miércoles 14 de abril del 2021
ACTUALIDAD Pandemia
12-03-2020 11:21

Coronavirus: cómo afecta el COVID-19 a nuestras mascotas

Semanas atrás se descubrió que el perro de una paciente en Hong Kong estaba infectado. Qué dice la Organización Mundial de la Salud.

12-03-2020 11:21

Los casos de personas con COVID-19 aumentan en el mundo y una de las dudas que también crece es si las mascotas y animales de compañía pueden contagiarse. La inquietud se desató semanas atrás luego de que se descubriera que el perro de una mujer enferma en Hong Kong estaba contaminado. A este hecho se le sumó la creencia, sin confirmar, de que el coronavirus habría sido contagiado en China a humanos por animales salvajes.

"En la actualidad, no hay evidencia de que los animales de compañía o mascotas, como perros o gatos, puedan infectarse con el nuevo coronavirus", informó el portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tarik Jasarevic, días atrás para descartar los rumores. En rigor, fuentes del ministerio de Agricultura, Pesca y Protección del Medioambiente de China confirmaron que el perro en cuestión no presentaba síntomas, aunque las "muestras recogidas en la cavidad nasal y oral dieron positivo, en niveles muy bajos, a la COVID-19".

Cuarentena preventiva por coronavirus: a quiénes alcanza y en qué consiste

Según detallaron, la dueña del animal dio positivo y hasta hace días atrás se encontraba en cuarentena. En tanto, su mascota fue aislada en un centro de acogida. En este marco, desde el territorio del sureste de China concluyeron que mientras que no hay evidencia de que las mascotas puedan ser una fuente de infección, sí pueden dar positivo por pequeños niveles del patógeno si se contagian de sus dueños. Ante esto, el ministerio de Hong Kong dispuso que los animales de compañía de las personas infectadas permanezcan aislados durante dos semanas, al igual que los humanos.

Las consecuencias del avance de los contagios en humanos ya se hacen notar entre canes, felinos y otros compañeros. Los falsos rumores en las redes sociales sobre el riesgo de que sean transmisores habrían llevado a algunos habitantes de la ciudad de Wuhan, epicentro del virus, a deshacerse y abandonar a muchos animales. A ellos se le sumaron en los últimos meses los propietarios que suplican a quienes se han quedado en la ciudad que se encarguen de de sus mascotas, ya que no pueden regresar.

Coronavirus: consejos para adultos mayores y población en riesgo

Es que, según datos de la agencia AFP, muchos partieron en masa durante las vacaciones del Año Nuevo Lunar, casi al mismo tiempo en que estalló la epidemia, lo que llevó a las autoridades a aislar a Wuhan del resto del país, lo que incluye a sus 11 millones de habitantes y al resto de la provincia de Hubei. "¡Por favor, ayúdame alimentando a mi gato!", fue el grito de alarma el 30 de enero de un usuario de la red de microblogs Weibo (el equivalente a Facebook china) que ilustra la preocupación de muchos "exiliados". 

En este marco, el hashtag "salvar a las mascotas que quedaron en Wuhan" se convirtió en los últimos meses en el tercero más frecuentado en la red social, con millones de pedidos y consultas por parte de quienes no pueden ir a sus casas y solicitan voluntarios que se ocupen de sus compañeros. Además, se creó un grupo de la Asociación de protección de pequeños animales, con más de 2.000 miembros, para movilizar a las personas que quieran encargarse de alimentarlos. 

AB/FeL

En esta Nota