jueves 18 de agosto de 2022
POLITICA El PROYECTIL SIGUE EN SU CUERPO

Miguel Arias, el diputado baleado en Corrientes, dijo que "sería muy bueno" el apoyo de Nación para que el atentado no quede impune

A punto de cumplirse un año del atentado que sufrió en un acto político, el diputado provincial del Frente de Todos dijo que el caso perdió presencia en el Gobierno nacional. Alertó que podría prescribir la investigación.

Miguel Arias camina tranquilo por su Corrientes natal. No tiene miedo a pesar de que lleva un proyectil de arma de fuego alojado en su cuerpo desde el 26 de agosto del 2021, cuando le dispararon mientras participaba de un acto de cierre de campaña del Frente de Todos. A punto de cumplirse un año de aquel dramático episodio, que representó un grave atentado contra la vida democrática de la Argentina, el diputado provincial del oficialismo sostiene que la investigación para esclarecer el caso está paralizada y dice estar convencido de que no se va a saber quién y por qué le disparó.

De todos modos, Arias puso una última esperanza en una pericia cuyos resultados completos abonan su teoría y la de la Policía Federal: que el proyectil calibre 22 fue disparado desde afuera del acto del que participaba; a diferencia de los fiscales que plantearon desde un principio que fue alguien del público. De igual manera, adelanta que si la causa prescribe hará una denuncia para investigar la tarea del Ministerio Público y determinar si hubo negligencia o intencionalidad en lo que, a priori, considera una causa dirigida políticamente.

Mientras tanto, sigue su vida de manera normal y cada mes busca poner el tema en agenda y levantar la voz para que el caso no quede impune. Sostiene que le gustaría un apoyo explícito del Gobierno nacional, que desde la salida de Sabina Fréderic del Ministerio de Seguridad parece haber perdido interés en el caso.

Corrientes: balearon a un diputado peronista en pleno acto de campaña

—Hace un tiempo le dijo a PERFIL que la investigación estaba en "vía muerta". ¿Cambió esa situación?

—Podría repetir la misma respuesta: sigue todo igual. La causa no se movió ni se avanzó con nada. Ya ni siquiera la pista que seguían ellos tienen en cuenta porque era sumamente improbable que el disparo haya salido del público, no hay elementos que lo acrediten. Lo único que puedo adelantar preliminarmente es que un estudio de peritos privados muy prestigioso de Corrientes se ofreció ad honorem a estudiar el caso e hizo un trabajo que por la información que tengo da por tierra la teoría de la Fiscalía.

—¿Qué elementos aporta el informe?

—Lo que dice es que no hay elementos que sostengan la hipótesis de que el tiro salió de los asistentes al acto. Pero todavía no tengo el informe completo y confiamos que cuando esté podamos utilizarlo para impulsar la causa.

—En su momento pensaba en recusar a los fiscales Noelia Lena y Facundo Sotelo. ¿Pudieron hacer alguna presentación?

—Se tuvo en cuenta esa posibilidad pero luego se desestimó. Los abogados creyeron que no íbamos a tener éxito. Mientras tanto la causa sigue ahí, durmiendo en el sueño de los justos, esperando que se cumpla el plazo para que prescriba. Si no podemos avanzar hacia la individualización de los responsables, por lo menos vamos a buscar avanzar en los errores que hubo en la investigación, vamos a denunciar a los responsables para saber si hubo negligencia o intencionalidad.

—¿Tiene miedo de que prescriba la causa?

—Si sigue pasando el tiempo y no pasa nada vamos camino a eso. Tengo la convicción de que nunca se va a esclarecer lo que pasó esa noche, de que esto va a quedar impune. No es solo inoperancia de la Fiscalía, creo que acá hay un trasfondo político con la intención de que no se sepa qué pasó.

A tres meses de ser baleado, el diputado Miguel Arias dijo que la investigación "está en vía muerta"

—¿Ha tenido posibilidad de plantearle esto al gobernador Gustavo Valdés? ¿Se ha comunicado con usted más allá del primer apoyo público?

—La primera y última vez que hablé con el gobernador fue seis días después del atentado cuando fue a verme, algo que agradezco. Pero nunca más habló, no lo escuché públicamente. Una vez que salvé mi vida, que no tenía más riesgo, misión cumplida y esto queda así no más.

Miguel Arias herido de bala 20220727
Radiografía de la bala alojada en el cuerpo de Arias.

—A nivel nacional, cuando fue el atentado hubo una rápida reacción del Gobierno. La entonces ministra de Seguridad Sabina Frederic viajó al lugar, puso a disposición las fuerzas federales y hubo un apoyo explícito a usted. ¿Siente que lo apoyan en la actualidad?

—Ocurrió que cuando la ministra cambió se produjo como un desenganche del Ministerio con el caso. La ministra (Frederic) prácticamente lo seguía en forma personal, entonces no digo que después se perdió interés sino que perdió presencia el caso en el Gobierno nacional. También hay que ser sinceros: cuando vinieron las fuerzas federales a colaborar, la Policía provincial se lo impidió en muchos casos, lo mismo la Fiscalía.

—¿En algún momento se comunicó con usted Aníbal Fernández desde su llegada al Ministerio de Seguridad?

—No, no se comunicó. Yo tampoco hice ninguna gestión para poder hablar con él. Debería haber insistido un poco más con eso pero no lo hice hasta el momento.

—¿Cree que sumaría que el ministro o el Gobierno nacional vuelvan a mencionar el caso para que no quede impune?

—Creo que eso sería muy bueno.

—Volviendo a la bala, ¿sigue alojada? ¿Cómo va el tratamiento?

—Si, por supuesto. Sigue alojada ahí y creo que quedará para siempre salvo que haya complicaciones. Publiqué fotos de las tomografías que me hice en los últimos días y sigue en el mismo lugar. Y en los próximos días tengo que hacerme una cirugía correctiva porque tengo una ruptura de la capa muscular del abdomen pero es algo bastante sencillo, la única complicación que apareció hasta ahora.

Médico y ex funcionario: quién es Miguel Arias, el diputado que balearon en Corrientes

—Está tranquilo entonces...

—Si, y trato de hacer vida normal. La gente que me conoce continuamente sorprende porque ando como si nada hubiera pasado en actos, arriba de los escenarios y haciendo todo lo que se me ocurra sin temor. No me creo valiente ni lo hago como una bravuconada, me sale natural.

—Para cerrar, ¿Cómo ve el rumbo de la gestión del Frente de Todos a nivel político y económico?

—Con preocupación, son momentos difíciles, complicados. Creo que hay desaciertos del Gobierno nacional pero también una gran campaña mediática de algunos medios que tienen un ensañamiento casi personal con el presidente y la vicepresidenta. Y en un momento de crisis, con la inflación que hay, claramente eso genera zozobra e incertidumbre. Deberíamos aunar esfuerzos desde todos los sectores para pasar esta situación, hacer un llamado a la cordura de propios y ajenos porque lo importante es la gente. La oposición no puede desentenderse porque entre otras cosas esto es mal resultado de la gestión de (Mauricio) Macri y de las cosas que pasaron a nivel mundial y no podemos desconocerlo.