SOCIEDAD
Vivía en un country de Corrientes

La trama detrás de la detención en Argentina de uno de los criminales venezolanos más buscados  

Guillermo Rafael Boscán Bracho tiene 34 años y figuraba en una lista de los diez delincuentes más peligrosos de su país. Tenía pedido de captura internacional por una serie de atentados y crímenes en el estado de Zulia. Se había instalado en un country de la provincia de Corrientes, donde vivía con su mujer, su hija y sus suegros. Lo identificaron cuando intentó tramitar el DNI argentino con una falsa identidad.

2023 10 06 Yiyi Venezuela
Alias Yiyi, el criminal venezolano que fue detenido en Corrientes. | PFA

Guillermo Rafael Boscán Bracho (34), alias “Yiyi”, uno de los criminales venezolanos más buscados, llegó a la Argentina con una identidad falsa y se fue a vivir a un country de la provincia de Corrientes con su nueva esposa, su hija y hasta sus suegros. Lo increíble es que estaba tan seguro de su impunidad que inició el trámite para obtener el documento argentino. 

Boscán Bracho, que figuraba en una lista de los diez fugitivos más peligrosos de Venezuela, estaba instalado desde hacía varios meses en la localidad correntina de Santa Ana. Desde allí sospechan que seguía dando órdenes a su temida organización, relacionada con una serie de atentados y muertes en las ciudades de Maracaibo y Barranquitas, en el estado de Zulia. 

La División Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones del Departamento de la Policía Federal Argentina (PFA) estaba tras los pasos del fugitivo después de corroborar que sus huellas digitales coincidían con una persona de supuesto origen colombiano que había iniciado el trámite para obtener el DNI argentino. 

2023 10 03 Venezuela Yiyi Guillermo Rafael Boscán Bracho
El extenso prontuario de Guillermo Boscán Bracho. 

“Yiyi” estaba manejando una camioneta Ford Ranger, acompañado de su suegro, cuando los agentes de la PFA e Interpol lograron interceptarlo sobre la Ruta Provincial 43, a metros del acceso al barrio donde estaba viviendo. 

El comisario inspector Gonzalo Daniers, jefe del Departamento Interpol, explicó que primero recibieron una notificación sobre la posible presencia del fugitivo en Perú, Chile o Colombia, y a partir de ese momento emitieron una alerta ante el posible ingreso a nuestro país.

“A partir de ahí empezó la investigación. Nosotros fuimos obteniendo diferentes datos hasta que surgió la posibilidad de que esta persona podría encontrarse en la provincia de Corrientes”, explicó el jefe policial, en declaraciones a Radio Dos de Corrientes. 

Sobre la captura, señaló que “Yiyi” tramitó el DNI argentino con su documentación falsa. “Nosotros obtuvimos las fichas del trámite y las hicimos cotejar con la documentación obrante en su país de origen, con eso determinamos que se trataba de la misma y única persona”, explicó.

Tiros, bombas y muerte

La primera pista de trabajo ubicó a “Yiyi” en los Estados Unidos. En febrero último, y frente a una sangrienta seguidilla de atentados en Maracaibo y Barranquitas, el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, reconoció a la prensa que contaban con esa información y apuntó que supuestamente se movía con una falsa identidad colombiana.

Desde la clandestinidad, aparentemente, seguía dando órdenes para sembrar el terror en Venezuela. Su organización criminal exigía a comerciantes un pago mensual a cambio de seguridad, como suele ocurrir en nuestro país en los supermercados chinos. 

2023 10 03 Venezuela Yiyi Guillermo Rafael Boscán Bracho
El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, muestra la foto del pedido de captura de "El Yiyi". 

A la banda de “Yiyi” le atribuyen cuatro atentados contra tres comercios y una clínica, junto con dos asesinatos por encargo, con múltiples víctimas. 

El jueves 5 de enero hubo dos ataques simultáneos en Maracaibo y Barranquitas. Según la prensa local, este grupo atentó contra la ferretería La Oriental, detrás de la terminal de la capital zuliana, donde dejaron una granada que no estalló. 

Ese mismo día, en cercanías del Lago de Maracaibo, tres pescadores –identificados como Reibis Navas, Carlos Núñez y Alcides Núñez– fueron acribillados por un sicario, en otro atentado atribuido a la banda de “Yiyi”. 

Al parecer, las víctimas habían sido extorsionadas por este grupo criminal. De hecho, en un video publicado en las redes sociales por los propios agresores, aseguraron que el ataque a tiros había sido ordenado por “el Gran Yiyi”. 

Aparecieron muertos los sicarios que mataron a los medicos en un bar en Río de Janeiro

Seis días después del ataque contra los pescadores, el chofer de un micro, Atilio Torres, de 47 años, fue asesinado también por negarse a pagar un canon a la organización. 

El director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Douglas Rico, explicó que la captura de Boscán Bracho, oriundo de La Cañada de Urdaneta, llevó varios meses.  

“Sobre este peligroso delincuente pesaba una solicitud internacional con notificación roja (Interpol) por los delitos de terrorismo, homicidio, tráfico de armas y más de diez solicitudes por extorsión, terrorismo, asociación para delinquir y homicidio intencional calificado”, explicó. 

Según señaló, “Yiyi” es “investigado en más de cuarenta hechos delictivos”. “Se dedicaba a ordenar desde el extranjero múltiples homicidios en modalidad de sicariatos, extorsiones, secuestros, robo de vehículos, tráfico de drogas y otros delitos”, detalló.