PROTAGONISTAS
Cine argentino

Demián Rugna hizo de "Cuando acecha la maldad" un inusual éxito taquillero

La película de Demián Rugna superó los 130 mil espectadores y es la producción nacional de terror, más taquillera de la historia del cine argentino.

demianRugna2023nov
Demián Rugna, el director argentino de "Cuando acecha la maldad". | Néstor Grassi

Se puede ir al cine porque se vio un tráiler intrigante, se leyó una reseña elogiosa o motivado por un afiche cuya estética lo interpeló. Pero hay una herramienta publicitaria que atravesó las épocas y que sigue demostrando su eficiencia: el boca en boca. Cuando acecha la maldad, del argentino Demián Rugna respondió a ese mecanismo.

El cine argentino de género es prolífico y la obra de Rugna ya se ha destacado en más de una oportunidad. Pero lo que pasó con este largometraje en particular, sin duda, superó la media. El reconocimiento que Cuando acecha la maldad tuvo en Sitges –festival de cine donde ganó como Mejor Película 2023–, significó un importante impulso para que su estreno despertara la curiosidad y el fervor del público argentino por el cine nacional.

demianRugna2023nov
Escena de "Cuando acecha la maldad", de Demián Rugna.

Cuando acecha la maldad 20231126

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

La combinación entre la recomendación encadenada y el reconocimiento crítico internacional propiciaron que se convirtiera en la película argentina de terror más taquillera de la historia, superando ampliamente el récord que en 2018 cosechó No dormirás, de Gustavo Hernández Pérez. Considerando que las películas de terror suelen caer en audiencia en la segunda semana, es también una particularidad que Cuando acecha la maldad la siga convocando. PERFIL conversó con el director de este fenómeno que están en la senda que pueda convertirla en una de las películas más taquilleras de 2023.

—¿Qué se siente que “Cuando acecha la maldad” se haya convertido en la película argentina de terror más taquillera de la historia del cine nacional a dos semanas de su estreno?

—Es algo alucinante. Creo que se alinearon todos los planetas: haber ganado (en el Festival de) Stiges, las buenas críticas de la audiencia… Pero es difícil que se den estas cosas. La Monja 2 lleva un millón y medio de espectadores y a casi nadie le gustó. Y a nosotros nos pasa lo contrario: a todo el mundo le gusta. Por eso me parecía importante que copáramos las salas y que lo sigamos haciendo ya no por mí, sino por el cine argentino y el cine de género, por todos los realizadores que queremos hacer este camino y que ya lo venimos haciendo desde hace un tiempo. La verdad que estoy muy contento y quiero ir por más: nos merecemos estar más tiempo en las salas y ampliar este récord.

demianRugna2023nov
El argentino Demián Rugna y uno de sus directores favoritos, Guillermo del Toro.


—¿Te acordás de la primera vez que sentiste miedo?

—Fue con una película: El Exorcista(estrenada en 1973). ¡Sentí un miedo que duró mucho tiempo! No podía verla entera, me tenía que tapar los ojos o irme. Es cierto que era chico, pero fue realmente intenso.

—¿Cómo empezó tu relación con el cine?

—No estoy seguro. Supongo que cuando empecé a jugar con mis muñecos pensando que yo dirigía películas: hacía escenografías para los muñecos, los hacía actuar y les ponía nombres de actores como (Arnold) Schwarzenegger, (Sylvester) Stallone, Michael Ironside…

—¿En qué estás trabajando ahora que “Cuando acecha la maldad” ya está en las salas?

—En un par de proyectos. Todavía no puedo decir de qué se tratan, porque muchas veces no salen.

"De chico, empecé a llevar los juegos al extremo, inventaba sangre falsa para los muñecos"

—¿Te llamaron para trabajar en el exterior?

—Sí. Igual ya en el pasado trabajé afuera. Ojalá se encaminen las cosas para poder salir a decir en qué estoy trabajando.

—¿Cómo fue tu acercamiento al cine de terror?

—Con algunas películas que me marcaron muy de chico: Tiburón (de Steven Spielberg) o Alien (de Ridley Scott). Creo que los juegos que te comentaba, que hacía de chico, empecé a llevarlos a un extremo: les inventaba sangre falsa, por ejemplo. Y de esa manera empecé a conectar con lo extremo. Empecé así a mirar películas de terror a una edad en la que no suelen dejar a los chicos verlas.

Demián Rugna 20231126
Demián Rugna. Foto: Néstor Grassi
demianRugna2023nov
"Cuando acecha la maldad" ganó como Mejor Película en el Festival de Sitges de 2023.


—¿Y tus películas de terror favoritas cuáles son?

—La verdad que dejan de ser favoritas con el paso del tiempo. Pero creo que la que más me duró como favorita es Braindead (Muertos de Miedo), de Peter Jackson. Para mí es una obra maestra. Y obviamente tengo que mencionar nuevamente a El Exorcista.

—¿Y respecto a los directores de cine cuyas películas te llaman la atención como colega?

—Guillermo del Toro, Quentin Tarantino, los hermanos Joel e Ethan Coen, John Carpenter... Depende la época siempre, y el período en particular, me gustan Brian de Palma, Martin Scorsese. Pero no soy fanático de nadie ni nada. Bueno, sí: de Vélez, y estamos peleando el descenso, así que no la estoy pasando muy bien.

—¿Qué sentís que busca el público en el género de terror?

—El público de terror es amplio. Ahora hay muchos jóvenes y se renueva. Ellos tal vez no tiene el bagaje de haber visto tantas películas, entonces capaz que se lo puede sorprender un poco más fácil con clichés, refritos o algún reboot. Pero depende mucho de la edad. Un espectador de género como yo, busca algo fresco, algo que ofrezca una mirada, un aire renovado, algo nuevo dentro de lo ya inventado. A veces es difícil encontrar ese tipo de películas. Y también es válido acudir a los lugares comunes porque el público nuevo los puede apreciar.

Creo que manipular ese estado de catarsis, de tensión total con el público es un arte

—Entonces...

—En líneas generales, si tuviera que describir lo que creo busca el espectador de películas como Cuando acecha la maldad, ya sea avezado o principiante, diría que es eso: que lo sorprendan.

—A veces se refiere al terror como un arte menor. ¿Qué pensás de eso?

—A lo largo de la historia eso pasó siempre. Pero grandes directores de la industria empezaron por el terror. Lo que tiene el cine de género es que es un cine más de entretenimiento. Y el cine es eso; entretenimiento. Nace del circo, de un espectáculo creado para entretener, y  yo creo que manipular un estado de catarsis, ese estado de tensión total con el público, es un arte. Y sin duda lo es. No solamente se manejan las emociones extremas de los espectadores, sino también muchas veces, se está hablando de fantasía. Y esa combinación de elementos siento que elevan al cine de terror a una categoría en la que no se la suele ubicar. Por supuesto que también es comercial, y ahí es donde se puede desdibujar un poco el sentido del arte. Pero ése es un largo debate.

Cuando acecha la maldad se convirtió en la película argentina de terror más vista –de ese género– desde que se publican estadísticas confiables. Y el domingo 19 de noviembre –día del balotaje presidencial– llegó a 105.321 espectadores y así superó a No dormirás, que tenía el récord de 95.714 entradas. Según el sitio Otroscines.com –del periodista argentino  Diego Batlle–esta película de Demián Rugna ocupa el cuarto lugar del ranking de películas argentina más taquilleras con más de ciento treinta mil espectadores. Hasta ahora.