miércoles 22 de septiembre de 2021
REPERFILAR Una falsa "cura milagrosa"

Dióxido de cloro "es sumamente nocivo y potencialmente mortal", afirma experto

Aldo Sarocco, miembro del Comité Científico de la Asociación Toxicológica Argentina, afirmó que desde el año pasado la organización viene advirtiendo de los efectos adversos de la utilización de dióxido de cloro.

12-01-2021 00:00

Este lunes 11 de diciembre falleció un paciente al que se le aplicó dióxido de cloro, como tratamiento contra el coronavirus. Se trata de Oscar Jorge García Rúa, quien permanecía internado en el Sanatorio Otamendi y había sido autorizado por la Justicia Federal a recibir dióxido de cloro, tras de una medida cautelar presentada por su familia.

En este contexto, el equipo de RePerfilAr se comunicó con Aldo Sarocco, miembro del Comité Científico de la Asociación Toxicológica Argentina, quien habló sobre el fallo judicial que permitió el uso de dióxido de cloro, los motivos detrás de su uso y describió la acción en el cuerpo del preparado.

Sobre el fallo judicial que avaló el uso de dióxido de cloro intravenoso, el especialista afirmó: “Tendríamos que evaluar en qué se basó el juez para poder hacer esta indicación. Desde abril del año pasado que avisamos del peligro de utilizar este tipo de químicos para combatir con el coronavirus”.

Docentes porteños: "Si aumentan los casos, no volveremos a la clase presencial"

Asimismo, el especialista aseguró que el Ministerio de Salud y la justicia deberían actuar de oficio contra el neurólogo con el artículo 208 del Código Penal y por haber puesto en riesgo la salud de un paciente.

Luego, Sarocco se refirió a los motivos detrás del uso de este químico: “Existe una cuota de desesperación mezclada con la necesidad de una cura mágica. Acá los profesionales tienen que sopesar el conocimiento técnico para tomar las mejores decisiones en pos de preservar la salud de los pacientes”.

Finalmente, el toxicólogo hizo una descripción del preparado: “Es un gas altamente oxidante que daña las proteínas que se produce mezclando clorito de sodio con ácido clorhídrico. Esta sustancia destruye todo tipo de material orgánico pero no discrimina al virus del receptor, por lo cual es sumamente nocivo y potencialmente mortal”.