viernes 24 de septiembre de 2021
TECNOLOGíA Batalla Tecno
08-06-2020 17:25
08-06-2020 17:25

Donald Trump instaló ‘la grieta’ en Silicon Valley

Facebook, Twitter y Snapchat, entre otras plataformas, se enfrentan por los dichos del presidente estadounidense y toman posición al respecto.

08-06-2020 17:25

Silicon Valley es una región del estado de California, Estados Unidos, que suele ser descrita como “la Meca de la tecnología”. Apple, Facebook y Google, solo por nombrar algunas de las empresas multimillonarias que se establecieron allí, trabajan a diario para desarrollar nuevos avances que ayuden a personas de todo el mundo a vivir mejor. Por lo general, esa es la imagen que se suele tener de Silicon Valley pero en las últimas semanas esa imagen se rompió. 

Visto desde Argentina se podría decir que “la grieta” llegó hasta los principales magnates tecnológicos y el culpable de generarla fue Donald Trump. De un lado, junto al presidente, quedó Mark Zuckerberg. Del otro todos los demás: Jack Dorsey, CEO de Twitter, Evan Spiegel, CEO de Snapchat, Daniel Ek, CEO de Spotify y varias compañías como Netflix o Amazon que tomaron la decisión de criticar, con distintos niveles de confrontación, al mandatario. 

La pelea es tan notoria que Nick Bilton, un reconocido columnista estadounidense que trabajó en medios como Vanity Fair y The New York Times, llegó a escribir que “Facebook se convirtió en la red social para las personas de derecha mientras que Twitter y Snapchat son las aplicaciones elegidas por la izquierda”. Es difícil saber si esto es cierto pero lo que es comprobable es que los líderes de cada app tomaron partido por un lado o por el otro. 

 

Donald Trump ataca Zuckerberg 20200528

 

Quien “lanzó la primera piedra” fue Jack Dorsey. Twitter tomó la decisión de etiquetar tweets que puedan contener noticias falsas y varios realizados por Donald Trump fueron advertidos. Eso generó la furia del presidente que terminó aprobando un decreto para limitar las libertades de las plataformas tecnológicas. La confrontación entre ambos continuó escalando y el último episodio se originó por un video de Donald Trump que la red social borró por no respetar la Ley de Derechos de Autor. 

“Twitter quitó un video realizado por mi equipo de campaña que mostraba empatía por quienes protestan (NdR: aquellas personas que se manifiestan en Estados Unidos luego del asesinato de George Floyd en Minneapolis) de manera pacífica. Están peleando por los Demócratas Radicales de Izquierda y su censura es ilegal”, escribió el mandatario cuya cuenta oficial tiene 82 millones de seguidores. Lejos de quedarse callado, Dorsey respondió directamente a él: “Lo que dice no es cierto y no es ilegal. Fue quitado porque recibimos quejas con respecto a los Derechos de Autor que resultaron ser ciertas”. 

 

 

Más allá del hecho puntual, la disputa entre ambos quedó establecida y, por primera vez, de manera pública. Pero Dorsey no fue el único. Evan Spiegel, de Snapchat, también realizó declaraciones contra Trump al anunciar que ya no promocionarán la cuenta del presidente, la cual tiene un millón y medio de seguidores. “Simplemente no podemos promocionar cuentas en Estados Unidos que estén asociadas con personas que promueven la violencia racial, tanto dentro como fuera de nuestra plataforma. Nosotros estamos con aquellos que optan por la Paz, el Amor y la Justicia”, aseguró en un memo que fue distribuido entre las empleados. Además, Rachel Racusen, agente de prensa de la empresa, señaló en público: “No promocionamos más la cuenta del Presidente porque no amplificamos voces que incitan a la violencia racial y a la Injusticia dándoles promoción gratis en nuestra plataforma”. 

La decisión también generó tensión con el equipo de Donald Trump y el encargado de contestar fue Brad Parscale. “Están intentando manipular las Elecciones del 2020 al suprimir al Presidente Trump”, indicó en un discurso que dio luego de conocerse la información. 

Mark Zuckerberg se alinea con Trump en su pelea contra Twitter

Otro CEO que tomó medidas fue Daniel Ek, de Spotify. En su caso no fue tan frontal pero sí emitió una carta en la cual anunciaba que la plataforma de streaming musical contará con pistas en silencio que durarán 8 minutos 46 segundos, el mismo tiempo que el policía de Minneapolis apoyó su rodilla contra el cuello de George Floyd hasta matarlo. "Vamos a utilizar el poder de nuestra plataforma para posicionarnos junto a los creadores negros, amplificar sus voces y acelerar una conversación significativa y un cambio muy necesitado desde hace tiempo", comienza el escrito. Y continúa: "No es un momento para quedarse callados y Spotify permanece junto a la comunidad negra. Mientras nuestro apoyo continúa evolucionando esperamos que estos primeros pasos y acciones ayuden a hacer que las conversaciones avancen, se promocionen alianzas más profundas y lleven a unos cambios positivos y duraderos".

 

Square And Twitter CEO Jack Dorsey Speaks At Empowering Entrepreneurs Event

 

Un comunicado similar emitió Netflix para posicionarse del mismo lado que Spotify. “Tenemos una plataforma, y tenemos el deber hacia nuestros miembros, empleados, creadores y talentos de la comunidad afroamericana de alzar la voz”, aseguran desde la compañía. 

En la vereda del frente, junto a Donald Trump, el único que hizo pública su alineación con él fue Mark Zuckerberg. El dueño de Facebook dio una entrevista televisiva -poco común en él- ni bien comenzaron los enfrentamientos en la cual aseguró que ellos no seguirán el camino de Twitter con respecto a los posteos de Trump. “No creo que debamos ser árbitros de la verdad”, dijo Zuckerberg. 

Esto le generó varios problemas incluso dentro de su compañía. “Fuck Zuck” (a la mierda con Zuck) se llegó a escuchar dentro de la empresa al mismo tiempo que los empleados de Twitter demostraban su orgullo por el camino que había elegido su líder. El dueño de Facebook terminó organizando una charla con sus trabajadores para explicarles su postura pero eso no bastó y las manifestaciones internas continuaron. En las últimas horas un memo “no oficial” y “sin comprometido” señala que la plataforma podría repensar su actitud con respecto a los dichos que se llevan a cabo. La acción fue vista como un cese ante la presión realizada sobre Zuckerberg aunque éste último tampoco aseguró que vaya a cambiar de opinión. 

En las próximas semanas y meses se observará si los usuarios responden a estas peleas que ocurren en Silicon Valley y si escogen las apps que utilizan según la postura política de los CEOs. Por lo general ellos solían tomar posturas neutras para no espantar seguidores. “Los Republicanos también compran zapatillas”, dijo Michael Jordan en la década de 1990 cuando le preguntaron por qué no apoyaba candidatos a corde a su ideología. Lo mismo solían pensar los magnates tecnológicos de la actualidad pero, en pocos días, Donald Trump logró que eso cambiara.