miércoles 25 de mayo de 2022
ACTUALIDAD Defensa de la mujer
26-11-2021 19:56

El Gobierno y referentes artísticos firmaron un protocolo para erradicar la violencia de género en teatro y TV

Asociaciones empresarias y de artistas firmaron el acuerdo que garantizará un lugar de trabajo en las artes escénicas sin acoso y con mecánicas para erradicar las distintas formas violencia contra las mujeres y disidencias

26-11-2021 19:56

El Gobierno y referentes del mundo artístico firmaron un protocolo para prevenir y erradicar la violencia de género en todas su formas en el ámbito del teatro y la televisión.

“El gran paso que hemos dado es entender que las violencias por motivos de género existen en todos los ámbitos en los que nos desarrollamos”, señaló la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, uno de los funcionarios del gabinete nacional presentes en el encuentro de este viernes en el que se firmaron dos protocolos para el abordaje, la prevención y la erradicación de la violencia y el acoso en el ámbito laboral de las Artes Escénicas y la Televisión.

Proponen condenar como violencia económica contra las mujeres al no pago de la cuota alimentaria

“Este protocolo es parte de ese camino, porque implica reconocer que necesitamos tomar acción también en este sector y que para dar respuesta y prevenir las violencias debemos involucrarnos todas, todos y todes desde cada espacio que ocupemos”, agregó la funcionaria.

Entre los objetivos de la medida se destacan la consideración de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo "como una violación de los derechos humanos y como una amenaza para la igualdad de oportunidades y el trabajo digno", además de que refleja la necesidad de adoptar "un enfoque inclusivo e integrado" que tenga en cuenta "los estereotipos de género, las formas múltiples e interseccionales de discriminación y el abuso de las relaciones de poder por razón de género".

protocolos 20211126
Los funcionarios del gabinete nacional Elizabeth Gómez Alcorta, Claudio Moroni y Tristán Bauer.

Por el lado oficial, del encuentro a su vez participaron ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Claudio Moroni, quien celebró el avance que implica la medida, y el ministro de Cultura Tristán Bauer, quien destacó los encuentros y el diálogo entre el Estado y las asociaciones actorales para lograr la normativa. 

Asimismo, Bauer hizo hincapié en la importancia de la Ley Micaela, inspiradora del protocolo que “va en ese sentido y ayuda a una transformación social” en pos de erradicar la violencia contra las mujeres y disidencias.

Seis mujeres por hora son asesinadas por hombres en todo el mundo

Entre los firmantes por la parte empresaria, estuvieron presentes la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales y Musicales (AADET), la Asociación de Teleradiodifusoras Argentinas (ATA), y la Cámara Argentina de Productoras Independientes de TV (CAPIT). Y, desde el sector sindical, participó la Asociación Argentina de Actores (AAA) y la secretaria de Cultura, Constanza Maral.

"Cuando nuestro gobierno ratifica una medida tan importante, estamos todos más alineados para conseguir ese mundo mejor que soñamos", expresó Alejandra Darín, presidenta de la AAA. "Es bueno ser parte de esa lucha, poder mirarnos a los ojos y dignificar el trabajo que hacemos", añadió.

protocolos 20211126
Carlos Rottemberg, titular de la AADET, celebró la medida como un "programa" para ser "reproducido, no sólo por el mundo artístico sino por toda la sociedad", y agradeció el trabajo de todas las partes involucradas.

Objetivos del protocolo

  • Promover un ámbito de trabajo donde se priorice la dignidad y la igualdad de todas las personas que allí se desempeñan, cualquiera sea su rol o vínculo contractual.
  • Desarrollar acciones tendientes a erradicar cualquier tipo de violencia y acoso en el trabajo.
  • Concientizar a trabajadores y empleadores en la importancia de colaborar con las víctimas para su denuncia.
  • Promover acciones de sensibilización y prevención.
  • Evitar la revictimización de las personas afectadas y se encuadra a la violencia y el acoso en el mundo del trabajo como una violación de los derechos humanos y como una amenaza para la igualdad de oportunidades y el trabajo digno.