lunes 08 de agosto de 2022
POLITICA jaque mate

Las últimas horas y la carta del “señor inflación”

Siete carillas y un tuit. Asi fue la renuncia de Martín Guzmán que se conoció cuando aún estaba hablando en Ensenada la vicepresidenta Cristina Kirchner. Agradeciendo a AF y pidiendo, elípticamente, más poder para quien lo suceda. El ahora ex ministro renunció a la poltrona de Economía donde estuvo casi mil días destinados fundamentalmente a resistir las embestidas del cristinismo que, finalmente fueron exitosas. Se fue quien cerró el acuerdo con los bonistas y el FMI, pero que no logró domar las internas políticas ni mucho menos la inflación desbocada.

03-07-2022 00:49

Casi 30 minutos después de que comenzara a hablar la vicepresidenta, Martín Guzmán se despidió de la poltrona de Economía, luego de haber estado allí 935 días, de los cuales la mayoría de ellos los dedicó a contrarrestar las embestidas, cada vez más brutales, que le dedicaron desde el cristinismo y que el Presidente, Alberto Fernández, no logró frenar.

Guzmán tampoco logró frenar la inflación. Y quedó claro que ese y ningún otro fue su talón de Aquiles. Se convirtió en el “señor inflación”. Aunque hubo estadísticas favorables en algunos aspectos como recaudación o nivel de actividad, nada pudo ni puede contra una suba de precios que superaría el 30% en solo seis meses.

Ese dato letal para los bolsillos y el alma será la primera herencia del próximo ministro, ya que el Indec difundirá en una semana ese indicador.

La carta de renuncia de Guzmán tiene tres carillas y la subió de puño y letra a sus redes. Unos minutos antes le informó la decisión al Presidente. CFK ya estaba hablando en Ensenada. La última foto pública de Guzmán fue el viernes en el otro acto, el que hizo AF en la CGT.

“Con la profunda convicción y la confianza en mi visión sobre cuál es el camino que debe seguir la Argentina, seguiré trabajando y actuando por una Patria más justa, libre y soberana”, señaló Guzmán en su carta. Agradeció al Presidente por “confiar en mí y en el equipo que hemos conformado en el Ministerio por estos más de  treinta meses de trabajo, los cuales estuvieron marcados por un escenario absolutamente singular”. "Desde la experiencia que he vivido, considero que será primordial que trabaje en un acuerdo político dentro de la coalición gobernante para que quien me reemplace, que tendrá por delante esta alta responsabilidad, cuente con el manejo centralizado de los instrumentos de política macroeconómica necesarios para consolidar los avances descriptos y hacer frente a los desafíos por delante”, señaló.

Alberto Fernández y Martín Guzmán, en tiempos más felices.
JUNTOS. El Presidente y el ex ministro en sintonía para las diferentes actividades que realizaron juntos, menos frenar precios.

Quienes frecuentaron al ahora ex ministro la semana pasada coincidieron en que “el Ministerio ya estaba intervenido”. De hecho, el ahora ex ministro tuvo muy poca exposición y, sobre todo, participación y reacción frente al vértigo con el que se desplomaron los mercados.

¿Más renuncias?

Ayer renunciaron los secretarios que acompañaron a Guzmán y hubo infinitas versiones sobre otras renuncias. Por ejemplo, hubo versiones en torno a la continuidad del titular del Banco Central, Miguel Pesce, que fueron tajantemente desmentidas en la autoridad monetaria.

También sobre Sergio Chodos, el representante argentino ante el FMI y quien llevaba en el día a día las comunicaciones con el organismo internacional. Nunca confirmaron su alejamiento en su entorno.

Hubo muchas versiones de otras renuncias, desmentidas, sobre Pesce y Chodos 

Codo a codo con Guzmán, la dupla negociadora se encargó de llevar adelante las negociaciones con el Fondo Monetario y coordinaron la estrategia que finalmente concluyó en la renegociación de la deuda.

Mientras todo esto ocurría los mercados que abrirán el lunes ya comenzaron a hablar en las opciones alternativas, anticipando una jornada vertigionosa luego de un cierre de fuego, el viernes antes de la renuncia.

Tras la renuncia de Guzmán los mercados reaccionaron inmediatamente y comenzaron a subir algunos activos financieros, entre ellos las criptomonedas atadas a la divisa estadounidense.

En el caso del dólar crypto, el USDT se disparó y llegó a cotizar los 279 pesos en algunas plataformas de trading. El mismo valor tocó el USDC y el DAI apenas un peso abajo.

Sin dudas, con la tan anunciada renuncia de Guzmán se fue el último bastión del Presidente en su propio gabinete. Entre sus logros; sin duda haber cerrado el acuerdo con los bonistas. Los fracasos son más; el más  brutal; la suba de precios que nunca logró domar el “señor inflación”.