lunes 30 de marzo de 2020 | Suscribite
SOCIEDAD / Abuso sexual
lunes 25 noviembre, 2019

Avanza en la Justicia la denuncia por violación contra el senador José Alperovich

La sobrina del exgobernador ratificó su denuncia en la sede judicial de Tucumán. En los próximos días lo hará también en los tribunales de la Ciudad de Buenos Aires.

La justicia provincial este lunes recibió la declaración de la sobrina y víctima del político justicialista. Foto: Agencia Telam
lunes 25 noviembre, 2019

La denuncia de violación contra el senador y tres veces gobernador de Tucumán, José Alperovich, avanza en la Justicia provincial, que este lunes recibió la declaración de la sobrina y víctima del político justicialista.

Tras hacer público su caso a través de una carta, la joven de 29 años ratificó su denuncia por abuso sexual en la fiscalía especializada en delitos contra la integridad sexual a cargo de María del Carmen Reuter.

Según contó a PERFIL la vocera de la joven, Milagro Mariona, durante la jornada de hoy el escrito de 9 páginas presentado se amplió en 6 páginas más. “Se detallaron los hechos, y respondió a lo que la fiscal tenía para preguntarle”, explicó la periodista e integrante del colectivo Ni Una Menos. Asimismo, contó que la joven “se sintió contenida”. “Ella tenía mucho miedo de cómo iba a ser tratada, pero salió de la fiscalía muy aliviada”, reveló y detalló que por tratarse de un delito sexual, la causa se encuentra en secreto de sumario.

El día que Alperovich incomodó a una periodista al aire y se "disculpó": "No sé qué le molestó"

No obstante, aún resta que la justicia confirme la carátula de la causa que deberá definirse en los próximos días. “La acusación, tipificada en el artículo 119 del Código Procesal, es por abuso sexual. Decimos que 'agravado' por haberse producido un daño grave en la salud de la víctima. Pero también por la relación de dependencia entre la denunciante con el demandado y por el sometimiento gravemente ultrajante para la víctima cuando mediare violencia, amenaza, abuso coactivo o intimidatorio de una relación de dependencia, de autoridad o de poder, o aprovechándose de que la víctima por cualquier causa no haya podido consentir libremente la acción”, expresó el abogado de la joven, Ricardo Santoro, en un comunicado.

Asimismo, se espera una citación para declarar en Buenos Aires, donde también se radicó una denuncia. Esto es así, explicó Mariona, porque “algunos hechos sucedieron en Tucumán y otros en Buenos Aires”, pero también como estrategia legal. "Alperovich es senador y fue tres veces gobernador de la provincia: hay dudas sobre la imparcialidad que puede llegar a tener la justicia", señaló.

La joven, que trabajó para la campaña de Alperovich como candidato a gobernador de Tucumán, denunció que durante un año y medio su tío "violentó" su "integridad física, psicológica y sexual" y pidió medidas de restricción para el actual senador nacional, como ser la prohibición de salida del país.

La denuncia fue hecha ante la Unidad Fiscal Especializada de Violencia Contra las Mujeres (UFEM) que dirige Mariela Labozzetta, en la ciudad de Buenos Aires, y también en la Justicia en lo Penal de Tucumán, al tiempo que fue acompañada por una carta abierta.

Tras la denuncia, la Fiscalía dispuso custodia policial para la sobrina de Alperovich

"Estoy aquí contra la opresión del silencio y por la necesidad de recuperar mi vida, de sanar llamando a las cosas como son, sin suavizarlas ni teñirlas, poniéndole al monstruo nombre y apellido. Cuando no le ponés nombre, no existe", dice la carta que la mujer publicó a través del colectivo #NoNosCallamosMás.

"El mío se llama José Jorge Alperovich, mi tío segundo y jefe, por quien fui violentada sexual, física y psicológicamente desde diciembre del 2017 hasta mayo de 2019. Durante un año y medio sufrí violaciones a mi integridad física y sexual. El avasallamiento fue demoledor", agregó la joven.

Al respecto, afirmó: "No quería que me besara. Lo hacía igual. No quería que me manoseara. Lo hacía igual. No quería que me penetrara. Lo hacía igual... Inmovilizada y paralizada, mirando las habitaciones, esperando que todo termine, que el tiempo corra. Ya saldría de ahí y estaría en mi casa, ya habría más gente alrededor, ya el disimulo y el trabajo lo iban a alejar de mí".

Además, sostuvo que siempre tuvo "la sensación de que nunca nadie" intercedería por ella y agregó: "Yo no podía salir sola del encierro porque sabía que tras la primera puerta había caseros, y policías y custodios armados. Todos sabiendo lo que estaba pasando adentro y cuidando las fronteras de él. Estaba completamente atrapada".

MS/ CP


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4950

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.