sábado 03 de diciembre de 2022
SOCIEDAD indomita maravilla del mundo

Garganta del Diablo sigue cerrada pero ya bajó el nivel del agua

Funcionó el sistema para evitar rupturas de las pasarelas por crecidas del caudal y sólo se rompieron algunos rebatibles. El Parque Nacional está abierto.

29-06-2013 06:25

El mecanismo de resguardo de las pasarelas de la Garganta del Diablo, en la zona argentina de las cataratas del Iguazú, funcionó y, aunque cinco tramos se desprendieron por la creciente y el gran aumento del caudal de agua, los arreglos no demandarán demasiado tiempo.

Como consecuencia de las intensas lluvias ocurridas en el sur de Brasil a principios de semana la crecida provocó que entre el martes por la noche y el miércoles por la mañana se desprendieran ciertos tramos de las pasarelas del circuito turístico argentino.

Según informó la empresa concesionaria del área de las cataratas del parque nacional Iguazú ante el enorme caudal del río se retiraron las estructuras para inhabilitar ese recorrido hasta que baje el agua. Descartan que los pilotes que sostienen las pasarelas hayan sido afectados.

“El sistema diseñado y construido por Iguazú Argentina ha dado muestras de su solidez, ya que ninguno de los pilares de hormigón se ha visto comprometido, y permanecieron intactos”, dijo la empresa en un comunicado que detalla que “se puso en marcha el protocolo de emergencia destinado a resguardar la infraestructura, procediéndose al rebatimiento de las pasarelas”.

A su vez, recalcaron que el resto del paseo se encuentra habilitado e incluso con gran cantidad de visitas de turistas. “Que se hayan desprendido los pilotes no significa que sea algo malo. Al contrario, está dentro de lo contemplado por el tipo de estructura con la que cuenta el Parque”, se agregó.

En el año 2005, una crecida similar desarmó 33 tramos de pasarela y se demoró 45 días en rearmarla, por lo que se estima que una vez que baje el agua y puedan acceder al lugar, acondicionarán la estructura en una semana.

En la tarde de ayer, el caudal del río bajó 1.350 metros cúbicos por segundo y se ubicó en 9.950 metros cúbicos por segundo.

Según lo registrado, el pasado martes a la noche hubo un pico de 17.300 metros cúbicos por segundo, según el monitoreo hidrológico que realiza la Compañía Paranaense de Energía, en Brasil. Se aguarda un mayor descenso del agua para poder constatar hoy la totalidad de los daños ocasionados por la fuerte correntada.

El Parque Nacional Iguazú tiene un diseño que permite que las pasarelas se “rebatan” precisamente para no ofrecer resistencia al agua y de ese modo evitar daños estructurales.

En 1982 las antiguas pasarelas fueron arrasadas por un caudal extraordinario. Eso motivó a realizar obras en el Parque Nacional Iguazú del lado argentino. Así, el nuevo proyecto contempla que ante una crecida semejante la estructura de pilas de hormigón no sufrieran ningún daño y que solo se desplazara al agua la estructura metálica superior, pisos y barandas.

 

Cinco provincias en alerta y hay 600 evacuados

Cinco provincias mantenían el estado de alerta, como consecuencia de la crecida de los ríos Paraná e Iguazú que comenzó el fin de semana pasado. Se trata de Entre Ríos, Santa Fe, Chaco, Corrientes y Misiones.

Más de 400 personas de barrios costeros de las localidades chaqueñas de Puerto Vilelas, Isla del Cerrito y Barranqueras fueron evacuadas, según informó el Comité de Crisis provincial. Ayer, la crecida del Paraná alcanzó los 6 metros; y se espera que el domingo alcance un pico cuando llegue a los 7,5 metros. Para peor, se prevén precipitaciones para el fin de semana. En Paraná, la intendenta Blanca Osuna sostuvo que el estado de alerta es “preventivo”, ya que los valores en este momento son normales. “No hemos declarado la emergencia. Sí un estado de alerta preventivo”, sostuvo. En Santa Fe, se decretó la “emergencia hidríca” desde el miércoles, según informó el intendente José Corral.

Por último, en Corrientes, el número de evacuados ascendería a 200, en las zonas de la isla de Apipé, en Ituzaingó y en la localidad de Itatí. En tanto en Misiones no había evacuados.

En esta Nota