POLITICA
Conflicto con Chubut

Patricia Bullrich junta firmas del PRO a favor de Javier Milei y en contra del “chantaje” de Ignacio Torres

La ministra de Seguridad redactó un documento como “un llamado a la cordura”. Desde Washington, empezó a recopilar firmas de dirigentes del partido del que sigue siendo, por poco tiempo más, la presidenta. El silencio de Macri.

Javier Milei junto a Patricia Bullrich
Javier Milei junto a Patricia Bullrich | X

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, agitó este fin de semana las aguas dentro del PRO luego de que gobernadores del partido amarillo se solidarizaran con el gobernador de Chubut, Ignacio Torres. El mandatario provincial, enfrentado con Casa Rosada, amenazó con no enviar ni un barril más de petróleo si el Gobierno nacional persistía con la retención de recursos coparticipables que pertenecen a la provincia patagónica.

Preocupada por las ramificaciones del conflicto y la erosión del apoyo a Javier Milei dentro de las filas del PRO (inclusive del jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri), Bullrich redactó un documento en el cual habla de un "chantaje" del gobernador patagónico y empezó a recopilar firmas de dirigentes del partido de centroderecha del cual sigue siendo, por poco tiempo más, la presidenta.

Torres, que recibió la solidaridad de casi todos los gobernadores del país, incluidos los peronistas, considera que el Gobierno de Javier Milei está reteniendo injustamente 13.500 millones de pesos producto de percepciones por una presunta deuda que tendría Chubut con Nación.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite
Patricia Bullrich
Bullrich: "Asistimos hoy consternados a la resistencia de muchos gobernadores a compartir el esfuerzo fiscal"

La decisión de preparar un documento y reunir firmas del PRO la tomó la funcionaria del Gabinete desde Washington, adonde viajó como parte de la comitiva presidencial para participar de una cumbre de fuerzas políticas conservadoras. Mientras, Mauricio Macri se perfila como próximo presidente del PRO y se mantiene en silencio, aunque es un secreto a voces que acompaña el reclamo de Torres y del resto de los gobernadores de Juntos por el Cambio.

Bullrich se rebela y se afianza en la retaguardia como la exponente del ala más oficialista del partido amarillo. De hecho, antes de que Torres lanzara el ultimátum público al Gobierno, Bullrich se reunió con Torres e intentó hacerlo desistir de la acción que iba a realizar el viernes.

El último viernes, la ministra se refirió a este conflicto en su cuenta de X: “Ningún miembro del PRO puede estar de acuerdo ni validar la amenaza de confiscar propiedad privada. No sólo es obsceno hacer esa amenaza, sino que son afirmaciones que ahuyentan inversiones, la creación de empleo y el progreso de nuestro país. El dilema es simple: o todo sigue igual o abrazamos la libertad y cambiamos”, postuló.

Patricia Bullrich apuntó contra Mauricio Macri: "Yo represento a la parte mayoritaria del PRO"

El documento de Bullrich: “Un llamado a la cordura”

El documento que redactó Bullrich y circuló en las últimas horas contiene los siguientes párrafos:

"Los abajo firmantes, dirigentes y militantes del PRO, compartimos de diversas maneras la experiencia de gobierno 2015- 2019. Las manifestaciones públicas de nuestros principales dirigentes confirman un diagnóstico: se avanzó demasiado lentamente y con exagerada prudencia y eso se pagó con una crisis que impidió la continuidad del cambio. En caso de volver a ser gobierno, sería necesario un mayor coraje y decisión.

La derrota parlamentaria de la ley Bases fue un duro golpe a nuestras aspiraciones, ya que mostró rápidamente las dificultades que deberá enfrentar todo plan de reforma y privó al gobierno nacional de las herramientas necesarias para enfrentar la desastrosa situación heredada. Nuestro bloque se mantuvo compacto, votando a favor todos sus artículos al mismo tiempo que sugería medidas y proponía modificaciones. Es por esto que asistimos hoy consternados a la resistencia de muchos gobernadores a compartir el esfuerzo fiscal necesario para impedir una crisis hiperinflacionaria cuya víctima principal no sería el gobierno sino los argentinos que habitan todas las provincias.

Es necesario discutir un nuevo marco para la coparticipación y la distribución de los recursos federales, como establece nuestra Constitución y nunca se ha cumplido. Entretanto, todos debemos sumar nuestros esfuerzos para que el país supere esta coyuntura crítica. Conscientes de nuestra responsabilidad de apoyar el cambio que nuestros votantes y la mayoría de los argentinos exigen hacemos un llamado a la cordura a todos quienes comparten nuestra visión de un país federal en el que cada provincia genere sus propios recursos y sea sustentable, en el que la maquinita de imprimir billetes deje de financiar privilegios a expensas del bienestar de los argentinos y en el que la continuidad y el respeto de la Constitución y las leyes, y no el chantaje, sean el punto de partida de la resolución de disputas y controversias".

 

ML/ff