jueves 29 de julio de 2021
POLITICA balance del año en el congreso
10-01-2021 05:25

En su primer año, Alberto consiguió más apoyo legislativo que Cristina y Macri

El Poder Ejecutivo consiguió que le aprueben el 67% de los proyectos que envió para su debate. Es un porcentaje superior y más veloz al de sus antecesores al inicio del mandato.

10-01-2021 05:25

El balance del año legislativo permitió conocer al detalle los temas que fueron prioridad y el ritmo que le dio cada cámara al trabajo a distancia, pero también dejó cifras sobre el vínculo del Congreso con el Poder Ejecutivo. Allí quedó reflejado que el presidente Alberto Fernández logró un mejor vínculo que el que tuvieron Mauricio Macri y Cristina Kirchner en sus respectivos primeros años de gestión.

Según un trabajo de Directorio Legislativo, el actual mandatario contó con la aprobación de 22 leyes enviadas por el Ejecutivo, lo que constituye un 67% del total de 33 textos que tuvieron su origen en el Gobierno nacional, con una velocidad promedio de aprobación de 63 días. Distinto fue el panorama de Macri en 2016, cuando envió 50 iniciativas al Congreso, de las cuales solo 25 fueron aprobadas, y el de Cristina Kirchner en 2012, que logró la sanción de 26 leyes sobre un total de 61 proyectos enviados. Cabe destacar que el escenario de Macri y Cristina eran completamente diferentes: Cambiemos no tenía mayoría en ninguna de las dos cámaras y su antecesora, luego de la elección del 54% en 2011 se alzó con el quórum propio en Diputados y el Senado.

La buena performance de Alberto Fernández en su vínculo con el Congreso llama la atención ya que si bien cuenta con una mayoría muy cómoda en el Senado, con 41 legisladores propios que integran el bloque del Frente de Todos, en la Cámara baja tiene una bancada de 119 diputados y siempre está obligado a sumar al menos 10 aliados para alcanzar al quórum. Y es precisamente este tema el que se fue complicando sobre finales de 2020 y que, sin dudas, se retomará en el inicio del nuevo año de trabajo legislativo.

Según supo PERFIL, el asunto genera preocupación en el oficialismo porque algunos aliados como los diputados que integran el lavagnista Interbloque Federal, incluidos los referentes de Córdoba Federal y de otros bloques provinciales, buscaron “subirse el precio” durante las últimas votaciones, lo que llevó incluso a poner en peligro el quórum de la última sesión donde se trató la movilidad jubilatoria. La inquietud del oficialismo parlamentario llegó al presidente Alberto Fernández en la reunión presencial que compartió en la Quinta de Olivos con más de 60 diputados para hacer un balance y trazar los lineamientos para el 2021.

La encargada de plantearlo fue Cristina Alvarez Rodríguez, secretaria parlamentaria del bloque que comanda Máximo Kirchner, quien se quejó de que los aliados “quieren cobrar pero no laburan”. Con la llegada al poder del Frente de Todos, el lavagnismo se vio beneficiado en el reparto de cargos como la titularidad del Indec para Marco Lavagna o la vicepresidencia del Banco Nación para el economista Matías Tombolini. Dentro de la lista de pretensiones, el espacio que tiene a representantes como Graciela Camaño y Jorge Sarghini, incluye la ocupación de un puesto en el directorio de Enacom que está vacante y que, de acuerdo a lo trascendido en el ámbito parlamentario, así continuará hasta que no rediscutan los términos del acuerdo para este año electoral.

Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, fue el que tuvo en 2020 la tarea de negociar los votos en cada uno de los temas que eran prioridad para el oficialismo y aún restan aprobar algunos proyectos de relevancia para el Ejecutivo -como la reforma judicial- que lograron la media sanción en el Senado pero que quedaron estancados para la aprobación definitiva en la Cámara baja.   

Alberto Fernández tomó nota del reclamo de los legisladores para que “apriete un poco” al jefe político del espacio, el ex ministro Roberto Lavagna, a quien en su momento sondeó para encabezar el Consejo Económico y Social y que recibió en Olivos ya siendo presidente para escuchar sus consejos.

◆ En 2012, Kirchner mandó 61 proyectos y logró la aprobación de 26 de ellos, con una celeridad promedio de 112 días.
Después de la arrasadora elección de 2011, la ex presidenta había logrado el quórum propio.

◆ En 2016, Macri envió 50 proyectos y logró la sanción de la mitad, con una velocidad igual a la de su antecesora: 112 días.
No logró tener mayoría en ninguna de las dos cámaras, lo que complicó la aprobación de leyes.

◆ En 2020, Alberto Fernández presentó 33 textos, de los cuales fueron aprobados 22, el 67%. Con una celeridad promedio de 63 días.
Cuenta con mayoría en el Senado, pero no quórum propio en Diputados.

En esta Nota