domingo 02 de abril de 2023
SOCIEDAD Mandbulas depredadoras

Cocodrilos sanguinarios atacan a un taiwanés

El ataque fatal fue en un río en centroamérica . El otro episodio sangriento, en un zoológico de Taiwan, donde un veterinario pensó que el animal estaba sedado y se llevó una desagradable sorpresa.

12-04-2007 13:30

Un cocodrilo arrancó el antebrazo de un veterinario en un zoológico de Taiwan, mientras que un niño fue devorado por un animal de la misma especie en un río de Nicaragua.

El veterinario Chang Po-yu fue atacado por un cocodrilo enfermo que hace una semana no comía. El hombre pensó que el animal estaba sedado, pero fue sorprendido por un certero mordiscón. Sucedió en el zoológico Shou Shan, de la ciudad de Kaohsiung, según informó el Taipei Times.

Los empleados del zoológico le aplicaron un torniquete en el brazo para frenar la hemorragia. El hombre fue trasladado a un hospital donde se trató rápidamente de reimplantar el brazo mediante una operación de cirugía que duró siete horas.

El animal, un cocodrilo del Nilo, de 17 años y con 200 kilos de peso, fue sacrificado por la Policía, para recuperar el brazo del veterinario.

Muerte violenta. En Nicaragua, el ataque de un cocodrilo tuvo un final más tráfico. Un niño de cuatro años fue devorado por un cocodrilo de cinco metros de largo en un río del departamento de San Juan del Sur de Nicaragua,.

El trágico accidente ocurrió cuando el pequeño, identificado como Omar López se bañaba junto a sus dos hermanos mayores de siete y once años a orillas del Río Maíz. El animal apareció de repente frente a ellos y se abalanzó sobre Omar, al que mordió y arrastró hacia aguas más profundas para devorarlo sin que nadie lo molestara.

Los niños son originarios de una comunidad campesina llamada Zapotal, ubicada en el departamento de San Juan del Sur, 300 kms al sur de la capital.

Un equipo de rescate integrado por efectivos de la policía, el ejército, el ministerio de Recursos Naturales, de salud y del gobierno local buscan desde el domingo al cocodrilo negro de la especie Crocodylus acutus, con la esperanza de recuperar el cadáver.

Al operativo se unieron vecinos de la zona que saben bucear en las profundidades de este río y conocen las cuevas de reptiles que hay en el afluente.

Fuente: AFP

En esta Nota