sábado 03 de diciembre de 2022
SOCIEDAD Presunto parricidio

Doble crimen de Vicente López: Martín Del Río volvió a apuntar a su hermano

En su quinta declaración, el hijo de los jubilados asesinados, y único detenido de la causa, sostiene que es inocente. Afirma que la persona que aparece en la filmación no es él y que quienes lo acusaron lo hicieron por venganza.

30-09-2022 08:17

Martín Santiago Del Río pidió ampliar su indagatoria y el pasado jueves declaró por quinta vez. Sigue sosteniendo que no es el autor de la muerte de sus padres que aparecieron baleados en el auto, dentro del garaje de su casona de Vicente López. Además, apuntó a su hermano y aseguró que quienes dicen que él es el asesino, lo hacen por venganza.

Las razones por las que pidió volver a declarar fue para cuestionar la autopsia realizada por los peritos oficiales, abonar sospechas contra su hermano Diego Del Río y aclarar que quienes lo reconocieron como el “caminante encapuchado” -y que quedó registrado por las cámaras de seguridad- son personas que están enemistadas con él, detallaron fuentes judiciales.

El acusado llegó a la sede de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Vicente López Oeste pasadas las 10.40 en un camión de traslados desde la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Isidro. La declaración comenzó a las 11 ante el equipo de fiscales de Vicente López, integrado por Martín Gómez, Marcela Semería y Alejandro Musso, y del juez de Garantías 1 de San Isidro, Ricardo Costa.

Martín Del Río amplió su declaración


Del Río se defendió de lo que había dicho su hermano respecto a sus prácticas de tiro y dijo que "hace casi 20 años" que no lo hacía. En relación a la autopsia, sostuvo que en los protocolos de las autopsias se dejó asentado que ambas víctimas llevaban de 12 a 18 horas fallecidas cuando se revisaron sus cadáveres en la morgue, por lo el doble crimen debería haber ocurrido en horas de la madrugada del 25 de agosto, algo que lo beneficia porque en ese momento se encontraba en su casa del country Nordelta de Tigre.

Mi hermano me dejó tirado económicamente... Un día después de haber enterrado a nuestros padres ya me estaba preguntando por los negocios pendientes de mi padre”, manifestó. “Mi hermano dice que le debo 110 mil dólares, qué muestre los papeles entonces”, agregó.

El hermano de Martín del Río contó que el empresario “practicaba tiro”
 

También fue consultado sobre la bolsa de tela con la que salió del edificio de Colegiales con algo en el interior el 24 de agosto y en la que se sospecha que llevaba el DVR de las cámaras de seguridad de sus padres. Ante esto Del Río explicó: “Estaba sacando la basura, pero usé bolsa de tela, además, tenía comida que había comprado y me sobró; y se la llevaba a una familia de indigentes, aunque no los encontré. Así que tiré todo, la basura y la comida, y volví con la bolsa de tela vacía”.

La escena del crimen

José Enrique Del Río era un ex policía jubilado de 74 años que vivía con su esposa, María Mercedes Alonso, de 72 años. Ambos fueron encontrados muertos – él con tres balazos y ella con uno- dentro de su auto en el garaje de su casona de la calle Melo 1101, de Vicente López.

Quien se encontró con la escena sangrienta fue la mucama que llamó inmediatamente a Martín Del Río, hijo menor de la pareja, que se encargó de llamar a la policía. La mucama fue la primera detenida, pero fue liberada rápidamente. 

Martín Del Río, fue detenido el 7 de septiembre como autor de un presunto doble parricidio y quedó imputado por "doble homicidio cuádruplemente calificado por el vínculo, la alevosía, por criminis causa (matar para lograr la impunidad) y por el uso de arma de fuego", delito que prevé como única pena la prisión perpetua.

RB/fl