domingo 02 de octubre de 2022
POLITICA diferencias en la central sindical

Moyano insiste con movilizar a la CGT en apoyo a la vicepresidenta

El líder camionero ratificó ayer que tienen previsto marchar el próximo viernes, cuando se estima que Cristina hablará en la instancia de alegatos del juicio de Vialidad. “Los gordos”, en cambio, rechazan la convocatoria pero por ahora eligen el silencio para no confrontar. Ya después del atentado hubo diferencias en el consejo directivo de la CGT.

17-09-2022 01:39

Las palabras de Pablo Moyano, anticipando que el próximo 23 de septiembre la CGT se va a movilizar en apoyo de Cristina Kirchner, ahondaron las diferencias entre los distintos sectores que componen la central obrera, con varios dirigentes que no están convencidos de salir a las calles. Mientras que otros desconocen la convocatoria del líder de Camioneros y guardan silencio.

La chance de motorizar un paro con movilización a favor de la vicepresidenta estuvo latente en el colectivo sindical desde el mismo momento en que corrieron las imágenes del atentado en Juncal y Uruguay, con los sindicatos más combativos, y alineados con el kirchnerismo, a la cabeza del pedido. Pero, con el correr de las horas, y sin consenso interno, la posibilidad se desinfló, con los denominados “gordos”, de gran sintonía con Alberto Fernández, sin intención de marchar.

El propio Andrés Rodríguez, referente de UPCN y uno de los hombres que integran la mesa chica de Azopardo 802, explicó por qué la CGT no iba a entrar en movimiento tras el intento de magnicidio: “Es una herramienta y un instrumento muy fuerte del movimiento sindical y solamente se usa cuando las realidades del mundo laboral se ven en peligro”.

“Todavía no hay nada oficial, pero ella va a realizar un discurso para los militantes”

Las divergencias dentro del colectivo sindical fueron tan fuertes que hasta se suspendió un cónclave del consejo directivo en donde se iba a discutir qué se podía realizar por la titular del Senado. Por lo bajo, ante PERFIL, desde el entorno de uno de los dirigentes encolumnados en el kirchnerismo expresaron que la CGT “quedó a destiempo”. “Mientras la gente estaba copando la Plaza de Mayo ese viernes, se estaba discutiendo si convenía marchar o no por Cristina, y recién a las dos de la tarde apareció una postura oficial”, lamentaron.

No obstante, y pese a los encontronazos entre las distintas tribus, la idea de expresarse por la referente del Frente de Todos siguió en la cabeza de los gremialistas más duros, y Moyano ayer dijo que el viernes 23 de septiembre, cuando CFK presente su alegato en la causa Vialidad, existirá apoyo sindical.

“La CGT está en estado de alerta y movilización. Se habla de un acto el 23 de septiembre, cuando la vicepresidenta declare, y vamos a acompañar de forma masiva también esa movilización”, afirmó el camionero en declaraciones a C5N.

A su vez, reconoció que “todavía no hay nada oficial pero es lo que se está hablando, que ella va a realizar un discurso para hablar con los militantes y seguramente muchas organizaciones van a estar en ese acto”.

Por el momento, del lado de los “gordos”, eligen el silencio para evitar polemizar con el triunviro de la CGT, aunque al mismo tiempo no ofrecen ninguna señal de apoyar la acción. Camino similar toma la UOM, que desconoce la convocatoria del hijo de Hugo, tras una semana en la que su secretario general, Abel Furlán, reclamó una medida de fuerza por Kirchner, con críticas a Daer y compañía por “falta de discusión política”.

Mientras, Camioneros y una parte del gremialismo más combativo, referenciado en la expresidenta, prometen, en diálogo con este medio, dotar de mucha fortaleza la convocatoria. Desde ya, el Frente Sindical para el Modelo Nacional, una agrupación de sindicatos que responde a los Moyano, dará el presente al igual que Canillitas, de Omar Plaini, y La Bancaria, de Sergio Palazzo.