martes 07 de febrero de 2023
POLITICA contra la inflación

Gremios arrastran focos de conflicto en el arranque de 2023

Estibadores, docentes porteños y trabajadores del neumático figuran entre los sectores que mantienen vigentes las protestas por la pérdida del poder adquisitivo y el reconocimiento de sus labores.

31-12-2022 04:39

Una gama de gremios, desde el que representa a los estibadores del Puerto de Rosario hasta el sindicato de docentes porteños y el de neumáticos, atraviesa el cierre de 2022 en pleno conflicto. Y con pocas resoluciones a corto plazo.

Uno de los colectivos gremiales que generó más ruido fue el Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA) al paralizar el puerto de Rosario y protestar frente a la gobernación santafesina por despidos que consideran injustificados por parte de la concesionaria Terminal Puerto Rosario. El Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria para destrabar la puja, obligando a la reincorporación de los empleados que fueron cesanteados, pero el miércoles el personal no pudo ingresar, lo que recrudeció el problema.

“Los trabajadores habían decidido trabajar para darles el servicio a los clientes porque la empresa siempre dijo que el puerto tenía que estar en funcionamiento, pero se encontraron las puertas cerradas, realmente no entendemos”, dijo César Aybar, el secretario general del SUPA.

Fragmentada, la CGT se concentra en las elecciones

En una sintonía similar, UTE-CTERA y Ademys, dos de los sindicatos docentes porteños combativos, realizaron una concentración, el jueves pasado, para denunciar el cierre de los Profesorados de Lengua y Literatura del IES 2, de Física del Instituto Alicia Moreau de Justo y la carrera de Psicopedagogía de la misma institución, con fuertes críticas a la gestión de Horacio Rodríguez Larreta.

Los hombres y las mujeres del neumático también se anotan en la lista. Sin el nivel de lucha que exhibieron en septiembre, el Sutna de Alejandro Crespo acusó a Pirelli, Bridgestone y Fate de concretar despidos. Y dispuso de medidas de fuerza, que fueron suspendidas ante la conciliación obligatoria que concretó la cartera laboral. “Las empresas empezaron a hacer un mal uso del poder, un abuso, llevando sanciones ridículas a los trabajadores y luego pasaron a realizar despidos digitados”, señalaron.

Otros que se lanzaron a la calle esta semana, cortando avenida Costanera, fueron los trabajadores de GPS, una firma tercerizada de Aerolíneas Argentinas que se encarga del control y asistencia en Aeroparque y Ezeiza, quienes piden que se lleven a cabo las elecciones en el sindicato que los representa, Upadep, de estirpe barrionuevista.

"Kelly" Olmos se mostró a favor de modificar los convenios laborales: "No creo que haga falta una ley"

Luciano Corradi, uno de los delegados de la Bordó, ante PERFIL, mencionó que la cartera que conduce Kelly Olmos intimó al gremio a convocar a comicios. “Es un primer paso pero el problema de fondo es que el sindicato está tratando de expulsar a los delegados con maniobras truchas, quieren proscribir a compañeros para que no se puedan presentar. A su vez, pedimos la reapertura de paritarias y el bono”, explicó.

Sin medidas de fuerza y entendimiento a la vista, aparecen los trabajadores de las estaciones de servicio, liderados por Carlos Acuña, uno de los cotitulares de la CGT, quien exige que las empresas paguen el bono para el personal del sector privado que consagró el Gobierno. Todavía no existe pacto entre las partes.

En esta Nota