3rd de March de 2021
POLITICA dias decisivos para el oficialismo
01-09-2019 02:26

Por ahora se impuso el ala moderada en el Gobierno y bajarán la confrontación

En la Casa Rosada esperan para mañana otro “día D” ante las posibles reacciones del mercado a las últimas medidas. Surgieron más tensiones hacia el interior del gabinete.

01-09-2019 02:26

El Gobierno espera el lunes como si fuera el “día D”. Mientras al interior del oficialismo se impone una línea moderada de acción y discurso, en la Casa Rosada y en el Palacio de Hacienda analizan variantes ante las posibles reacciones del mercado en el comienzo de la semana. Si bien no está definido el plan de acción, se espera que el Banco Central tenga una intervención más fuerte que en los últimos meses y que la futura presentación del ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, en el Congreso conjugue un clima de calma.

“La discusión que se va a dar, y por eso tenemos que seguir el minuto a minuto, es si aguantamos sin medidas o no, dependiendo de cómo se mueva el dólar y los mercados”, apuntan a PERFIL fuentes oficiales. En este marco, para el Gobierno será un nuevo partido que, además, determinará si, cuando vuelva a comenzar formalmente la campaña electoral el 7 de septiembre, podrá intentar retomar la iniciativa o la coyuntura económica lo impedirá.

A la vez, al interior del Gobierno ganó la pulseada el ala moderada, que encabezó el propio Lacunza junto al ministro del Interior, Rogelio Frigerio. A ellos se plegó el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien obligó al presidente Mauricio Macri a dejar un mensaje conciliador en Twitter: “Todos podemos ayudar desde la responsabilidad y la prudencia en llevar tranquilidad a los argentinos... Como Presidente todas mis acciones van en dirección a tender puentes y dialogando”.

“Tenemos que dejar de responderle a Alberto y culpar de todo al kirchnerismo”, deslizan, en voz baja, en Balcarce 50.

Uno de los primeros que tomó este mandato fue el senador Esteban Bullrich, quien pidió diálogo para salir de la crisis económica. En el mismo sentido se pronunció el diputado Daniel Lipovetsky, quien sigue rechazando ofrecimientos del peronismo para irse del macrismo que lo marginó de la boleta nacional y lo dejó en un lugar expectante en la Provincia.

En ese contexto, haber llamado “golpistas” a los integrantes del Frente de Todos no será parte de la estrategia de discurso en las próximas semanas. Por ello, tanto Elisa Carrió como un grupo de diputados, por caso Fernando Iglesias como el ejemplo más extremo, no tendrán tanto aire en esta nueva coyuntura. Peña será clave para intervenir en ese sentido y que el “ala dura” amaine sus críticas, al menos por un tiempo.

Entre ellos también está Patricia Bullrich, la ministra de Seguridad, y de manera sorpresiva el candidato a vicepresidente, Miguel Pichetto, quien sacudió al kirchnerismo esta semana en diversas entrevistas.

De todas formas, la tensión en el gabinete nacional, y más aún con respecto a la provincia de Buenos Aires y el vidalismo, es más ostensible que nunca. Este martes, por ejemplo, hubo un fuerte cruce entre el ala moderada y el ala dura por la cuestión social. El tema no pasó a mayores, pero dejó en evidencia las diferencias en el gabinete.

Esa diferencias se acrecientan cuando se escuchan las voces que provienen del gabinete de María Eugenia Vidal. Muchos ya no tienen problema en criticar abiertamente a Peña y a sus laderos por la estrategia bonaerense que los llevó a una derrota con Axel Kicillof. “Siempre le dijo a María Eugenia que se podía ganar”, resumen. En definitiva, ya miran el futuro sin el jefe de Gabinete y sin el propio Macri.

En esta Nota