POLITICA
El futuro de la exgobernadora

Lejos de rumores de cargos, María Eugenia Vidal se enfoca en el rearmado del PRO y lanza su fundación

Sonó para el Anses y para distintas áreas sociales pero ella lo descarta si no es en el marco de un acuerdo de su partido. El reencuentro con Macri y su visión de Milei y los libertarios. Jubilaciones y la relación con Caputo. La nueva ONG que cobijará bajo su ala proyectos educativos y productivos.

Maria Eugenia Vidal 20221013
Maria Eugenia Vidal | Cedoc Perfil

Tuvo que desmentirlo en varias oportunidades: no será funcionaria del Gobierno nacional ni en el corto plazo ni tampoco, en principio, en el mediano plazo. Ni un lugar en el área social, ni Anses, ni Pami. Pero, de esos rumores que surgieron del seno del oficialismo, le quedó la sensación latente de que haber sido una de las legisladoras nacionales que puso mayor empeño en que se apruebe la ley ómnibus tuvo sus frutos.

María Eugenia Vidal no tiene intenciones de ir a ningún lado. Tiene mandato hasta fines del año que viene y hoy está enfocada en tres temas: intentar sancionar una nueva fórmula para los jubilados, ser parte de la reorganización del PRO –que incluyó un mano a mano con Mauricio Macri hace dos semanas – y el lanzamiento de su flamante fundación llamada “Hacemos”.

En términos generales ve que el norte que eligió el Gobierno es el adecuado. Piensa que, si logra bajar la inflación, será un éxito la gestión. Y que el presidente Javier Milei está avanzando en temas que en el período 2015-2019 a Cambiemos le hubiera gustado pero no había consenso en el electorado para hacerlo. Es más: tiene serias dudas sobre la idea de que la opinión pública le sacará el apoyo al jefe de Estado cuando los incrementos en las tarifas se sigan sumando entre marzo y abril.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Bajo estas hipótesis, en la discusión en comisión por la ley ómnibus el asesor presidencial, Santiago Caputo, entabló un buen vínculo con la diputada, quien, junto al jefe del bloque del PRO, Cristian Ritondo, fue una de las voces que buscaba los consensos con la Casa Rosada para sancionar la iniciativa.

María Eugenia Vidal:
María Eugenia Vidal

En particular cuando se debatía el capítulo sobre jubilaciones Vidal apostó todo a la fórmula que había propuesto el ministro de Economía, Luis “Toto” Caputo, para indexar los aumentos previsionales a la inflación. Defendió esa fórmula y hasta discutió en el recinto con el bloque de Miguel Pichetto sobre el tema para que se sumen. El asesor presidencial luego comentó a varios interlocutores su buena sintonía con Vidal. Uno de ellos: Guillermo “Guillo” Garat, su socio en el sector privado, y quien trabajó muchos años con la entonces gobernadora bonaerense, e incluso en estos años.

Hoy, desde Mar del Plata donde dio el primer paso para su fundación, planteó: “Las jubilaciones están en su nivel más bajo de los últimos 20 años y sin duda hay que cambiar la fórmula ya. La inflación sigue siendo muy alta para todos, pero además la fórmula que se introdujo en el gobierno anterior de Alberto Fernández les hizo perder un 35% de la jubilación”.

“Necesitamos que el Congreso trate un proyecto que cambie la fórmula, estuvimos muy cerca con la ley ómnibus, pero vamos a volver a la carga ahora desde el próximo viernes que empiezan las sesiones (ordinarias). Yo tengo un proyecto hecho, pero hay otros bloques trabajando en el mismo sentido, la Coalición Cívica, el radicalismo. Tenemos que abordar el cambio de la formula”, expresó.

El nuevo PRO y las definiciones

Hace quince días Vidal reunió a su mesa más pequeña. Fue una de los últimos encuentros en la oficina de la calle Arroyo, en Recoleta, ya que se mudará a otra nueva, más grande, cerca de Avenida Las Heras.

Encuesta nacional: Milei es visto como un presidente honesto, pero con poca sensibilidad, mientras crece la polarización

Allí planteó tres definiciones: la primera fue que solo sería funcionaria nacional de La Libertad Avanza en el marco de un gran acuerdo que implique al PRO. En segundo lugar, que estará muy activa para tener un rol y colaborar para desarrollar otros liderazgos en el partido. Y en tercer lugar, acaso la definición más importante: hoy no ve lugar para el “centro” y por ello el lugar político donde debe estar es colaborando con el oficialismo y muchas de sus políticas que ve con agrado.

