PROTAGONISTAS
Primera santa argentina

Nunzia Locatelli: "Nos llena de alegría ser portavoces de dos milagros argentinos"

Con sus testimonios e investigaciones, Nunzia Locatelli y Cintia Suárez sacaron del olvido a Mamá Antula, una laica santiagueña que será canonizada por papa Francisco. E hicieron lo mismos con Juan Pablo I.

nunzialocatellicintiasuarez2023
Cintia Suárez y Nunzia Locatelli. | Pablo Cuarterolo

Juan Pablo I y Mama Antula fueron beatificado y canonizada por el papa Francisco en septiembre de 2022 y en octubre de 2023, respectivamente. Nunzia Locatelli y Cintia Suárez fueron fundamentales para que esto sucediera. Ellas hicieron investigaciones sobre ambos personajes que plasmaron en sendos libros y a su vez presentaron los casos para lograr lo que el papa Francisco concretó.

—En septiembre de 2022, Papa Luciani (Juan Pablo I), y en octubre de 2023, Mamá Antula. Dos beatificaciones en un año…¿cómo se siente haber sido responsables e impulsoras de esto?

—Como dice Chiquita Legrand con la satisfacción de la tarea cumplida! Claramente no somos las directas responsables. Nuestro trabajo consistió en dar difusión a la historia del beato Albino Luciani, el papá Juan Pablo I , y de  Mama Antula que en poco tiempo será proclamada santa. Sentimos una alegría inmensa porque en estos trece años de investigación hemos estado en contacto directo con la vida de Mama Antula y parece un acto de justicia la aprobación de este milagro ya que es la primera causa que se inició de la Argentina. Con respecto al beato Juan Pablo I,estuvimos en contacto directamente con la persona que recibió el milagro, conocer el cura que intercedió. Siempre estamos y estuvimos rodeadas de hechos inexplicables , curaciones, manifestaciones, y testimonios fuera de lo común.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

El milagro que hizo en Argentina el papa Juan Pablo I y que posibilitó su beatificación


—¿Qué se siente haber logrado que Argentina tenga su primera santa (mujer)?
—Una alegría inmensa porque es un acto de justicia para la primera candidata a Santa de la Argentina y un acto doblemente significativo ya que viene de la mano de un papa jesuita siendo que Mama Antula continúa con el legado jesuita en un contexto de prohibición. Si bien el anuncio lo esperamos para más adelante una vez más el papa Francisco nos sorprendió. Estamos eufóricas ,muy contentas de ser testigos privilegiados. Cuando nos anunciaron la aprobación del milagro de Juan Pablo I probamos la misma alegría claro, estar en dos milagros a distancia de un año y ser las portavoces de eso ,nos llena de alegría. Sabemos que es un privilegio y que no es una cosa qué pasa todos los días a una persona normal, tampoco a un periodista o escritor.

—¿Cómo se enteraron de la canonización de Mama Antula (fue el martes 24 de octubre de 2023)?
— Ya sabíamos que el milagro de canonización era muy fuerte. Pudimos hablar con distintas fuentes del Vaticano que nos expresaron que era inminente el anuncio. Estábamos esperando este momento.  La mañana del martes 24 de octubre a primera hora de la mañana, ya teníamos el conocimiento de la noticia que no llegaba directamente desde una fuente nuestra del Vaticano.

La historia de Mama Antula, la primera santa Argentina.

—¿Hay hoy día familiares descendientes de Mama Antula? ¿Tuvieron contacto con ellos?

—No existe acta de bautismo ni tampoco de nacimiento que acredite quiénes fueron los padres de Mama Antula. Sabemos por sus cartas que perteneció a la familia Paz y Figueroa pero nunca dejó por escrito quiénes fueron sus progenitores. Por lo tanto no hay parientes o no hay una descendencia certera que pueda acreditarse como tal. Además Mama Antula ,al ser una laica consagrada, no tuvo hijos ni se casó, por lo tanto tampoco hay una línea directa de sangre.

—Habiendo investigado su vida y obra, y cómo cierta jerarquía eclesiástica intento ocultarla…¿Qué representa este reconocimiento que es lo que finalmente implica su canonización?

—Este es un acto de justicia porque es el reconocimiento a una mujer y al laicado, algo que resulta difícil dentro de la estructura de la Iglesia. De hecho el primer santo argentino fue un sacerdote ,el Cura Brochero, un hombre que mejor encajaba en la figura de santo y no la Mama Antula que era laica, rebelde, y mujer.  Pero sabemos que el Papa Francisco reconoce el laicado y habla del “santo de la puerta de al lado”.

¿Cómo fue el milagro de Juan Pablo I, el papa que tuvo una muerte  dudosa?

—¿Cómo explicarías lo más sencillo posible, el procedimiento para que un caso de milagro sea estudiado por el Vaticano para luego definir por sí o por no la beatificación?

— Por lo general un milagro es una curación inexplicable para la ciencia. El proceso es muy estricto ,riguroso, y realmente debe llamar la atención, primero de los médicos tratantes del presunto milagreado, luego se hace un examen que no solamente es médico sino teológico para discernir si efectivamente estamos ante una curación milagrosa. Si la curación no pasa las primeras instancias de la junta médica de los especialista,s no llega al Vaticano. Para que el caso llegue al Vaticano realmente tiene que ser una curación nunca vista en la ciencia, sin explicación medica.

—¿Qué es fue más difícil de este proceso?

—Lo más difícil de este proceso fue el prejuicio por el laicado dentro de la iglesia y además en Mama Antula su condición de mujer.  También se sumó el hecho de qué su fallecimiento data de 1799 y por lo tanto pasaron muchos años hasta que finalmente este proceso de canonización se hizo tangible .Además se perdieron muchos documentos, como sus cartas, partida de nacimiento y hasta la carpeta del ultimo milagro. La única persona que retomó el caso y le dio un nuevo impulso fue el arzobispo Jorge Mario Bergoglio.

—¿Es caro todo este proceso para lograr una beatificación o una canonización?

—El  proceso es caro,  largo y se pagan timbrados ,se pagan las pericias médicas, se pagan informes ,traducciones, postuladores,  todo en euros por lo cual para esta parte del mundo resulta muy oneroso.  Nosotras no somos postuladora de la causa de Mama Antula o de Juan Pablo I,  no somos las personas responsable de llevar adelante  su causa en el Vaticano, si no simplemente nos comprometimos con la historia de ellos con la intención de sacarla del olvido en la cual injustamente había sido colocada Mama Antula . Así  hicimos con Juan Pablo I que también había quedado en el olvido, un papa olvidado, relegado, con una historia misteriosa relativamente a su muerte que todavía tiene interrogantes .