Soleado
Temperatura:
16º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 20 de abril de 2019 | Suscribite
POLITICA / definiciones electorales
sábado 22 diciembre, 2018

Las complicaciones en los tribunales envalentonan a CFK a ser candidata

La ex presidenta sigue manteniendo reuniones para ampliar su espacio. Pero cerca de ella afirman que solo confía en su peso para frenar a la Justicia y no en otros candidatos.

por Rosario Ayerdi

apoyos. Esta semana, con jóvenes universitarios. “No se la nota dispuesta a regalar su caudal de votos a nadie”, dicen allegados. Foto: twitter

Días antes de que el fallo de la Cámara Federal de Apelaciones confirmara su procesamiento con prisión preventiva en la causa de los cuadernos, Cristina Kirchner recibía en el Instituto Patria a distintos dirigentes de la provincia de Buenos Aires ante los que aseguraba que la seguirían "persiguiendo" a través de la Justicia. Pero este preámbulo no la detuvo, e inmediatamente pasó a hablar de la estrategia electoral para 2019. Este diálogo se repitió en las distintas reuniones que mantuvo en los últimos días antes de partir hacia El Calafate. La senadora de Unidad Ciudadana sabe que el año próximo deberá circular por Comodoro Py más de lo deseado, pero eso no la detiene, y quienes la visitan aseguran que se muestra envalentonada y convencida de que los votos que tiene pueden hacer perder a Cambiemos.

La expresidenta descarta la posibilidad de pactar un acuerdo con el peronismo alternativo, que pretende que no se presente a la elección a cambio de garantizar paz judicial en caso de ganar. No confía en que ninguno de los dirigentes que integran este espacio le asegure esto, pero además está convencida de que el avance de las causas en su contra forma parte de un plan que excede las fronteras de Argentina: “Se los dije dos años atrás y vean que al final está sucediendo, hay un plan que va más allá de Mauricio Macri, aunque él entre otros lo implementan, que tiene que ver con desprestigiar a los líderes y gobiernos progresistas de la región”.

Por esto, descree que salir del centro de la escena política y hasta resignar su candidatura pueda traerle tranquilidad en los tribunales. Acepta, además, que no solo ella será “perseguida”, sino también sus dos hijos. “La persecución comenzó antes de que deje el poder y el 13 de abril de 2016, cuando nadie pensaba que podía ser senadora un año después ya estaba en Comodoro Py. Esta persecución no termina por irse a El Calafate”, explican en su entorno.

La senadora seguirá insistiendo con que es víctima de una persecusión judicial

Cerca de la expresidenta descartan que un nuevo pedido de desafuero pueda avanzar en el Senado y admiten que las causas judiciales no detienen los planes electorales de Cristina de derrotar a Macri. "Es la dirigente de la oposición que más hace por la unidad, no solo recibe a todos, también se reconcilió con quienes había estado distanciada y, desde que dejó la presidencia, jamás habló mal de ningún compañero de la oposición. Sus palabras públicas son solo para criticar al gobierno actual", detallan.

Yo fui todo lo que una mujer puede ser en la vida, llegué a ser presidenta. Fui todo y si hay que ponerle el cuerpo, lo pongo”, les dijo a los más de 14 intendentes bonaerenses que vio en las últimas semanas. Con muchos de ellos, sobre todo los del interior, nunca había charlado. Después de hacer un repaso por los indicadores económicos dejó en claro que deben trabajar en lograr la mayor unidad posible.

“Cristina sabe que los votos son de ella y no se la nota dispuesta a regalar su caudal de votos a nadie. Pero sabe que con sus votos solos no alcanza y por eso está más abierta y receptiva”, dice uno de estos jefes comunales. Ella repite que hará todo lo posible aunque no confirma su postulación y dice: “Es bueno que caminen Felipe Solá, Agustín Rossi y Daniel Scioli”.

Esta semana, también se reunió con el senador José Alperovich, quien planea disputarle la gobernación de Tucumán a su sucesor, Juan Manzur. “El encuentro fue sin críticas al gobernador, estamos haciendo lo que hay que hacer, que es no pelearse con ninguno y entender que tenemos que estar todos juntos”, aclaran desde el Instituto Patria.

"¿Hablan con Sergio Massa?", les preguntó Cristina a los intendentes Juan Zabaleta (Hurlingham), Gabriel Katopodis (San Martín) y Alberto Descalzo (Ituzaingó). Al responderle que sí, lejos de las críticas, dio el visto bueno.

A diferencia de los años de gestión del kirchnerismo en el que delegaba el armado electoral, ahora la senadora está en cada detalle de la estrategia de campaña y atenta a lo que suceda en el territorio bonaerense. En las charlas criticó la idea del oficialismo de desdoblar la elección en la provincia gobernada por María Eugenia Vidal y admitió que aún no hay un candidato fuerte. La expresidenta no descarta a Verónica Magario (jefa distrital de La Matanza) como una de las posibles candidatas a la gobernación pero sabe que su antecesor, Fernando Espinoza, insiste con ser él (aunque no recibe apoyo ni de ella ni de sus pares). Ante la posibilidad de que piense en Axel Kicillof, los intendentes le dejaron en claro que ellos insistirán con que sea un dirigente territorial el que ocupe ese lugar en la boleta. Ayer partió rumbo a El Calafate para pasar Navidad y Año Nuevo junto a sus dos hijos. Lejos, aunque sea por unas semanas, de las complicaciones judiciales y de la campaña.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4605

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard