viernes 14 de mayo de 2021
REPERFILAR Opinión

Las dificultades para luchar contra el hambre

La columna fue tomada del formato audiovisual del programa "RePerfilAR", de NetTV.

Artemio López

Director Consultora Equis.

21-08-2020 12:16

Los valores de línea de pobreza e indigencia para Argentina se han superpuesto con la actualización reciente de jubilaciones y pensiones, y del conjunto de planes sociales que llevó adelante el Gobierno, que a su vez está articulado con la eventual lucha contra el hambre que emprende el Gobierno desde su asunción en diciembre del 2019. Se ha vuelto a reunir la Mesa contra el Hambre y efectivamente este es uno de los objetivos iniciales del Gobierno. Sin embargo, vamos a acotar acá que el último aumento de jubilaciones y pensiones, el 7.5%, sólo implican 42 pesos por día y pone a jubilaciones, pensiones y el resto de las transferencias de ingreso a través de planes articulados con el nivel de jubilaciones y pensiones por debajo de la línea de indigencia.

La cuarentena de los niños y adolescentes vulnerables

Una línea de indigencia hoy en Argentina está fijada, para 4 personas, en 18.100 pesos y la nueva jubilación mínima quedó fijada en 18.128 pesos. En la misma línea indigencia por debajo de la cual ya no hay sobrevida calórica garantizada. Pero la jubilación del adulto mayor, el Puam, está fijado hoy en 14.503 pesos, un 12% por debajo de la línea de indigencia, lo mismo que la Asignación Universal por Hijo, que está en 3.540 pesos. Son dos hijos en promedio por hogar, o sea estamos hablando de un 50% del valor de la línea de indigencia.

Con estos niveles de jubilaciones y pensiones, de asignación universal, de Puam, de pensiones no contributivas, que están todas por debajo o en línea con el valor de la sobrevida calórica, es muy difícil que el país tenga una lucha efectiva contra el hambre.

El 85% de los beneficiarios de AUH están endeudados "a tasas impagables"

El hambre no es solamente una cuestión de políticas sociales, sino fundamentalmente una decisión de política económica. Con aumentos como los que recibió el sistema previsional, en la última ronda de 7.5%, nos alejamos cada vez más del objetivo central del Gobierno, que es combatir la carencia por excelencia con que ha asumido luego de la herencia nefasta que recibió de Macri, que es el hambre de un conglomerado muy amplio de la ciudadanía argentina.

En esta Nota