domingo 13 de junio de 2021
PROTAGONISTAS GÉNERO URBANO
15-05-2021 22:30

Cacha: de Lobería al mundo junto al freestyle

Es el argentino con más títulos internacionales de freestyle y con 21 años es referente de la escena latinoamericana. Charla con PERFIL antes de su próxima competencia.

15-05-2021 22:30

“Cuando empecé con esto, ni pensaba que era algo de lo que podía vivir. Porque eso no existía, era imposible”. El dueño de la frase es Eduardo Ignacio Cachavilano, más conocido en la escena del freestyle como Cacha.

En ese recuerdo, solo tenía 11 años y todavía era un niño de Lobería, provincia de Buenos Aires, fascinado por Eminem y el hip hop. Hoy, tiene 21, lo siguen más de dos millones de personas en las redes y es uno de los exponentes más importantes del rap en Argentina y Latinoamérica. “Acá estamos, cumpliendo sueños”, cuenta a PERFIL antes de su presentación en Combate Freestyle.  

 

 

-¿Cómo estás para la competencia?

-Vengo con muchas ganas. Quizás la primera vez que me invitaron me lo tomé más tranquilo, no porque no lo considere importante sino porque justo venía de la Redbull y otros eventos. En esta edición vengo con ganas. Estuve practicando y quiero ganar. Más allá de disfrutar el momento y pasarla bien, tengo ganas de romperla.

 

 

En los últimos años, las batallas de gallos o los combates de freestyle se ganaron un lugar en la escena argentina de los géneros urbanos. Wos, Duki o Paulo Londra son solo algunos de los artistas que iniciaron sus carreras en esos espacios. 

 

Fede Lauria: promotor del trap y gestor del show de Nicki Nicole con Jimmy Fallon

 

Y junto a ellos, también crecieron los eventos donde jóvenes de todo el país pueden mostrar su capacidad para rimar palabras. Cómo Combate Freestyle, que el próximo miércoles 19 a las 21 hs realizará su primera fecha del 2021.

La misma podrá verse por Space o por el canal de Youtube y contará con Replik, Saga, Tink, Naista, Stuart, Cacha y MP como participantes. 

 

 

-¿Están motivados por la competencia? 

-Sí. De hecho estuvimos rapeando entre nosotros y hablando mucho. Hay un gran clima. 

-¿Y al público cómo lo ves?

-Con muchas ganas también. Cuando iban largando los competidores y se supo que va a ser un evento súper picante, la gente empezó a llenarnos de comentarios. Están ansiosos de que llegue la fecha y están con muchas ganas. Espero que lo disfruten y que salga mejor de lo que esperamos.

 

 

-Esta fecha tiene algo especial porque los ganadores van a una competencia internacional. ¿Cómo vivís eso?

-Eso me motiva más todavía. Incluso es la motivación más grande porque a mi me gusta competir afuera. Cuando se haga la internacional va a estar buena porque se van a cruzar nombres muy potentes de la región. 

-¿Qué importancia le das a la competencia internacional?

-Creo que siempre salir a competir afuera te aporta una experiencia que por más que compitas durante muchos años acá, no la vas a encontrar. Porque son cosas diferentes. El hecho de enfrentarte con alguien que tiene otra jerga a la hora de rapear, otras costumbres y que viene de otro lado saca cosas muy buenas y te nutre un montón. Es más difícil ganarte el respeto afuera porque tenes que pensar diez veces más qué decir. Tenés que ser muy riguroso y no podés rapear de la misma forma que en Argentina porque te tienen que entender al 100%. Hay más aspectos a tener en cuenta. 

 

Freestyle: Conocé a las chicas que hoy harán historia en la Red Bull Batalla de los Gallos

 

-¿Ya se ganaron el respeto afuera o tienen que hacerlo?

-Creo que Argentina se convirtió hace un tiempo en una potencia mundial. España y México son potencias en nivel de competidores, la masividad de la gente en los eventos y la difusión. Y hace tiempo ganamos nuestro lugar ahí. 

 

La historia de Cacha: de Lobería al mundo con el freestyle

Cacha nació en Lobería. La primera década de su vida, vivió en el campo junto a sus padres y su hermano. Y si bien tuvo una infancia tranquila, también fue solitaria. “Siempre fui muy introvertido y me costaba relacionarme con los otros. Creo que tiene que ver con criarme en el campo porque estaba con mi familia y no mucho más”, contó en Ruido, el podcast producido por Spotify y cuyo conductor es El Misio, host de las batallas de freestyle

En ese contexto, la música ocupó un lugar importante. Rock, cumbia, pop y melódicos, fueron algunos de los géneros que escuchó en esa etapa. Hasta la adolescencia, cuando descubrió el rap y el hip hop y su vida cambió.

 

 

Con los años, empezó a practicar para competir en batallas pero en Lobería no había ninguna. Por eso decidió mandar mensajes a radios locales para poder mostrar sus rimas y ver si se abría alguna puerta. Se abrieron muchas. Poco a poco sumó fans y pudo viajar a batallas de la zona donde sumó experiencias. 

Con cada presentación, Cacha se ganó un lugar de relevancia en la escena argentina. Y también en la hispano hablante. Porque es el argentino con más títulos internacionales de freestyle e incluso se midió con grandes exponentes como los españoles Chuty y Skone y el mexicano Aczino

-¿Cómo se llevan tus viejos con el freestyle?

-Cuando empecé tenía 11 años y me acuerdo de la visión de mis padres que no les gustaba esto. Porque se decían puteadas o porque creían que había mucha droga en el ambiente. Los típicos comentarios que te puede hacer un padre que se preocupa. Pero se dieron cuenta que era lo que me gustaba y me acompañaron mucho. Y con el tiempo cambiaron esa mirada. 

 

 

-¿Crees que eso mismo le pasa a todos los padres?

-Creo que ahora logramos cambiar esa percepción y está bueno que los padres se den un momento para entender que si los hijos están haciendo freestyle, hay que apoyarlos. Porque incluso ahora es una profesión y vivimos de lo que nos gusta hacer.

-¿Qué le dirías a los padres con hijos que hacen freestyle?

-Creo que el mejor consejo que puedo dar como competidor o referente del país es que se den el tiempo para entender lo que hacemos. Creo que un padre merece darse el tiempo para entender la movida más allá de las batallas y de compartir con sus hijos. A nivel general hay mucha unión, se gana mucha experiencia y está bueno.