POLITICA
NUEVO GOBIERNO

De Santiago Maldonado a la doctrina Chocobar: cuatro hechos de Patricia Bullrich en Seguridad

La excandidata presidencial volverá a conducir el Ministerio de Seguridad en el gobierno de Javier Milei. Cómo fue su gestión en el gobierno de Cambiemos y sus frases destacadas.

Patricia Bullrich
Patricia Bullrich | Cedoc Perfil

Patricia Bullrich será la ministra de Seguridad de Javier Milei. La excandidata presidencial dirigirá un área que, al menos hasta el "Pacto de Acassusso", estaba reservada para la vicepresidenta electa, Victoria Villarruel. Después de un lapso de cuatro años, la defensora de la "mano dura" y de la "doctrina Chocobar" volverá a ocupar una cartera que será fundamental para la aplicación del ortodoxo programa de gobierno del futuro gobierno.

A lo largo de su extensa carrera política, que mutó de militante de la juventud peronista a liderar a los "halcones" de Juntos por el Cambio, Bullrich se adueñó de la discusión sobre seguridad. Fue escalando en su discurso hacia posturas de mano dura desde que fue nombrada secretaria de Política Criminal y Asuntos Penitenciarios del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, en el gobierno de Fernando de la Rúa.

Confirmado: Patricia Bullrich será la ministra de Seguridad de Javier Milei

A diferencia de otros ministerios, Patricia Bullrich logró conservar su puesto ante el Ministerio de Seguridad en lo que duró el gobierno de Mauricio Macri (2015-2019). Entre los tantos logros de su gestión, destacaron sus iniciativas para bajar la criminalidad en barrios pobres y la creación del protocolo Alerta Sofía para buscar a chicos desaparecidos.

La otra cara de la moneda fue la brutal represión del conflicto social durante su paso por el Ministerio Seguridad. Así se vio con la actuación de los oficiales durante las protestas contra la reforma previsional o la represión a los trabajadores de Cresta Roja. Sin embargo, hubo dos hechos de violencia institucional que quedaron en el imaginario colectivo y que sacudieron la figura de la excandidata presidencial, pero no la voltearon: Santiago Maldonado y de Rafael Nahuel.

Patricia Bullrich en el Hotel Libertador
Bullrich, del "ala dura" del PRO, se alió al presidente electo Javier Milei y ocupará el cargo de ministra de Seguridad.

Santiago Maldonado y Rafael Nahuel

Santiago Maldonado murió durante la represión de una manifestación en Chubut, en el paraje Pu Los de Cushamen, A Maldonado se lo vio por última vez el 1 de agosto de 2017 y permaneció "desaparecido" hasta el hallazgo de su cuerpo el 17 de octubre de ese año. La sospecha siempre estuvo sobre el accionar de la Gendarmería Nacional, por lo que la Justicia decidió investigar a fondo para determinar si la muerte del joven, que provocó un cimbronazo político, fue motivada por el accionar de Gendarmería.

"En cuanta oportunidad hubo dijeron que fue matado por la Gendarmería y sin embargo la Justicia dijo que no lo fue. No vemos ninguna irregularidad en el operativo. En la Argentina hay que dejar de tomar rutas y darle con bulones a la Gendarmería", dijo al respecto.

santiago maldonado
En 2017 la desaparición y dudosa muerte de Santiago Maldonado dividió al país.

Caso Santiago Maldonado: sobreseyeron a 4 gendarmes acusados por su desaparición y muerte

Otro de los hitos que marcaron la gestión de la exministra de Seguridad fue el asesinato de Rafael Nahuel, un joven mapuche que recibió un disparo de bala de plomo mientras reclamaba por un territorio junto al Lago Mascardi, en Río Negro.

"Hubo una serie de advertencias de la Prefectura, que avisó tres veces. Los agentes estaban en situación de inferioridad. Creo que la causa va a terminar a favor de la legítima defensa", se excusó la futura ministra de Seguridad de Milei en aquel entonces.

rafael nahuel 15082023
Rafael Nahuel.

La doctrina Chocobar

En su currículum también figura la defensa irrestricta del accionar fuerzas de seguridad, contrapuesta al alegado "garantismo" del gobierno que la antecedió. Lo sostuvo incluso en casos de asesinatos cuyos autores fueron condenados por la justicia, como el caso del exprefecto Pablo Miguel Brites condenado a perpetua por haberle dado un tiro en la espalda y otro en la nuca a Christopher Rego, quien se había negado a parar en un control policial en la Ciudad de Buenos Aires.

Esta postura luego se popularizó como la "doctrina Chocobar", siguiendo el caso de Luis Chocobar, efectivo policial que mató por la espalda a un ladrón mientras escapaba después de atacar a un turista con un cuchillo. Su acciones quedó envuelto en polémica y abrió el debate sobre la violencia institucional, es decir, si el policía había abusado de su función o actuado acorde a lo estipulado por ley.

Condenaron a los cinco prefectos acusados de asesinar a Rafael Nahuel

Después de tres años y medio, el Tribunal Oral de Menores (TOM) porteño Nº2 condenó a Chocobar por el delito de "homicidio agravado por el uso de arma de fuego cometido con exceso en el cumplimiento de un deber", una condena que fue repudiada por la propia Bullrich, que lo acompañó durante el proceso.

"Cuando las reglas son claras, el policía sabe lo que tiene que hacer. Se parte de un principio general, la discrecionalidad de un juez tiene que ser acotada, no cómo en el caso Chocobar", opinó Bullrich más adelante.

En el caso de Rego, Bullrich había afirmado que "el grupo de prefectos actuó fuera de la ley y cometieron un delito", por lo que pidió "no confundir a los policías delincuentes" de la institución policial.

CD / Gi