jueves 08 de diciembre de 2022
SOCIEDAD un negocio que crece

Ya hay más de siete mil departamentos de alquiler temporario para los turistas

Son una opción económica para los visitantes y un refugio ante la crisis para los propietarios. La ocupación llega al 60 por ciento durante todo el año. Polémica con empresarios hoteleros.

23-06-2013 06:24

Mientras la caída del turismo internacional continúa afectando cada vez más a los hoteles porteños, todavía queda un rubro de alojamiento que resiste la crisis: los alquileres temporarios de departamentos amueblados se convirtieron en una opción tentadora tanto para turistas como para propietarios. La cámara que los agrupa registra cerca de 7 mil unidades en la Ciudad, pero se espera que el número llegue a 9 mil cuando comience la temporada alta.

La Asociación de Agencias y Propietarios de Inmuebles de Alquiler Temporario de la Ciudad de Buenos Aires (AAPIAT) contabiliza los departamentos ofrecidos por agencias e inmobiliarias pero no de los que ofrecen por su cuenta los propietarios, por lo que el número podría ser aún mayor.
Para los turistas, el sistema tiene varias ventajas por sobre los hoteles: mayor comodidad y privacidad, cocina a disposición y, sobre todo, un precio más económico. Si bien las tarifas varían según la zona y el tamaño, un monoambiente en Palermo se consigue por $ 400 por día. Si se paga en dólares, el monto ronda los US$ 60.

La comparación deja muy atrás a los alojamientos tradicionales. Según la Dirección de Estadísticas y Censos porteña, el costo promedio para un huésped en un hotel de una o dos estrellas es de $ 233,2 diarios. En un tres estrellas, el número asciende a $ 293,2. Y si se opta por un hotel boutique, el precio sube a $ 542,9.

El dueño, por su parte, obtiene una ganancia de hasta un 8 % anual. Aunque, hace unos años, con el dólar más alto, las agencias calculaban una rentabilidad de hasta el 14 %. “Hoy muchos propietarios optan por este sistema para cubrirse de la volatilidad económica del país. Con la inflación y la evolución del precio del dólar, prefieren no quedarse atados a un contrato de alquiler por dos años”, explican desde la AAPIAT.

Las agencias suelen cobrar del 15 al 20 por ciento sobre el precio pedido por el propietario por conseguir clientes y manejar la reservaciones. Pero es el dueño el que se ocupa de hacer el “check-in” y “check-out” de los huéspedes, de dejar limpio el lugar y de los arreglos domésticos.

En promedio, se calcula que los temporarios tienen una ocupación de entre el 50 y el 60 por ciento según la época del año y el tipo de inmueble. “En unidades de pocos metros cuadrados, en Recoleta, Palermo y el Centro, hoy es imposible encontrar lugar para la semana que viene. En departamentos más grandes, para más de seis personas, la ocupación ronda el 30 %. Pese a eso sigue siendo conveniente: la tarifa por mes es de más de $ 13 mil”, explica Iván Garber, Gerente Comercial del portal Mis Apartamentos (www.misapartamentosenbuenosaires.com).

El auge del sistema despertó las protestas de algunos hoteleros que lo ven como una competencia desleal. “No cumplen con la misma carga impositiva que los hoteles y así tienen cien por ciento de ganancia pura”, argumenta Mariana Alfaro , una consultora del sector. “No es lo mismo un departamento que una habitación de hotel. El arrendamiento temporario está contemplado dentro de la ley de alquileres. Lo único que difiere es el tiempo de uso y que se ofrece con muebles”, responden desde AAPIAT.

 

Visitas multitudinarias

Durante el fin de semana largo, la Ciudad recibió 125 mil turistas, que gastaron en cuatro días 158 millones de pesos, según calculó el Observatorio de Turismo porteño.

El 75,6 % de los visitantes llegó desde el interior del país. El resto vino del exterior, pero gastó casi el doble por día que los argentinos (unos $ 668). Tentados por el tipo de cambio favorable, la mayor parte de los turistas internacionales llegó desde Brasil y Uruguay. La estadía promedio fue de tres noches.

“El contexto inflacionario argentino tiene un impacto directo en la caída del turismo receptivo internacional para el país. Pese a eso, tuvimos una respuesta multitudinaria a la convocatoria de actividades que hemos generado desde la Ciudad, muchas de ellas compartidas con representantes del sector hotelero y gastronómico porteño”, indicó Hernán Lombardi Ministro de Cultura y Presidente del Ente de Turismo porteño.

En esta Nota