domingo 02 de octubre de 2022
POLITICA tensión con el gobierno

En Unidad Piquetera resisten la auditoría y dicen que busca eliminar 400 mil planes

Desde el Ministerio de Desarrollo Social pondrán en marcha el operativo para relevar las condiciones en las que se entregan los beneficios del Potenciar Trabajo. Los movimientos sociales más duros aseguran que el único objetivo es recortar la cantidad de planes “para seguir pagándole al Fondo Monetario Internacional”. Desde la cartera y los grupos oficialistas niegan que haya un número establecido y que lo que buscan es tener “un mapa”.

14-08-2022 01:42

Los movimientos sociales más combativos, reacios al Frente de Todos, organizados en Unidad Piquetera, comenzaron a mostrar gestos para resistir la auditoría de planes sociales que lanzó el Gobierno, con un número entre manos: ya mencionan un recorte de 400 mil asistencias del Potenciar Trabajo, una cifra desconocida por el oficialismo.

Con el grabador de PERFIL encendido, Silvia Saravia, de Barrio de Pie, y Mónica Sulle, del MST, dos referentes de los piqueteros combativos, remarcan que la Casa Rosada solo apuesta al ahorro de 400 mil planes. “Ya lo dijeron, necesitan esa plata para seguir pagándole al Fondo Monetario Internacional , quieren ajustar a los más pobres y van a buscar cualquier razón. No van a auditar a las petroleras ni planean revertir la situación laboral”, lanzó Sulle.

Mientras que Saravia dice que no tienen problemas con las auditorías, es más: asevera que las organizaciones sociales oficialistas ejercen controles sobre las asistencias, en los territorios, de manera continua. Pero denuncia que en muchas ocasiones los insumos y herramientas que se utilizan para las actividades del Potenciar Trabajo no llegan o aparecen tarde. También, asevera que sucede lo mismo con los alimentos para comedores y merenderos.

Emilio Pérsico: "Vamos a apoyar a este Gobierno hasta el último día"

En resumen, la dirigente acusa a la coalición gobernante de tratar de frenar las protestas con este tipo de acciones, “de manera amenazante”, y de paso ajustar el gasto. Por eso, avanzarán en los próximos días con nuevas movilizaciones, luego del acampe en Plaza de Mayo de esta semana. En principio, habrá una el próximo 22 de agosto en las inmediaciones del encuentro del Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo Vital y Móvil. “Queremos que el salario mínimo iguale a la canasta básica, por eso vamos a reclamar”, adelantan desde el Polo Obrero.

Las versiones que disparan desde Unidad Piquetera no contienen verdad para el Movimiento Evita: la organización que posee como referente a Emilio Pérsico, secretario de Economía Social del ministerio de Desarrollo Social, aclara ante la consulta de este medio que el proceso de chequeo, en conjunto con distintas universidades nacionales, solo pretende conocer de mejor manera el programa en cuestión, además de la realidad de los trabajadores de la economía popular.

La organización de sintonía con la alianza oficial también dice que hay chances de que las auditorías enseñen que los hombres y mujeres que se se encuentran en la economía popular se emplean en malas condiciones. “Trabajan, pero no tienen derechos laborales y creemos que hay que fortalecer esos procesos, con inversión, en pequeñas unidades productivas o cooperativas”, deslizaron.

Después del acampe de esta semana, ya prevén volver a marchar el 22 de agosto

Por otro lado, consideran que el Potenciar Trabajo no debe ser eterno. “Está planteado como un refuerzo de ingresos, por eso se llama salario social complementario lo que perciben”, aseveran, al tiempo que indican que aspiran a que los trabajadores puedan fortalecer ingresos y vayan prescindiendo de asistencias. Nombran, a su vez, que un sector de beneficiarios fueron incluidos en convenios con cámaras empresariales para entrar al trabajo formal.

Bajo este marco, la cartera de Zabaleta niega la cifra de Unidad Piquetera y Víctor Colombano, el secretario de articulación social de la cartera, deja en claro que la situación social es preocupante. Sin embargo, subraya que el Gobierno está haciendo todo lo posible para que el salario le gane a la inflación, para que los jubilados y pensionados también lo hagan y valora la actualización de los montos de planes.

Y aclara que los operativos “no son en contra de nadie, ni de los beneficiarios ni los movimientos sociales”. Además, precisó: “Lo que busca el ministro es un mapa de la realidad de cada beneficiario, que está haciendo o que le gustaría hacer. Y aquellos beneficiarios que no están cumpliendo con lo que demanda el plan, se le va a proponer tareas educativas. Existirá una encuesta, dividida en partes: una, personal, la otra es qué le gustaría hacer, qué estudios y capacidades tiene y que le gustaría seguir haciendo”.