domingo 29 de enero de 2023
SOCIEDAD consumo y alimentación

Un estudio revela que nueve de cada diez argentinos no realizan una dieta

El trabajo fue elaborado por la Fundación Colsecor, sobre una base de más de 1.400 casos. De acuerdo con este informe, el 71% de los encuestados reconoce comer carne por sobre otros tipos de alimentos, siendo la vacuna la más elegida. Otro dato destacado señala que una de cada tres personas admite que come más de la cuenta una o dos veces a la semana. Y que las mujeres se cuidan más en las comidas que los hombres.

29-10-2022 23:55

Un informe revela los diferentes aspectos de consumo que tienen los argentinos. En el estudio, al que tuvo acceso PERFIL,  se destaca que el 90,8% de los argentinos no realiza ningún tipo de dieta

El trabajo fue realizado por la Fundación Colsecor, sobre una base de 1.422 casos entre el 15 de julio y el 4 de agosto de 2022, y muestra cuáles son las principales variables que regulan el consumo de alimentos.

Según el documento, el 71% de los argentinos asegura comer carne. En este sentido, vale aclarar que no solo se “asumen omnívoros”, sino que consumen carne con frecuencia, ya sea bovina, de cerdo, carne de pollo o de pavo. El 25% de los encuestados, en tanto, tienen un “estilo flexitariano”, es decir, consumen carne de vez en cuando, pero a la vez está intentando reducir su consumo en el futuro. Esto significa que 1 de cada 4 es flexitariano, mientras que el 1% restante es vegano.

En otro de los resultados obtenidos por la encuesta digital, se sostiene que para enfrentar la inflación, el 50% de las personas encuestadas reconoce que compran las ofertas que se encuentran en los supermercados y compran solo los alimentos que van a consumir en el corto plazo.

Infografía Dieta

Para el 95% de los encuestados la preparación más habitual de los alimentos que consume es la cocción en casa, en la que se prioriza frente a alimentos precocinados como pizzas, congelados listos para usar, preparados o cocinados fuera de casa (pedidos por delivery) o que no necesitan ser cocinados. En este caso el lugar más habitual para comer es la casa, al menos lo aseguró el 93%. Solo el 3% lo hace en su trabajo.

El 61,3% de los encuestados también señala que el consumo de carne es insustituible en su dieta. En este caso, es mayor la proporción de varones que suscribe esta afirmación que la de mujeres:  69,1% y 52,2% respectivamente. Y si bien el 65% de los consultados en promedio está de acuerdo con que comer carne es una práctica natural e indiscutible, otra vez se evidencia la diferencia marcada en el apoyo a esta afirmación conforme el género: 80% de varones frente al 58% de mujeres. Solo el 14% sostiene que se sentiría bien con una dieta sin carne.

Otro dato que reveló el análisis del consumo de los argentinos fue que el 32% de los encuestados aseguraron comer alimentos más de la cuenta 1 o 2 veces a la semana, en tanto que el 15% restante afirmó hacerlo durante todos los días.

El 20% de los argentinos está “muy en desacuerdo” con la idea de que matar para comer es algo indispensable para vivir y el rechazo se hace particularmente explícito entre los jóvenes de 15 a 24 años, quienes se oponen a la idea, el 41%. Como dato adicional, los varones están “muy de acuerdo” con esta afirmación en un 28% (lo que duplica el porcentaje de mujeres que acuerdan con la idea).

El tipo de carne más consumida este año fue la vacuna, con el 48%, seguida por la carne aviar con el 36%. Este dato refiere solo a la cantidad, no a la frecuencia en la que el pollo se consume con más frecuencia diaria.

Solo el 5% de chicos y adolescentes sigue una dieta saludable

Según el informe de la Fundación, la práctica más común para consumir menos carne es la de comer porciones más chicas de carne (35% de los entrevistados, al menos, indicaron haberlo hecho). En este sentido, el 28% manifestó que sustituyó la carne por vegetales y alimentos basados en plantas (como hamburguesas o salchichas) o que selecciona un día en el que no consume carne. Estas prácticas son más comunes en las ciudades de más de 100 mil habitantes: 34% y 30% respectivamente (frente a 18% y 24% en las ciudades de menos de 10 mil habitantes).

En este caso, el 22% sostuvo que solo consumiría una dieta a base de plantas o productos vegetales que podrían reemplazar a la carne convencional cuando el aporte nutricional de estos alimentos sea igual o mejor que el de la carne. El apoyo a esta afirmación es significativamente menor entre quienes no tienen el secundario completo (14% frente al 24% de quienes tienen estudios universitarios). Poco apoyo tiene la idea de que para consumir estos alimentos vegetales deben tener un sabor prácticamente igual al de la carne ya que solo el 11% se manifestó afirmativamente en este sentido.

 Según el informe, las dos opciones que más eligieron las personas para cuidar su cuerpo son hacer ejercicio (43%), y cuidar la propia alimentación (40%). La diferencia más notable es la de género, ya que los varones eligen la primera opción en un 51%, frente al 40% por parte de las mujeres. En cambio, las mujeres eligieron cuidar su alimentación en un 44% frente al 35% de los varones que optaron por esta práctica.