25th de February de 2021
REPERFILAR PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Por el fin de semana largo más de 530 mil personas viajaron por el país

Gustavo Rezzoaglio, periodista de Rosario aseguró que en la ciudad santafesina, "hoy, los lugares de recreación y restaurantes están como si fuese un día normal"

08-12-2020 01:34

En el fin de semana largo hubo más de 530 mil personas circulando en todo el país y se notó la presencia de mucha más gente en las calles, en los lugares públicos y en las arterias de los puntos turísticos. Por ello RePerfilAr  dialogó con el periodista de la ciudad santafecina, Gustavo Rezzoaglio, quien afirmó que uno de los factores de la gran movilización hacia los puntos turísticos es la baja en contagios por Covid-19. 

En la ciudad de Rosario hubo 68 casos positivos en el día de la fecha cuando, en los momentos más difíciles de la pandemia, hubo más de mil. Según informó desde su ciudad esa es la razón de la marcada baja en infectados. Respecto a las reuniones, Rezzoaglio dijo que "son algo incontrolables y que con la suba de la temperatura se han flexibilizado mucho los controles". De hecho, “las autoridades intentar ordenar y no prohibir”.

Los motivos del conglomerado de personas es que Rosario tiene un río muy activo en primavera y verano donde se concentra mucha gente y, con la llegada del calor, muchas personas optaron por trasladarse allí. 

Sin distanciamiento y pocos barbijos: así se vivió el fin de semana largo en CABA

La actividad de Rosario también presenta fiestas clandestinas que a comienzos de septiembre derivó en 70 mil llamadas de denuncias a las líneas gratuitas y, la última y más grande fue el 22 de noviembre en un parador frente al río a la que asistieron 230 personas. 

Un rasgo de la circulación del virus es la falta de controles en los límites con Entre Ríos y las islas que no pertenecen a Santa Fe pero la falta de logística permite que se lleven a cabo. “En los lugares de falta de controles, de presencia de autoridades es donde hay mayor concentración” agregó el periodista. 

“La última medida tomada por el gobernador Perotti, y que tiene epicentro en Rosario, es no imponer medidas tan restrictivas. Lo que sí se impone es que las capacidades de los locales estén ocupadas a un ritmo menor, con distanciamiento, que las reuniones sociales no excedan las 10 personas pero hoy, que es un día feriado, las calles principales y la costanera están como un día sin pandemia. Hoy, los lugares de recreación y restaurantes están como si fuese un día normal”, concluyó Gustavo Rezzoaglio.
 

En esta Nota