sábado 24 de julio de 2021
POLITICA Encuestas
22-04-2021 20:00

Seis de cada diez encuestados insiste con mantener las clases presenciales

Surge de dos relevamientos recientes a los que tuvo acceso PERFIL. Otras restricciones, como la suspensión de actividades en lugares cerrados o los límites a la nocturnidad, fueron mejor recibidas.

22-04-2021 20:00

La polémica que se disparó con el decreto de necesidad y urgencia de Alberto Fernández que suspendió las clases presenciales en el AMBA recibió un alto nivel de rechazo social. Seis de cada diez consultados en dos entrevistas recientes creen que la presencialidad debe seguir manteniéndose o hasta incluso incrementarse. La diferencia con otras restricciones es notoria, ya que algunas llegan a recibir un 57% de aceptación.

La consultora Opinaia, en su estudio que terminó de cerrar en las últimas horas, muestra que el 58% de los entrevistados asegura que “habría que continuar con las clases presenciales, respetando los protocolos”. Por el contrario, el 37% sostiene que “habría que volver a las clases virtuales para evitar los contagios”. 

El dato curioso es que la consultora hizo un desagregado entre padres con hijos en escuela pública, escuela privada y sin hijos en edad escolar. Y el resultado es que las posturas son prácticamente idénticas en los tres segmentos. El rechazo es generalizado. 

En el mismo sentido, la consultora Move, que hace mediciones diarias, se encontró con resultados incluso superiores. Solo el 27% de los consultados se muestra a favor de las medidas de reducción de la presencialidad anunciadas por el Presidente y frenadas por la Justicia en la Ciudad de Buenos Aires. En cambio, un 31% dice que hay que mantener los niveles de presencialidad actual y el 35%, que se debería aumentar. En total, 66% defendiendo que las escuelas sigan abiertas para recibir a sus alumnos. Surge de un estudio a 1.200 personas en todo el país, consultadas telefónicamente por el sistema IVR.

Alberto Fernández con el ministro de Educación, Nicolás Trotta.
Alberto Fernández y el ministro Nicolás Trotta. Ahora analizan una "presencialidad administrada".

Opinaia, además, indaga en otras medidas de restricción que se fueron tomando. El 57%, por ejemplo, ve con buenos ojos la suspensión de actividades culturales, sociales y recreativas en lugares cerrados. La restricción en la circulación entre las 20 y las 6 recibe una aceptación del 55%. Y baja a 43% cuando se consulta por la medida que establece el cierre de comercios, bares y restaurantes a partir de las 19. 

Por otra parte, la evaluación de la gestión del Gobierno de Alberto Fernández en el manejo de la pandemia volvió a caer y recibe un 45% de menciones positivas. Son 6 puntos porcentuales menos que la encuesta del mes pasado. En relación a los valores que tenía un año atrás, la caída es de 44 puntos. En abril de 2020, según Opinaia, la valoración positiva del manejo del coronavirus llegó al 89%. 

La valoración de la gestión sube varios puntos entre aquellos que ya fueron vacunados

El trabajo, que alcanzó a 1.050 personas en todo el país, contactadas de manera online, muestra también que la valoración de la gestión sube varios puntos entre aquellos que ya fueron vacunados. En ese segmento, la positiva del gobierno nacional sube de 45 a 53%. En el caso del gobierno bonaerense, la brecha es de 37 a 48%, y en el de la Ciudad, de 51 a 58%.

Horacio Rodríguez Larreta en conferencia de prensa
Horacio Rodríguez Larreta espera la definición de la Corte Suprema para ver cómo siguen las clases en la Ciudad.

Por último, el sondeo también refleja que la grieta sigue presente en el análisis sobre los pasos que se deben seguir en el combate contra el Covid-19. A nivel general, el 46% de los consultados considera que se debe priorizar la economía, manteniendo pocas restricciones y generando más actividad y empleo. El 43%, en tanto, privilegia la salud y cree que debería haber más restricciones y controles. 

Sin embargo, al adentrarse en identidades políticas, la relación entre los votantes de Juntos por el Cambio es de 64% por la economía y 25% por la salud, mientras que entre los del Frente de Todos se invierte: 29% y 62%.