sábado 18 de septiembre de 2021
POLITICA Cruces por Venezuela
07-10-2020 05:59

El Gobierno espera que Castro pida retirar su pliego de embajadora del Senado

Su designación en Rusia debe ser aprobada en el Congreso. Las críticas a la política exterior la dejarían sin viajar a Moscú.

07-10-2020 05:59

Ya no fue solo una crítica a declaraciones del canciller Felipe Solá, sino que esta vez Alicia Castro cuestionó el voto a favor del gobierno de Alberto Fernández de la resolución de las Naciones Unidas que denuncia violaciones a los derechos humanos en Venezuela. Por eso, en la Casa Rosada ya lo admiten: no llegará a Rusia como embajadora y ahora esperan que sea ella quien pida retirar su pliego del Senado.

Su nombre como enviada del Gobierno a Moscú se conoció a fines de enero y su designación fue enviada al Senado en febrero. Alicia Castro había sido embajadora en Venezuela durante el gobierno de Néstor Kirchner y cumplió la tarea diplomática en Reino Unido bajo la presidencia de Cristina Kirchner. Esta vez, el destino sería Rusia, un país al que la Vicepresidenta le presta especial atención.

Sin embargo, las diferencias en la política exterior de la ex funcionaria hicieron que su pliego no avance. En julio, Castro criticó las declaraciones de Felipe Sola sobre el gobierno de Nicolás Maduro. “El gobierno de Venezuela es autoritario, sin dudas”, había dicho el ministro de Relaciones Exteriores en aquel momento. Esto había provocado la inmediata reacción de Castro, quien declaró: "Es llamativo que el Canciller siga machacando contra Venezuela. Sería oportuno que se exprese contra la proscripción y condena de Correa en Ecuador, el Gobierno de facto de Bolivia que posterga elecciones, la situación de Chile y de Brasil". Fue allí que el Presidente decidió congelar su pliego.

Del "fuego amigo" a la invitación de Guaidó: efectos del voto contra Venezuela en la ONU

Aunque durante estos meses el Senado aprobó la designación de otros embajadores como Ricardo Alfonsín (España), Daniel Capitanich (Nicaragua) y Hernán María Patiño Mayer (Hungría), el nombre de Castro nunca pudo ser aprobado. El kirchnerismo, que es el principal impulsor de Castro, ensayó como respuesta al congelamiento que al tratarse de una dirigente dentro del grupo de riesgo frente al coronavirus, la votación de su viaje debería esperar.

Pero esta vez, para Alberto Fernández el congelamiento de su pliego ya no alcanza. “Esperamos que pida retirar su pliego ya que está tan en desacuerdo con la política exterior del Presidente”, dijeron a PERFIL desde el Gobierno. Fue después que la ex embajadora argentina ante Venezuela Alicia Castro critique la posición argentina ante la ONU y la califique como "un lamentable giro en la política exterior".

Desde el kirchnerismo reconocieron ante este medio que Castro es una “compañera”, pero hicieron silencio sobre el voto afirmativo a la resolución que avala las fuertes denuncias realizadas por la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet. “Hoy la situación en Venezuela no es un tema de agenda ciudadana que le interese a la gente”, se limitaron a decir cerca de Cristina Kirchner, quien en 2017 había declarado que en este país no había estado de derecho.

Alicia Castro, Mario Secco y Luis D'Elía criticaron la postura del Gobierno sobre Venezuela

Con una mirada similar, desde Cancillería aseguran que la prioridad es “aumentar las exportaciones frente a los números de pobreza que se conocieron en los últimos días”. En el área comandada por Felipe Solá no hay espacio para abrir más fuego amigo.