POLITICA

Dieron de baja a Raúl Maza, el líder de los gendarmes

Se lo comunicaron esta mañana. Habrá una nueva protesta. Acusó al Comandante General Enrique Sach de "bajarse los pantalones".

Maza fue pasado a disponibilidad y luego dado de baja en 2012, pero sus reclamos continúan.
| DyN.

El gendarme Raúl Maza, vocero y líder de los agentes durante el conflicto salarial con el Gobierno, fue separado de la fuerza. En octubre ya lo habían pasado a "disponibilidad", por lo que el propio Maza admitió que "esperaba esta decisión".

Muy enojado,
acusó al Comandante General Enrique Sach de "bajarse los pantalones". Maza fue quien comandó las protestas de Gendarmería que provocó un dolor de cabeza al gobierno nacional y, sobre todo, a la ministra de Seguridad, Nilda Garré, a quien la presidenta Cristina Fernández de Kirchner acusó de ser la responsable política de la crisis de la fuerza.

En diálogo con Perfil.com, Maza contó que lo llamaron por teléfono para ir a firmar la baja. "Lo
hizo el cobarde de (Enrique) Sach, bajándose los pantalones con el gobierno de turno que seguramente le dio la orden de hacer esto para que no podamos hablar más. El mes que viene van a dar sueldos de hambre y así habrá miedo de manifestarse", señaló.

El domingo habrá una convocatoria en Plaza de Mayo. A las 17 horas darán una misa y se manifestarán "con las familias de todas las fuerzas". "Desde que se hizo una tregua todo fue de mal en peor, los únicos que cobraron fueron quienes tenían amparos, inclusive aquellos que el gobierno decía que cobraban cien mil pesos", dijo a este portal.

"Vivimos una dictadura disfrazada de democracia, por pensar distinto me sacan de la fuerza. Pero no me voy a quedar callado e iré a la Justicia", agregó.

No fue el único. Desde que estalló el conflicto, en el Ministerio de Seguridad, renunció Raúl Garré, hermano de la ministra. Fue él quien redactó el decreto que encendió la mecha del reclamo. También lo hizo el subsecretario de Prevención del Delito Organizado y Complejo, Miguel Ángel Robles.

En cuanto a la Prefectura y Gendarmería, el 3 de octubre el Gobierno pasó a disponibilidad a los jefes Oscar Arce y Héctor Schenone, respectivamente. Del lado de los agentes, se pasó a disponibilidad a ocho efectivos, entre ellos, Carolina Gaona de 28 años, quien aseguró a Perfil.com que su legajo "está intachable".

También fue expulsado el capellán Gerónimo Fernández Rizzo, por haber brindado misa a los gendarmes que mantenían la protesta en el edificio Centinela.

Esto no les gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite