MODO FONTEVECCHIA
INTERNA EN EL PRO

Crisis en la relación entre Mauricio Macri y Patricia Bullrich

Mientras la ex candidata presidencial mantiene reuniones con Javier Milei por ser la nueva ministra de Seguridad, su vínculo político con el ex presidente continúa desgastándose y peligra la posibilidad de un cogobierno.

Mauricio Macri y Patricia Bullrich
Mauricio Macri y Patricia Bullrich | NA

El periodista de política, Claudio Mardones, brindó detalles exclusivos sobre el distanciamiento que se viene profundizando entre Patricia Bullrich y Mauricio Macri, que lleva a la crisis la idea de un acuerdo de gobierno con La Libertad Avanza, en Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1).

Este viernes termina de confirmarse algo que venía respirándose con mucha fuerza desde el miércoles de la semana pasada. La relación entre el ex presidente y su ex ministra de Seguridad tuvo momentos intermitentes, algunos de coincidencias y otros de grandes diferencias, como un proceso en donde hay un liderazgo que empieza a resquebrajarse, que es el de Macri

Hay un recorrido, al menos en los últimos 60 días, que gira entorno a las idas y vueltas de esta relación, especialmente porque fue Mauricio Macri el que durante mucho tiempo vino profundizando el vínculo con Javier Milei, con una Bullrich que siempre supo que avanzó ese contacto y que hoy se sorprende cuando la acusan de que se cortó sola, porque consideran en el entorno del bullrichismo que quien se viene cortando solo es el ex presidente. 

En este contexto, se dio la visita al Hotel Libertador en soledad, en un momento donde se esperaba y rumoreaba que también iría Macri, pero él se encuentra en otra cosa, con la cabeza puesta en Boca Juniors, ya que entró en la fase definitiva de su antagonismo con Juan Román Riquelme y eso supera lo futbolístico. Boca es parte constitutiva de la dinámica política de Macri. De hecho, la forma de hacer política de Mauricio comenzó a construirla increíblemente en el Xeneize, en el barrio al que muy pocas veces le prestó atención.

El cortante mensaje de Patricia Bullrich a Mauricio Macri por el reparto de cargos: "Yo no me someto"

En ese lugar existió el primer local en la Ciudad de Buenos Aires en el que construyó su candidatura a jefe de Gobierno porteño, hace una eternidad para algunos. Lo cierto es que en esa arqueología hay un vínculo que siempre fue cambiante, pero también una certeza: Macri está convencido de que el partido que fundó le pertenece. En ese sentido es que se estuvo moviendo en este último tiempo.

Tan importante es el PRO para Macri que, en ese contexto, es que Bullrich rápidamente dijo que había concluido este proceso de dos pasos: el primero, el de la incondicionalidad; el segundo, el intento del cogobierno. Un intento de cogobierno que para el ex presidente implicaba una negociación en bloque, en donde se sentaban a discutir buena parte de los casilleros más importantes del Poder Ejecutivo. Una cuestión en la que ya desde la semana pasada se escucha una frase que ahora comenzó a brotar en distintos lugares con mucha fuerza y es que "este es el primer tiempo de Javier Milei, no el segundo tiempo de Mauricio Macri".

Esa frase que se escuchaba por lo bajo la semana pasada también tiene que ver con un reposicionamiento dentro del elenco, que es el entorno determinante del presidente electo, que está conformado por Guillermo Francos, el nuevo ministro del Interior, Nicolás Posse, nuevo jefe de Gabinete, y Guillermo Ferraro, nuevo ministro de Infraestructura y con quienes Bullrich viene manteniendo reuniones desde hace más de una semana porque son los que impulsan claramente el valor de la "acción de oro" dentro del gabinete y eso implica una condición: aquí hay ofertas individuales, no hay grandes acuerdos políticos de cogobierno.

"Todavía no está decidido": manto de dudas sobre el desembarco de Patricia Bullrich en Seguridad

Eso genera un nuevo mapa dentro del entorno del libertario porque allí Bullrich recupera un lugar que supo tener en otro momento y el retorno de otras figuras como, por ejemplo, Gerardo Milman, diputado nacional y jefe de Gabinete de Bullrich cuando estuvieron en el Ministerio de Seguridad bajo el gobierno de Macri.

En ese escenario, comienza otra etapa que anticipa el resquebrajamiento del PRO: la presencia cada vez más fuerte de Bullrich con aliados que la reciben de brazos abiertos, mientras no llegue con Macri, como lo son Francos, Posse y Karina Milei

Allí queda la otra gran pregunta dentro de este nuevo reposicionamiento, que es cómo sigue la relación entre Bullrich y Victoria Villarruel, vicepresidenta electa; y el otro componente es cómo evolucionará el vinculo entre Milei y su vicepresidenta, especialmente cuando el otro elemento muy gravitante en la estructura del PRO y que sorprende dentro de Juntos por el Cambio es la relación creciente y las coincidencias que hay entre Villarruel y Macri. 

Patricia Bullrich escala la crisis con Macri: no quiere la reelección en el PRO y llama a elecciones en febrero

Este dato no pasa inadvertido para los gobernadores de JxC, que ahora ya están prácticamente constituidos como la Mesa Nacional de la coalición. Es en ese marco en donde también tienen una coincidencia con Macri, aunque también lo miran con desconfianza, no se imaginan a un ex presidente que sea el interlocutor de los gobernadores cuando están buscando sentarse a hablar de coparticipación y de fondos con el Gobierno Nacional.

Macri pasa a un segundo plano, pero de un pacto de negociación en el que Bullrich llega al gobierno de Milei como una parte individual. La primera de varias que seguirán sucediéndose porque, ahora que está descartada la chance de un cogobierno, esto implica una señal de largada para muchas segundas líneas que estaban esperando también un segundo llamado. Algunos ya tuvieron un llamado. 

Ahora llegó otro momento porque el instante de la definición para saber si había cogobierno o no se acaba de diluir a partir de los gestos de Bullrich y el nuevo silencio de Macri.

BL JL