sábado 25 de septiembre de 2021
POLITICA Pandemia de coronavirus
24-04-2020 19:15
24-04-2020 19:15

La intimidad de la crisis del Gobierno porteño: adultos mayores, barbijos y el enojo de Carrió

Horacio Rodríguez Larreta pasó sus peores días frente al Ejecutivo de la Ciudad. La historia detrás de la furia de "Lilita", el sistema de compras y los errores con los mayores de 70 años.

24-04-2020 19:15

Por primera vez, en diez días, Horacio Rodríguez Larreta sintió, desde que se desató la pandemia de coronavirus, que su Gobierno entró en una seguidilla de conflictos. Algunos por errores no forzados, otros por decisiones polémicas y otros vinculados al entramado de compras a proveedores.

Aunque el jefe de Gobierno porteño siempre es optimista, esta vez el permiso para adultos mayores de 70 años, sumado a la compra de barbijos con un dudoso proveedor y la contratación de un hotel que manejaba su media hermana lo pusieron en la mira como nunca antes.

“Fueron días muy complicados”, admite ante PERFIL uno de los históricos larretistas. Y agrega que a los errores no forzados se le sumó el apuro de algunos por mostrar nuevas medidas ante el coronavirus.

De hecho, las distintas situaciones provocaron zozobra en el Gobierno porteño. Por caso, el jefe comunal se enteró del enojo de Elisa Carrió y parte de su bloque de diputados – con Paula Oliveto a la cabeza – sobre las licitaciones irregulares. Si bien no se llegó a realizar la compra, “Lilita” puso el grieto en el cielo y hay quienes aseguran que pidió la cabeza de Felipe Miguel, el jefe de Gabinete porteño. Días antes de que estalle el escándalo, el legislador de la Coalición Cívica, Facundo del Gaiso, había presentado un proyecto para transparentar las compras que fue tomado por el Gobierno de la Ciudad.

Larreta suspende obras, frena ingreso de personal y rearma el sistema de compras

En rigor, se trata de una iniciativa que suma una declaración jurada vinculada al conflicto de intereses para intervenir en el proceso de compras que pase por el ministerio de Hacienda. El tema ya lo tomó el ministro de Economía porteño, Martín Mura. 

En este sentido, en la mesa chica larretista se tomó la decisión de que el jefe de Gabinete baje su perfil ostensiblemente. Su hermano (Rodrigo) es socio, en otra empresa – vinculada a los seguros sin contacto con el Estado-, del polémico proveedor de barbijos, el abogado Ignacio Sáenz Valiente. En estas horas el abogado, que también formaba parte del Grupo Clarín, culpó a uno de los miembros de la mesa chica política, de extracto peronista, del jefe comunal de sus pormenores públicos. Lo hizo ante la cúpula de Clarín. 

Larreta anunció que los funcionarios porteños donarán el 25 por ciento de su sueldo

Mientras tanto, los asesores de Carrió pidieron que se investigue a los funcionarios que se vieron involucrados con Sáenz Valiente. “Fue una forma de cuidarlo a Horacio también”, explicaron cerca de la ex diputada chaqueña.

Por el caso de los barbijos, el subsecretario de Salud, Nicolás Montovio, respondía también a Miguel, terminó renunciado. Es más: Montovio estuvo a punto de ser jefe de asesores del ministerio de Espacio Público, cuya titular es Clara “Maki” Muzzio, pero el jefe de gabinete lo convenció para que se haga cargo de las compras de salud. Todo terminó, esta semana, con el desembarco de Roberto Gigante, el ex ministro de Infraestructura bonaerense, como nuevo encargado de las compras más grande de la Ciudad para el sistema sanitario en plena pandemia. Miguel quería colocar a alguien de su riñón, pero Larreta optó por Gigante, a quien conoce bien desde 2008 cuando era funcionario de Hacienda.

En lo que respecta a adultos mayores, fue el jefe de gabinete junto a Fernando “Bana” Benegas, secretario de Innovación y quien forma parte de la mesa de crisis por el Covid-19, quienes promovían hasta multas para aquellos que salían a la calle sin un permiso obligatorio. Lo frenaron entre el vicejefe Diego Santilli, el ministro de Ambiente, Eduardo Macchiavelli y Emmanuel Ferrario, flamante secretario de Asuntos Estratégicos. Se optó por “trabajo comunitario” como pena para aquellos adultos mayores que salieran sin llamar antes al 147. Finalmente se retiró esa idea también. El ministro de Salud, Fernán Quirós la defendió. Pero nunca estuvo del todo convencido.

20200419_amparos_caba_ciudad_rodriguez_larreta_cedoc_g

Con todo, Larreta intenta que la sangre no llegue al río. Sostuvo a su jefe de gabinete y esta semana intentó sostener también al bloque de diputados del PRO así como a sus aliados de la UCR y la CC en la Ciudad. El miércoles fue su día de “rosca”: habló con un grupo de diputados nacionales, recibió a Waldo Wolff (quien hizo avisar al jefe del bloque, Cristian Ritondo, vía el diputado Álvaro González) y sumó a una reunión por la pandemia al senador, Martín Lousteau, a Graciela Ocaña y a los “lilitos” Maximiliano Ferraro y Oliveto, entre otros. Esa mesa volverá a reunirse en una semana.