miércoles 08 de febrero de 2023
SOCIEDAD Asombrosa baja en las ventas

Internet está matando a las revistas eróticas

Mientras los usuarios de la red aumentan a cada minuto, importantes revistas para adultos ven como descienden raudamente sus ventas. Publicaciones como Hustler y Playboy optaron por una versión online.

19-12-2006 14:26
El avance digital representa un importante cambio para los medios de comunicación que debieron modificar las reglas de juego para hacer frente al vertiginoso avance de la competencia en la web.

Los medios tradicionales impresos son los que tienen el mayor desafío ya que ven como sus ventas bajan al ritmo con el que suben los usuarios de las páginas de internet.

Según informó el portal español Periodista Digital el sector que más bajas está registrando es el de las revistas para adultos.

En la actualidad, la revista Playboy vende 3,2 millones de ejemplares, la mitad de lo que vendía en sus mejores épocas y Penthouse apenas llega a los 565.000, lo que significa que ha perdido un millón en cinco años.

La popular Screw pasó de los 140.000 ejemplares de sus momentos de gloria a 30.000 por lo que su editor, Al Goldstein, optó por cerrarla y reenfocar su atención en el sitio web. “Somos un anacronismo, somos dinosaurios, somos elefantes de camino al cementerio... El sistema ha cambiado y nosotros tenemos que cambiar con él si queremos sobrevivir”, dijo al anunciar su decisión.

El editor de Hustler, Larry Flynt, dijo su compañía supo adaptarse al nuevo medio y, en la actualidad, factura buena parte de sus negocios en Internet. El ejecutivo reconoció que el secreto de su éxito radica en que su empresa “empezó a diversificar sus actividades y a interesarse por el medio digital hace ya una década”.

Samir Husni, analista de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Mississippi especializado en el sector de las revistas, aseguró que cada mes empiezan a funcionar cientos de páginas web con contenido para adultos, mientras que en el último año sólo han salido 30 nuevas revistas eróticas impresas. En su opinión, "se trata del único tipo de revistas que no puede competir con Internet y la televisión".

En esta Nota