PROTAGONISTAS
En la mira

"Si Trump vuelve a la Casa Blanca, abusará de su poder", afirma Martin Baron

Martin Baron fue director de The Washington Post, y editor de The Boston Globe cuando se publicó el escándalo de curas abusadores, que se convirtió en la exitosa película "Spotlight".

martinbaron2024
Trump y Martin Baron (círculo), ex director de The Washington Post, y ex editor de The Boston Globe. | AFP

“Si Trump vuelve a la Casa Blanca, abusará de su poder”, dice Martin Baron, periodista, ex editor de The Washington Post, y director de The Boston Globe cuando ese diario publicó la investigación sobre cómo la jerarquía católica de Boston ignoró y encubrió a sacerdotes que abusaron sexualmente de niños. Este caso terminó en película, Spotlight y la figura de Martin Baron la interpreta Liev Schreiber.

martinbaron2024
Liev Schreiber hizo de Martin Baron en Spotlight, filme sobre una investigación que hizo The Boston Globe

En el reciente reportaje Martin Baron dio a Hora de Cierre –publicación de la Sociedad Interamericana de Prensa– explica que, para él, el abuso de poder de Trump es algo que “hizo durante sus primeros cuatro años como presidente (2017-2020). En segundo lugar, ahora él habla abiertamente de tomar medidas que son, desde cualquier punto de vista, de naturaleza autoritaria.”

Trump fue condenado por fraude junto a sus hijos DonaldJr. y Eric Trump.

Esta “naturaleza autoritaria” que Martin Baron le adjudica a Trump no dista mucho de prácticas usadas en la Argentina y que el gobierno de Javier Milei también utiliza. “Es autoritario hacer uso del  Departamento de Justicia para perseguir a quienes considera sus enemigos políticos; acusar de traición a la prensa e incluso a antiguos colaboradores suyos; invocar la Ley de Insurrección para utilizar al ejército en la represión de lo que serían protestas netamente legítimas”, describe Marin Baron. “Y también eliminar la protección laboral del personal del gobierno e poner en esos puestos a sus políticos propios y leales en todos los niveles del gobierno federal”.

Financista confesó haber hecho fraude a favor de Trump en elecciones 2020.

En 2017, casi en consonancia con la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos The Washington Post toma como lema "La democracia muere en la oscuridad”. Pasaron ya siete años y según Martin Baron lo que le preocupan son las “perspectivas del periodismo actual.  En Estados Unidos, el público sigue dejando de confiar en la prensa. A menudo se nos ataca en forma de retórica política malintencionada; otras con litigios incesantes por demandas de difamación, y también con amenazas de daños físicos a nuestro personal. Igualmente, es un país donde el entorno es mucho mejor para el periodismo que en otros lugares. Sin embargo, no me cabe duda de que si Trump vuelve a la Casa Blanca utilizará su poder para castigar a los medios de comunicación tradicionales a los que considera sus enemigos políticos, y  sospecho que utilizará todas las armas legales a su disposición”. 

Las redes sociales, la era digital y los medios

“El peor comportamiento en las redes sociales se da, sin duda, en X (ex Twitter). Eso se transformó en un foro de comentarios impulsivos, sarcasmo, humor fallido, precipitación en los juicios y difusión de información no rechequeada”, opina Martin Baron. “ Y ese comportamiento no es bueno para un periodista ni para sus empleados cuya reputación se ve dañada por ese comportamiento imprudente y destemplado. La mayoría de los medios, al menos en Estados Unidos, tienen directrices claras sobre cómo debe comportarse su staff en las redes sociales. El problema es que muchos periodistas violan esas normas, socavando la reputación de las propias empresas que los emplean, y tiene un efecto corrosivo en la confianza del público en la prensa”.

No hay todavía fórmula exitosa alguna que le garantice a un medio un suceso prolongado y constante. El algoritmo cambia a su gusto, los clickbaits se convirtieron en el rating minuto a minuto de la televisión abierta, y ‘la noticia’ es, en general, efímera. “Creo que por fin en el sector hemos comprendido que la era digital exige cambios fundamentales en la forma de contar las historias y de difundir la información”, señala Martin Baron. “Las nuevas formas no garantizan el éxito, pero las antiguas definitivamente ya no funcionan. Creo que también debemos aceptar que nuestras estrategias y tácticas tendrán que revaluarse constantemente a medida que cambie la tecnología. Por mucho éxito que hoy se tenga, puede que no funcione mañana: trabajamos en un campo sujeto a constantes alteraciones. Y ahora podemos anticipar una conmoción radical como resultado de la inteligencia artificial generativa”.

martinbaron2024
Trump en la convención de la derecha norteamericana que lo quiere como presidente.

¿La  inteligencia artificial beneficiará al periodismo o todo lo contrario? 
La oportunidad -y el reto- más importante es sin duda la IA generativa que hará que las falsificaciones de todo tipo -en imágenes, vídeo y grabaciones de audio- sean más fáciles de producir, más frecuentes, más peligrosas e infinitamente más difíciles de detectar y refutar. Seguramente veremos mucho de esto en los últimos meses de las elecciones presidenciales estadounidenses. Como profesión y como sociedad, estamos inquietantemente mal preparados para afrontar las consecuencias que podrían ser catastróficas. Esas imágenes y grabaciones de audio falsas se aceptarán como reales, y las reales se tacharán de falsas. El público se preguntará si es posible distinguir la verdad de la ficción. La desconfianza y el cinismo aumentarán. La realidad se convertirá en algo extraño.

¿Y algo positivo?
La IA generativa también puede utilizarse constructivamente como herramienta de gestión del tiempo en nuestras redacciones. Es una herramienta poderosa, pero siempre requiere una revisión humana. Por ejemplo, utilizando la información ya chequeada, la IA generativa puede redactar titulares eficaces para los motores de búsqueda y las redes sociales, puede encontrar las mejores fotos para ilustrar artículos, puede redactar alertas y actualizar historias con hechos recién obtenidos. También puede utilizarse para detectar rápidamente información en otros lugares que podría ayudarnos en el proceso informativo.