pidió “garantizar un ingreso universal”

El director del Banco Nación apuntó contra el ministro de Economía, al tiempo que consideró que el presupuesto de 2022 “debe ser revisado porque no tiene ninguna novedad en materia de política social".

28-09-2021 10:20

El director del Banco Nación, Claudio Lozano criticó duramente las políticas implementadas por el ministro de Economía, Martín Guzmán, y se mostró a favor de garantizar “un ingreso universal".

“El presupuesto 2022 debe ser revisado; es muy similar al de 2021. Es un presupuesto que parece no haberse dado cuenta de lo que pasó, y no tiene ninguna novedad en materia de política social", dijo Lozano en C5N, y sobre este punto, se mostró a favor de plantear un “ingreso universal sobre la población informal y desocupada para atender el problema de los sectores más vulnerables”.

En otro tramo, el director de la entidad bancaria apuntó contra el titular de la cartera económica. "La frase de Guzmán es poco feliz, porque dice que no hubo ajuste, pero después reconoce que el gasto de capital incluido en el presupuesto no se ejecutó", acusó Lozano, en alusión a la respuesta de Guzmán a la carta que publicó Cristina Kirchner en sus redes, en el medio de la crisis dentro del Gobierno, en donde aseguró que "no hubo ajuste", sino una "reducción del déficit".

En tal sentido, el director del Banco Nación explicó que “la razón por la que tiene un punto y medio menos de déficit del que debería tener” se debe a que “no se ejecutó el gasto total”. “Para que tengamos una idea, se gastaron 43 mil millones de pesos por mes hasta agosto, por lo que para llegar a la meta que tenían, en estos meses tendrían que gastar 146 mil millones, lo cual es imposible", señaló.

Claudio Lozano aclaró que su propuesta de una moneda no convertible “no es un debate en el gobierno”

Lozano, sobre un nuevo IFE "mejorado"

Por otro lado, se mostró a favor de un IFE "mejorado": "Se necesitan dos puntos del PBI, que los hay, para garantizar un ingreso universal que nos permita decir que la Argentina está libre de hambre y que todos los hogares están por encima de la línea de indigencia. Esto se puede hacer ya". Sin embargo, sostuvo que esto no se hace "porque hay una mirada económica, yo creo que del ministro (Guzmán), que de alguna manera asocia la posibilidad de expandir recursos al nivel de reservas del Banco Central".

En ese sentido, explicó que "es como si estuviéramos en una caja de conversión sin que nos lo hubieran dicho", dado que se cree que "si se pone dinero" en la sociedad, "eso va a ir a dólares porque la gente va a consumir divisas para importación". "Pero eso es falso porque la gente de la que estamos hablando consume alimentos, indumentaria, vivienda y energía, que no demandan divisas", explicó.

Sin embargo, afirmó que “sí es cierto” que hay “monopolios que dolarizan precios y transforman sus utilidades en dólares", por lo que resulta necesario "controlar a esos monopolios" para "no sacarle a la gente la posibilidad de mejorar sus vidas".

Claudio Lozano propone volver a pagar el impuesto a la riqueza "mientras se mantenga la pandemia"

“No me llamó la atención lo que dijo Melconian”

El sábado pasado, el economista Carlos Melconian reveló que durante la gestión de Mauricio Macri fue “rajado” de la presidencia del Banco Nación por ser “poco orgánico”. “Me querían sacar la plata del banco”, denunció.

A raíz de estas declaraciones, Lozano, quien reveló que no le llamó la atención lo que Melconian dijo, relató: “Nosotros recibimos un banco con la mitad del patrimonio que tenía cuando asumió Melconían en 2016 y, si una mira la gestión pasada, una parte del problema se construyó con (su sucesor Javier) González Fraga”.

De acuerdo con su versión, en 2016 las utilidades en el banco “estaban en el orden de los 28 mil millones de pesos y al concluir la gestión cerraron negativas en 17 mil millones”. “Entre 2018 y 2019 le sacó 35 mil millones de pesos, lo descapitalizó”, arremetió. En esa línea, contó que ese deterioro fue consecuencia del otorgamiento de préstamos a empresas cercanas y para financiar al Ejecutivo.

“Una de las jugadas de Luis Caputo fue con los préstamos. A comienzos del año 2018, cuando el Gobierno se quedó sin financiamiento, recurrió al Banco Nación. Le enchufaron un bono a tasa de interés fija al 17% en el marco de un 46%, un 53% de inflación. Ahora se tuvo que renovar ese bono que hoy implica una pérdida de dos mil millones de dólares”, concluyó.

CFT/FL