En este marco, hace diez días, cuando regresó del sur, Vidal estuvo a solas con Macri. Hacía casi medio año que no se reunían sin testigos. La convocatoria partió del expresidente cuando la diputada lo saludó afectuosamente por su cumpleaños a comienzos de febrero. “Nos tenemos que ver”, le respondió por Whatsapp.

En la charla hablaron de la coyuntura, de darle un marco de gobernabilidad y apoyo al oficialismo, y coincidieron en que el PRO tenía que ir a una renovación. Por supuesto, Vidal le dio su apoyo para que el expresidente sea el nuevo titular del partido amarillo y le planteó que quería “ser parte” del proceso para que puedan impulsar nuevas figuras. “Tienen que crecer nuevos líderes jóvenes”, le expresó. Macri piensa exactamente lo mismo.

Quedaron en seguir hablando. El ex jefe de Estado sigue recolectando adhesiones para presentar una lista de unidad bajo su conducción que incluya a todos, o a casi todos. Vidal estará entre los nombres principales del nuevo PRO.

Mauricio Macri 20240220
Mauricio Macri

“Hay un consenso mayoritario que Mauricio sea el presidente del partido nacional, tenemos que dejar atrás cuatro años de discusiones internas, la gente nos mandó un mensaje en la última elección tenemos que saber leerlo, tenemos que volver a ser ese PRO que gobernó la Ciudad, la Provincia, la Nación. Y que pudo demostrar equipo resultado, gestión compromiso con la gente, eso lo que tenemos que volver a ser”, planteó Vidal hoy.

“Hacemos”

Paralelamente, la diputada está entusiasmada. Acostumbrada a los cargos ejecutivos, además de su rol como legisladora, se hizo cargo de la fundación “Hacemos”, que presidirá. La ONG tiene alcance nacional – había sido creada por el dirigente entrerriano del PRO y secretario de Modernización provincial, Emanuel Gainza – y le permitirá a Vidal recorrer el país con proyectos concretos.

De hecho, ya empezó a reclutar dirigentes del PRO de, al menos, 15 provincias para que colaboren con las iniciativas.

El vicepresidente de “Hacemos”, el senador provincial Alex Campbell, es uno de los que acerca dirigentes y jugadores de la sociedad civil. Además está a cargo del capítulo de producción, donde la fundación se propone colaborar con pequeños emprendimientos en cuestiones básicas como el manejo de temas impositivos y los primeros pasos para crear un negocio.

Alberto Fernández fue denunciado por malversar fondos y desde su entorno lo rechazan: "operación clarísima"

La directora ejecutiva es Florencia Montes de Oca, quien trabajó en la Fundación del Banco Provincia cuando Vidal era gobernadora, y a ella se le suma Augusto Ardiles (quien trabajó con Federico Sturzenegger).

La idea que tiene la diputada es sumar referentes territoriales y del PRO que se sumen a alguno de los dos proyectos.

Entre otros: el misionero Pedro Puerta (hijo de Ramón), diputado provincial y uno de los nombres más fuertes del partido en la provincia; la senadora nacional Natalia Gadano en Santa Cruz; la mendocina Sol Salinas; la salteña Inés Liendo y el propio Gainza en Entre Ríos son algunos de los nombres que ya se embarcaron. En Córdoba, Tucumán, y por supuesto en el área Metropolitana ya están los referentes comenzando a trabajar.

Para el capítulo educativo el eje se centrará en un plan de alfabetización. El ex viceministro de educación bonaerense y actualmente diputado porteño, Sergio Siciliano, fue el que coordinó el trabajo de tres pedagogos de renombre que elaboraron una serie de cuadernillos para lograr la alfabetización a bajo costo y en poco tiempo.

El primer paso se dio hoy, justamente, en Mar del Plata, la tierra que gobierna el intendente Guillermo Montenegro, del PRO y vidalista desde que en 2017 le planteó a la entonces gobernadora su intención de ser intendente y Vidal puso todo a su alcance para ayudarlo.

“Hacemos está integrada por Hacedores; desde jóvenes que no se quieren quedar quietos hasta profesionales con experiencia en la gestión y gente de a pie que está harta de no poder cambiar su realidad. Sin importar de dónde vienen ni cuál es su trayectoria, lo único indispensable para formar parte de Hacemos es tener la convicción de querer hacer algo distinto, impulsando distintas acciones desde la sociedad civil”, describen cerca de la diputada.

El tercer eje de la fundación tendrá que ver con intervenciones en temas concretos. El que más ocupa a Vidal en estos días: ayudar a las madres de pacientes oncológicos a conseguir casa en la Ciudad. De esto ya estuvo dialogando con el jefe de Gobierno, Jorge Macri.

 

Gi