martes 31 de enero de 2023
REPERFILAR Informe del Banco Mundial

La pobreza estructural en América Latina: qué posición ocupa la Argentina en este ranking

Según la tasa nacional de recuento de la pobreza realizada por el Banco Mundial, Guatemala encabeza la lista con el 59%.

13-01-2023 21:25

Según el Banco Mundial, la línea de pobreza se refleja en cada país, en base a la cantidad de personas que no pueden satisfacer las necesidades básicas como la nutrición, la vestimenta y la oportunidad de contar con una vivienda digna. Por lo general, los países de mayor riqueza tienden a poseer líneas de pobreza más altas, mientras que los de menos recursos suelen ser más bajas.

El método que utiliza el Banco Mundial para calcular la pobreza es la tasa nacional de recuento de pobreza, que determina el porcentaje de la población que vive por debajo de las líneas nacionales de pobreza y gracias a ella se puede saber que Guatemala encabeza la lista con el 59%. La Argentina se encuentra sexta en el ranking con un 42%, por debajo de Colombia con 42, 5% y superando a Bolivia que posee el 39%.

Los países con un menor porcentaje poblacional viviendo bajo la línea de pobreza son Chile, Uruguay, Nicaragua, El Salvador y Costa Rica.

Con críticas a Macri, el Presidente entregó viviendas en Nueva Pompeya y Parque Patricios

Al enfrentarse a una grave crisis, la comisión económica para América Latina y el Caribe advierte que los niveles de pobreza se situarán en el 32% de la población total, una cifra superior a la que se registraba antes de la pandemia, en 2019. La situación económica es complicada y por la sucesión de varias crisis está generando un impacto negativo a nivel social.

Se estima que más de 200 millones de personas están en la línea de pobreza y el riesgo de pobreza extrema se eleva a 13,1% lo que equivale a un total de 82 millones de personas.

La CEPAL indicó que la incidencia de la pobreza es mayor en algunos grupos de la población, es decir, que más del 45% de los niños y adolescentes vive en la pobreza y la tasa de mujeres de 20 a 50 años es más alta que la de todos los hombres en países de la región.