8th de March de 2021

La reelección de Alberto Fernández

Esta noticia podría modificar sustancialmente el cuadro político, obligando a revaluarlo. En principio, el presidente inexorablemente tendría un conflicto con su principal socia, Cristina Kirchner.

10-02-2021 13:39

Esta semana trascendió una noticia que podría modificar sustancialmente el cuadro político, obligando a revaluarlo. Me refiero a la intención de Alberto Fernández de ir por su reelección. Algo que su círculo más íntimo dejó trascender a periodistas que suelen reflejar su punto de vista.

La revaluación gira en torno a un hecho que los analistas prácticamente habían descartado, que el presidente tuviera un proyecto político autónomo y si lo tuviera, entonces inexorablemente tendría un conflicto con su principal socia, Cristina Kirchner, que por cierto, tiene otros planes impulsar a su hijo Máximo y eventualmente Axel Kicillof.

También, si no pudiera consensuar, abriría un frente con Sergio Massa, que también tiene sus intenciones presidenciales. Todas estas especulaciones se proyectan a las elecciones de medio término de octubre o noviembre. Si al Gobierno le fuera bien, tal vez se trata de encontrar al padre o a la madre de la Victoria. Alberto Fernández cree que él puede reivindicar ese lugar y desde ahí catapultarse a la reelección.

Santiago Cafiero lanza la reelección de Alberto Fernández

Podríamos preguntarnos si es factible esta estrategia. La respuesta es que si Alberto Fernández recupera el liderazgo sanitario, que fue el tramo mejor de su presidencia y logra bajar un poco la inflación sin que se desacomode el dólar y la desocupación, la respuesta sería sí. En realidad él tiene, según mi visión, ventajas sobre Cristina Kirchner.

En primer lugar, ejerce el rol presidencial, lo cual lo expone a los fracasos, pero resalta o puede resaltar mucho sus éxitos. Además, tiene mejor imagen que Cristina Kirchner, sobre todo menos rechazo. Ella, en cambio, está en su laberinto. Un laberinto que es judicial, ideológico y cronológico. Judicial, porque no se puede librar por más esfuerzos que hagan el kirchnerismo de las causas que tiene. Ideológico, porque no puede superar un techo de entre el 25 y el 30 por ciento debido a sus posiciones radicalizadas. Y cronológicos, porque le corre el desgaste de la edad que tiene.

Podríamos decir que el juego de poder está abierto y es dinámico, y en tiempos de pandemia, como todas las demás cosas, resulta impredecible. De modo que lo mejor es no hacer afirmaciones rotundas y seguir viendo la evaluación de la situación política