POLITICA
JUICIO EN TUCUMÁN

La declaración de José Alperovich en el juicio en su contra: "No la abusé, soy un muerto en vida"

El exgobernador de Tucumán dio su testimonio frente al juez Ramos Padilla y remarcó que se trata una causa "armada" con un móvil económico y político.

Alperovich 20240229
Juicio Alperovich. | Telam

El exgobernador de Tucumán, José Alperovich, ratificó su inocencia frente al juez Ramos Padilla en la causa en la que se lo acusa de abuso sexual de su sobrina, a la par que indicó que se trata de un móvil económico y político. Además, indicó que él es "un muerto en vida" a raíz de la denuncia.

"Yo vine hoy ante usted porque quiero de alguna manera que usted se despeje las dudas, a disposición del señor fiscal, de las querellas. Hubo un móvil económico y un móvil político, la idea es que pueda dar la cara, y que esto se pueda esclarecer", declaró este lunes en el Tribunal Oral en lo Criminal N° 29. Asimismo, el político manifestó: "Yo no abusé de Flor, eso es una mentira. Yo soy un hombre de 70 años".

Continúa el juicio contra José Alperovich: el fiscal pidió detener a tres testigos por falso testimonio

Esto no les gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

El caso se originó tras la denuncia de una sobrina del también exsenador, que trabajó como su secretaria y colaboradora en su espacio político y que dijo haber sido atacada en reiteradas ocasiones entre 2017 y 2019, durante la campaña electoral que finalmente Alperovich perdería contra Juan Manzur.

Acerca de cómo vive tras la denuncia, Alperovich expresó: "Lo que me está pasando no se lo deseo a mi peor enemigo. Yo defiendo a las víctimas que tienen que ser defendidas con respecto a todo, pero hace cinco años que estoy sufriendo por todos los medios ‘Alperovich violador’, y la verdad es que me cambió la vida, doctor"

Juicio contra José Alperovich 20240415

Y agregó: "Quizá a nadie le interesa esto, pero hechos de estas características le cambian la vida a uno. Soy un muerto en vida, gracias a Dios tengo a mi familia, pero está destruida. Vengo a que se saquen todas las dudas, y mi mayor deseo es que al final de esto se sepa la verdad".

“Señor juez, todo esto me da bronca. Porque lo que yo estoy viviendo no se lo deseo ni al peor enemigo. Se lo juro por lo más sagrado. Esto es peor que la muerte. Y cuando uno sabe que no ha hecho nada... Pero bueno, yo confío doctor, yo confío”, insistió el acusado.

Comenzó el juicio contra Alperovich: su denunciante declaró que fue abusada durante actos de campaña

Además, agregó a su testimonió que la denuncia está "armada". "Yo nunca le dije sobrina. Ni ella me dijo tío. Jamás. Ella quiere instalar que yo prostituía a la secretaria. Todo esto está armado. Hace cinco años que en la prensa me dicen violín", expresó.

Sumado a esto, el exgobernador también fue por el mismo camino de su defensa y ratificó que se trata de una causa con un móvil económico y político impulsada por el diputado nacional Carlos Cisneros, de la Asociación Bancaria en Tucumán. "Esto está armado para que tenga trascendencia en Buenos Aires. Está armado políticamente. Yo no tengo dudas de todo eso", continuó con su reclamo.

 

La relación con su sobrina: "Se transformó en una mujer de mi absoluta confianza"

Ante una pregunta de su defensor, el imputado declaró que a la denunciante la conoció cuando ella tenía 27 años: “Es hija de un primo mío, con quien yo tenía una excelente relación, me acuerdo de que a él lo acompañé hasta la muerte de su padre. Teníamos una buena relación. Pero yo a ella la vi por primera vez a fines de 2017, cuando se presentó a mi casa porque quería sumarse la campaña".

Asimismo, afirmó que la víctima "declaró que vino por parte de un pariente, pero eso no es cierto". "Ella se comunicó con mi hija Sarita en el subsuelo de la Casa de Gobierno, donde tenía un cargo permanente, y le pidió que quería venir a ayudarme”, aclaró.

Y agregó: “Yo a todos les doy oportunidades porque en política uno suma y prueba si funciona o no. Yo ya estaba en campaña electoral, así que le dije que sí. Antes no había tenido trato personal con ella, nunca la había visto. Cuando le dije que sí, también le dije ‘tu crecimiento va a depender de vos’. Porque toda persona que quiere crecer en política no requiere solamente llegar a un cargo, sino aprender de política, economía...”.

Juicio contra José Alperovich 20240415

Revelaron un llamado de Alperovich al tío de la joven que lo denunció por abuso: "¿Cuánto me va a costar esto?"

Respecto a la víctima, Alperovich la describió como una mujer empoderada: "Era una mujer fuerte. Ella manejaba todo. Muchas veces me puteaban porque ella manejaba todo. Ella se transformó en una mujer de mi absoluta confianza. Era un gran cuadro político", indicó el exsenador.

"Si ella dijo que yo la abusé tantas veces, ¿por qué siguió trabajando? No lo entiendo. Todo esto es parte de una gran mentira", continuó con su reclamo. Minutos previos a su declaración y durante su llegada a los tribunales de la Ciudad de Buenos Aires, Alperovich fue esperado por varias personas al grito de "justicia" y "violador".

En referencia a la presunta “asimetría de poder” que sostiene la acusación en relación al vínculo del exgobernador con la denunciante, sostuvo: “Si se habla de asimetría de poder, más asimetría de poder habría entre F.L conmigo que entre ella con sus dirigentes, porque los tenía cagando a todos. Todos tenían que ir a ella. Y no era una personalidad empobrecida. Para ser la numero dos de la campaña, no se manejaba así nomas. Todos tenían que recurrir a ella. No solamente los dirigentes, sino los equipos técnicos”.

 

La repercusión de la denuncia: "Esto me ha matado, no sé cuánto más voy a vivir"

Antes de culminar el interrogatorio de la defensa, el imputado expresó: “A mí esto me ha matado. No se cuánto más voy a vivir. Quizás esto a los periodistas y a la gente no les interesa, pero esto es tremendo. Siento una impotencia tan grande, porque uno tiene que hacer el esfuerzo para buscar pruebas de algo que no ha hecho. Es tremendo. No soy la misma persona. Y ya no sé si voy a lograr ser la misma persona... Tengo 11 nietos que me vienen a visitar, dos mellizos que son mi vida, pero yo le digo a Sarita: ‘mirá, no me los traigas porque les voy a transmitir mala onda en este momento'”.

“Perdés todo... Yo estoy de acuerdo con que hay que defender a la víctima. Y le diría que hay que matar al abusador, porque no hay que darle perdón. Pero hace cinco años que vengo con esto del tío abusador, el violinista. Una gran mentira. Los medios me han hecho pedazos, siempre con títulos falsos. Es muy doloroso. Por eso hoy vine ante usted para decir mi verdad, para que se saque la duda. Porque yo no abusé de ella”, concluyó.