POLITICA
en busca de estrategia

El PJ en clave horizontal: entre el rol opositor y la reinvención

Los dirigentes de Unión por la Patria siguen golpeados tras la derrota y en alerta ante la llegada de un Javier Milei, que ya les adelantó que no habrá plata. Algunos miran a Axel Kicillof, quien está preocupado por los números que por el futuro político del espacio. Los protocolos de las centrales obreras para salir a la calle.

Protagonistas. Jalil y Kicillof
Protagonistas. Los gobernadores deberán pelear fondos con Milei | NA

Axel Kicillof solo hace números. No importa quién sea el dirigente con el que se cruza: el gobernador de la provincia de Buenos Aires relata lo difícil que será para su gestión y la de los intendentes afrontar los próximos años en los que Javier Milei ya avisó que no habrá plata. Pero, del otro lado, le llegan distintas sugerencias, y hay quienes lo motivan para que se convierta en el líder de la oposición, mientras que otros le dicen que no tiene por qué ponerse al frente de una pelea que sus pares van a abandonar no bien sufran el recorte de fondos. 

La histórica derrota que sufrió el peronismo hizo que a dos semanas de las elecciones apenas aparezcan algunos diagnósticos del resultado electoral en solitario e inorgánicos. Sin liderazgos a la vista, los dirigentes se mueven en clave horizontal y entre pares mientras tratan de asimilar el nuevo rol opositor que les tocará jugar con un Javier Milei que aún les resulta un misterio. 

“Estemos juntos, no nos soltemos”, dicen los gobernadores que sufrirán recortes

“Estemos juntos, no nos soltemos”, fue la arenga que los gobernadores peronistas lanzaron ante la llegada al gobierno del libertario. Mientras la decían, muchos ya sabían que esto iba a ser difícil de cumplir. “La semana que viene están todos entregados”, dijo en voz baja y al oído a otro uno de los que prometen resistir. Esto lo sabe Kicillof, a quien algunos lo incentivan para que se transforme en el contrapunto de la gestión nacional. Quienes lo dicen no tienen la responsabilidad de sostener el gobierno bonaerense sin fondos, por eso otros le dicen que vaya con prudencia

Pero, más allá de la decisión que tome, Kicillof sabe que será uno de los dirigentes apuntados por el gobierno de Javier Milei. Sobre todo, cuando no haya buenas noticias para dar. El resultado electoral mostró que el antikirchnerismo sigue siendo redituable. 

Hoy los gobernadores peronistas mantienen el grupo de WhatsApp activo. Aún sin una estrategia en común, el chat sirve para hacer catarsis cada vez que uno de los jefes provinciales envía una declaración nueva de Milei. También hablan con sus pares de Juntos por el Cambio. Si no se rinden antes, pueden convertirse en un grupo de resistencia cuando el presidente electo ahorque sus arcas. Por las dudas, el gobernador de Tucumán, Osvlado Jaldo, ya hizo el primer recorte y envió el Presupuesto a la Legislatura con un 13% menos de gastos

Axel Kicillof y Sergio Massa
Axel Kicillof y Sergio Massa.

A la espera de que Alberto Fernández renuncie al PJ para volver a discutir en la sede de Matheu y sin un diálogo aún institucionalizado, las centrales obreras por ahora se mueven por su cuenta. Ya vislumbran que la calle va a ser un foco de conflicto y la protesta se puede volver arriesgada. Por eso, esta semana comenzaron a rehacerse los protocolos de movilización que funcionaron hasta acá. El objetivo es proteger a quienes salgan a la calle por lo que el rol de enfermeras, médicos y hombres de seguridad en las movilizaciones cobrarán mayor importancia.

Quien no se cansa es Sergio Massa. Aunque en esta primera etapa le dedique horas al exterior, a la Fundación Encuentro y a rearmar el Frente Renovador para discutir fuerzas dentro de Unión por la Patria, en su entorno más íntimo también adelantan que “va a dar las peleas que tenga que dar”. Javier Milei lo pondrá en el centro de la escena cuando detalle el gobierno que recibió y el todavía ministro de Economía lo sabe.

El mismo 10 de diciembre, en la ceremonia de asunción, el tigrense recibirá los primeros dardos. Dice que aún no evaluó hasta dónde deberá contestar, pero a su alrededor aconsejan “aguantar los tiros” hasta que sea la ciudadanía la que evalúe los primeros seis meses de gestión. Hablan de darle tiempo hasta julio, que es cuando creen que el votante comenzará a exigir respuestas. “A nadie le funcionó hablar de la pesada herencia. Macri, aunque diga que no sinceró los números, se la pasó quejándose de lo recibido y a nosotros nos corrían con el ‘ah, pero Macri’. La gente votó a Milei para que dé soluciones, no para que nos culpen. En dos años nos volvemos a cruzar en las urnas”, evalúan. 

Mientras tanto, CFK fue la primera que se animó a lanzar críticas a un gobierno que ganó con más del 55% de los votos. Fue a través de TikTok. Sus palabras ya no se propagaron por los celulares de los dirigentes del oficialismo como solía suceder. La vice aparece cada vez menos en las conversaciones del peronismo. Y mucho menos aparece Máximo Kirchner, de quien pocos tienen noticias.